La representación de las comunidades judías en Alemania alertó hoy de la difusión del antisemitismo desde la opositora y ultraderechista Alternativa por Alemania (AfD), y reconoció una “cierta preocupación” entre los judíos germanos.

El presidente del Consejo Central de los Judíos de Alemania, Josef Schuster, advirtió ante la prensa de que hay ciertas “líneas rojas” que se han “sobrepasado” en los últimos tiempos en relación con los judíos y que la AfD tiene un papel decisivo en ello.

“Lo que creo que ha cambiado es que hay ciertas líneas rojas, es decir, atreverse a decir ciertas cosas, a veces a hacerlas, que durante mucho tiempo no se sobrepasaron”, adujo Schuster antes de advertir que el primer partido de la oposición alemana tiene la responsabilidad de que no se respeten esas normas.

Schuster puso como ejemplo expresiones difundidas en los últimos meses por políticos de la AfD, como cuando el año pasado un líder del partido, Björn Höcke, tachó de “vergüenza” el monumento a las víctimas del Holocausto en Berlín.

O la reciente expresión de otro líder del partido, Alexander Gauland, quien afirmó que “Hitler y los nazis son sólo una cagada de pájaro” en la historia del país, aunque posteriormente aseguró que no quiso minimizar al nazismo.

“Precisamente es con esos comentarios como se sobrepasan las líneas rojas y cuando eso se puede decir en la alta política, por qué no se va a aceptar que se comente en internet”, se preguntó Schuster.

El responsable del Consejo Central de los Judíos alemanes agregó: “sucesos actos antisemitas se han dado en los últimos meses, eso es un hecho y no podemos no reconocerlo”.

No obstante, consideró que las estadísticas indican que “el número de gente con prejuicios antijudíos no ha cambiado. Si se miran los datos desde hace años, casi se puede decir desde hace décadas, hay estadísticas que dicen que casi un 20 %, es decir, uno de cada cinco alemanes, tienen reservas hacia el judaísmo o los judíos”.

“Parece que esta cantidad no ha variado”, admitió Schuster, quien estimó que la comunidad judía oficialmente reconocida como tal y registrada como tal asciende en la actualidad a unas cien mil personas.

“Claro que hay cosas positivas, pero lo que pasa es que los sucesos negativos llegan a los titulares informativos. Si vemos la evolución de la vida judía en Alemania desde 1990 solo puedo decir que es claramente positiva”, resumió.

Reconoció que en las comunidades judías alemanas “hay una cierta preocupación pero se intenta continuar con la vida normal; solo se es consciente de dónde se han guardado las maletas”, citó en relación a una eventual tentación de abandonar el país.

No obstante quiso diferenciar la situación en Alemania con la observada entre la comunidad judía en Francia, donde ha habido una tendencia destacada a abandonar el país con destino a Israel como consecuencia del incremento de ataques antisemitas.

“La vida judía se ha vuelto a hacer visible en Alemania, no solo en Berlín, y se ve en la construcción de centros comunales, sinagogas”, mencionó Schuster, quien agregó: “Veo, tengo que reconocerlo, acontecimientosnegativos que vienen de fuera pero no un peligro agudo para la vida judía en Alemania.

Los sucesos antisemitas han proliferado en los últimos meses en Alemania, y el pasado abril hubo una movilización en Berlín de políticos y medios de comunicación tras el ataque sufrido en la capital por un joven israelí no judío que llevaba una kipá y al que golpeó con un cinturón un refugiado sirio de 19 años.

El propio Schuster desaconsejó tras ese suceso, y por razones de seguridad, el uso de la kipá por las calles de las ciudades alemanas.