Es normal escuchar risas en los diferentes pisos de Kadima; la alegría que emana de las actividades que se realizan en la institución es una invitada que siempre se hace presente.

Pero la mañana del 10 de julio de 2017 las sonrisas se habían multiplicado por la presencia de Aish. Olga Senado, presidenta del Comité de Aish; señaló que es la primera vez que organizan un curso de verano; por lo que tienen contemplada una semana repleta de actividades y mucho aprendizaje.

Olga Senado, Elena Maya, Etty Shamosh, Miriam Picasso, Sara Romano, Tessi Kanner y Mónica Amkie diseñaron una semana llena de actividades de sensibilización y concientización para el grupo de 35 niños que tienen un rango de edad de entre 7 a 12 años; los niños visitarán a Fundación DB, Presencia Animal (refugio para animales), Yesod Haolam (casa hogar), Libeinu (casa de la tercera edad) y al Chevra Hatzalah.

“Es muy importante que los niños descubran desde pequeños que la ayuda no siempre tiene que ser monetaria, sino que también pueden brindar parte de su tiempo al convertirse en voluntarios y por eso es fundamental hacer campañas de sensibilización”, señaló Olga Senado.

Debido a ello es que Kadima fue la primera institución que visitó Aish.

La mañana comenzó con una breve bienvenida a cargo de Lily Margolis, Directora General de Kadima, Gloria Romano, Inés Chayo y Gabriela García así como de los integrantes Carlos Cohen y Rivke Elías.

Posteriormente iniciaron las rotaciones, un grupo de niños se quedó en el área de Palabritas y disfrutaron de las dinámicas musicales con los niños más pequeños que hay en Kadima.

Otros más permanecieron en el salón de usos múltiples para participar en una dinámica de sensibilización; organizados en pares tenían la tarea de formar una palabra con las letras en desorden que les habían entregado previamente; esto aumentaba de dificultad porque uno de ellos tenía los ojos vendados y el otro tenía una mano atada. El objetivo era que los participantes sintieran que en ocasiones es más complicado realizar ciertas tareas y así desarrollar empatía con las personas con discapacidad además de que se visualizan que con los apoyos necesarios se pueden realizar las actividades exitosamente.

El tercer grupo bajó a la cocina para apoyar en la elaboración de los alimentos que posteriormente serían compartidos por todos; mientras que los dos equipos restantes trabajaron de la mano con nuestros integrantes en la maquila de cajitas para la empresa “Bendita Paleta” y las etiquetas para las playeras “Sector de México”.

Al final del día, después de que todos participaran en las diferentes dinámicas, compartieron un pequeño lunch y un rico pastel mientras en la pantalla se mostraban imágenes de las últimas actividades que se han realizado en Kadima. Los niños expresaron los sentimientos que habían experimentado en esta visita a Kadima y se mostraron muy contentos de haber conocido más de cerca a las personas con discapacidad; se despidieron con el pensamiento de algún día ser voluntarios en nuestra institución.

¡Muchas gracias por su visita!

Hagamos juntos Kadima”

Compartir
Artículo anteriorBDS en México y América Latina pide a CEMEX romper lazos con Israel
Artículo siguienteHomenaje a judíos que rescataron judíos durante el Holocausto, por parte de Bnei Brith

Kadima es una asociación civil que tiene como propósito principal la inclusión y participación activa de niños, jóvenes y adultos con necesidades especiales y/o discapacidad, en cinco diferentes ámbitos: familiar, educativo, laboral, comunitario y social.

Kadima es una institución líder en el área de discapacidad, cuyos objetivos se centran principalmente en defender la equidad, la igualdad de trato y oportunidades, el respeto hacia las diferencias y la libre manifestación de la diversidad.

Su misión es la de promover el crecimiento e independencia para personas de todas las edades con necesidades especiales y/o discapacidad, creando oportunidades de inclusión y participación comunitarias en un marco de dignidad y respeto que les permita alcanzar su máximo potencial, autodeterminación y autonomía personal.