Unos 45 olim de la ex Unión Soviética sobrevivientes de la Shoá finalmente pudieron realizar ayer, lunes, la ceremonia de Bar y Bat Mitzvá que la Segunda Guerra Mundial les privó, y lo hicieron en un evento colectivo en el Kotel [foto].

Al término de la contienda global, los judíos se vieron obligados a ocultar su identidad durante el comunismo.

Los hombres se pusieron los tefilín y leyeron de la Torá, mientras que las mujeres tuvieron un servicio propio en el Salón de los Túneles.

El evento incluyó un recorrido por estos últimos, con sus familiares, y finalizó con una cena conjunta.

El emotivo evento fue patrocinado por la Fundación del Legado del Muro Occidental, la Oficina para la Igualdad Social de Israel y la Sociedad Internacional de Cristianos y Judíos patrocinó la ceremonia.

No hay comentarios

Leave a Reply