La celebración de Purim no pasó desapercibida en el Colegio Atid, en donde se llevaron a cabo diversos festejos en todas las secciones de la institución. Cada uno de ellos tuvo el objetivo de reforzar la identidad judía de los estudiantes al tiempo de promover la sana convivencia entre ellos.

Meses antes, las mamás de la asociación de padres comenzaron los preparativos para su puesta en escena anual. El día 8 de marzo, “Purim at the Chocolate Factory” estrenó con funciones para invitados, mismas que sirvieron para recaudar fondos para la fundación Yad Hayeshua. Dos días después, las diferentes secciones de estudiantes disfrutaron la presentación del clásico cinematográfico adaptado a la historia de Purim. La producción, como cada año, fue espectacular y dejó a todos los asistentes con buen sabor de boca.

Los pequeños de preescolar realizaron Shabbat de manera colectiva y crearon manualidades con sus maestras, antes de participar en un divertido desfile para mostrar sus disfraces. El día culminó con un intercambio de Mishloaj Manot entre ellos. La celebración de primaria fue un poco más elaborada, y es que además de contar con su propio desfile e intercambio, los alumnos disfrutaron de una kermesse con diversos juegos.

Los estudiantes de High School iniciaron el día de celebraciones con una lectura de la Meguilá en el templo. Ellos también intercambiaron Mishloaj Manot antes de presentar sus disfraces en un concurso. Esta sección recibió como invitados al grupo teatral “La Improlucha”. La presentación consistió en teatro, música en vivo y lucha libre, mostrando las habilidades de cada actor para interpretar historias al momento e improvisar. La actividad fue muy dinámica, pues los alumnos fueron partícipes en todo momento y votaron por sus actuaciones favoritas.

En un día de juegos, teatro, convivio y reflexión, los miembros de la comunidad estudiantil del Colegio Atid aprendieron un poco más de lo que Purim representa y forjaron nuevas memorias gracias al esfuerzo de los maestros y padres de familia.