El régimen de Nicolás Maduro ha hecho de la judeofobia, que ya estaba presente en la época de Hugo Chávez, una seña de identidad. El informe sobre libertad religiosa elaborado por el Departamento de Estado de EEUU recoge diversos episodios en los que dirigentes y medios de comunicación chavistas recurren a la propaganda antisemita. Así lo reseña alnavio.com

No sólo las Iglesias cristianas son objetivo del acoso del gobierno de Nicolás Maduro (Ver más: El régimen de Nicolás Maduro atenta contra la libertad religiosa de católicos y evangélicos). Los judíos venezolanos están siendo señalados por constantes mensajes antisemitas por parte de dirigentes del régimen chavista y por los medios de comunicación que este controla. La judeofobia de las autoridades de Venezuela ha sido destacada en el capítulo dedicado a ese país en el informe Libertad Religiosa Internacional del Departamento de Estado de Estados Unidos. Ejemplo de ello es que, según las denuncias recogidas, desde el oficialismo en ocasiones se negó o trivializó el Holocausto.

Representantes de la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela (CAIV) dijeron a los autores del documento que, para evitar las acusaciones de antisemitismo, en algunas ocasiones dirigentes del régimen y los medios gubernamentales sustituyen el término “judío” por el de “sionista”. Ejemplo de ello es lo que le ocurrió al exalcalde del municipio El Hatillo David Smolansky, conocido miembro de la comunidad judía venezolana y político opositor que tuvo que huir del país en septiembre del año pasado. En agosto el Tribunal Supremo de Justicia, controlado por el régimen de Maduro, le había condenado a 15 años de prisión bajo la acusación de incitar a la violencia en el transcurso de las protestas que tuvieron lugar de mayo a julio.

Desde la CAIV, según recoge el informe, consideran que la judeofobia es uno de los elementos determinantes de las acciones del régimen contra Smolansky. La organización aportó a los autores del informe documentación en la que los medios de comunicación chavistas se referían al político opositor como un “agente sionista”.

La ciudadana venezolana Deborah Goldberg Solomovic se enfrentó verbalmente en Australia a la hija de Jorge Rodríguez, exalcalde del municipio Libertador y miembro del oficialista PSUV, a la que reprochó su lujoso modo de vida. Las imágenes fueron grabadas en un vídeo que rápidamente se volvió viral en las redes sociales. Rodríguez publicó un mensaje en Twitter en el que afirmaba: “Deborah Goldberg Solomovic, que es judía, le hizo a mi hija lo que los nazis le hicieron a sus abuelos”. Como señalan en numerosas obras y conferencias autores expertos en judeofobia como Pierre-André Taguieff y Gustavo Perednik, la equiparación de judíos y nazis es uno de los recursos más habituales de los antisemitas contemporáneos.