Valladolid acogerá, a principios de junio, una reunión a la que están invitados todos los ayuntamientos que cuentan con un pasado judío y vestigios culturales, patrimoniales o arqueológicos. El objetivo del encuentro es conocer el grado de interés de los municipios por conformar la Red de Juderías de Castilla y León, un proyecto impulsado desde Burgos al amparo de la Junta.

El alcalde de Castrillo Mota de Judíos, Lorenzo Rodríguez, reconoce que se está avanzando pero «los principios son duros». El proyecto inicialmente apostaba por crear un itinerario sefardí en la provincia de Burgos y, de hecho, se contaba ya con una propuesta para crear una asociación de municipios, se habían diseñado los estatutos y marcado las pautas par comenzar a trabajar. Solo quedaba que los ayuntamientos, que ya habían mostrado su intención de adherise, aprobasen formalmente el proyecto en sesión plenaria.

Sin embargo, la iniciativa llamó la atención de la Junta de Castilla y León cuando Rodríguez se la presentó y el itinerario sefardí se convirtió en un proyecto para crear la Red de Juderías de Castilla y León. En la región Ávila, Segovia y León forman parte de la Red de Juderías de España, pero alrededor de 300 municipios, más pequeños, también cuentan con vestigios de su pasado judío, de ahí la propuesta regional.

A finales de abril se mantuvo una primera reunión de contacto, ha explicado el alcalde, con presencia de los técnicos de cultura o turismo de las grandes ciudades de Castilla y León. El encuentro sirvió para ir marcando prioridades y planteando propuestas de gestión. Ahora queda pendiente un encuentro con la Red de Juderías de España para coordinar actuaciones y evitar «duplicidades».

Y la reunión con los municipios en junio, para que se vayan comprometiendo con el proyecto. Lorenzo Rodríguez ha asegurado que ya tienen una propuesta de estatutos para la asociación, pero cabrían matizaciones. «Queda mucho camino por recorrer», reconoce el primer edil, si bien confía en que la iniciativa esté en marcha, de manera efectiva, para el mes de agosto.

Mientras, Castrillo Mota de Judíos aprovecha sus contactos con la comunidad judía internacional para conseguir apoyos. Entre ellos, la Embajada de Panamá, además del Centro Sefarad-Israel de Madrid, que está volcado con todas las iniciativas que desarrolla el municipio burgalés.

Avanzando

Lorenzo Rodríguez ha recordado que, en breve, comenzará la segunda fase de las obras del Centro de Recuperación de la Memoria y la Cultura Sefardí, en la que se invertirán 18.000 euros para concluir la planta superior y realizar la cubierta. Igualmente, la empresa Acitores, Organería y Arte, será la encargada de construir el órgano positivo de estilo siglo XVI o principios del siglo XVII, que se ubicará en la iglesia parroquial.