Diario Judío México - El presidente de Israel, Reuvén Rivlin, obsequió en Jerusalén al canciller de Austria, Sebastian Kurz, una copia del documental “Testimonio” sobre el asesinato de judíos durante la Segunda Guerra Mundial en el pueblo austríaco de Lansdorf.

“Estamos entrelazados no solo por el presente y el futuro, sino por supuesto debido al terrible pasado del Holocausto”, le dijo Rivlin al canciller en el momento de la entrega, recordando a los alrededor de 60.000 judíos austríacos que fueron asesinados bajo el nazismo.

“El sufrimiento de nuestro pueblo en el Holocausto sigue siendo un tema central en la vida judía e israelí y es expresado en el arte, el cine, la literatura y la cultura”, señaló el jefe del Estado.

Kurz, de visita oficial en Israel reiteró su compromiso en la lucha contra el antisemitismo, y afirmó que mantendría “las calles de Austria seguras” para la comunidad judía, además de manifestar su apoyo a Israel en materia de seguridad.

Rivlin resaltó que es imposible aceptar “posiciones racistas o antisemitas incluso en el mundo complejo de hoy”, y subrayó la importancia de fortalecer las relaciones y la cooperación entre ambos países.

Kurz se reunió con el primer ministro, Biniamín Netanyahu, encuentro en el que destacaron que los intercambios comerciales de ambas naciones están en aumento y que el turismo se encuentra en “su punto álgido”.

Recorrió la Ciudad Vieja de Jerusalén y visitó el Muro Occidental o “Kotel” (conocido como en el mundo gentil como Muro de los Lamentos), situado el parte oriental de la ciudad, liberada de la ocupación jordana durante la Guerra de los Seis Días, en 1967, por lo que no suelen estar en la agenda de visitas de los dirigentes europeos.

Netanyahu animó en su cuenta de Facebook a los líderes europeos que tengan previsto viajar a Israel a emular al austríaco.

Kurz visitó también el Museo del Holocausto de Jerusalén (Yad Vashem) y firmó dos acuerdos: el primero para que esta organización pueda acceder a los Archivos Estatales de Austria para investigar, y el segundo para formar a educadores austríacos sobre este acontecimiento histórico.