5 puntos clave para entender el reciente conflicto en Israel

por Miguel Velázquez -
Comentarios | Comentar Visto Veces

Las tensiones entre israelíes y palestinos se han incrementado en Jerusalén. Esto es todo lo que debes saber para entender el más reciente conflicto en Israel



Miguel Velázquez / Diario Judío México

Durante las últimas semanas las tensiones se han elevado en la Ciudad Vieja de Jerusalén. Este 26 de julio un alto clérigo musulmán en Jerusalén dijo que los fieles no regresarán a un disputado lugar sagrado hasta que Israel retire las nuevas verjas y cámaras instaladas tras un ataque letal en el complejo.

La retirada de los detectores de metales instalados la semana pasada por Israel no es suficiente y se necesitan más medidas, explicó Ikrema Sabri, director del Comité Supremo Islámico. “Los rezos masivos en protesta seguirán hasta que se abran las puertas del recinto amurallado y se retiren las barreras metálicas y las cámaras de seguridad”, agregó.

Estas peticiones prepararían el escenario para un nuevo posible enfrentamiento antes de los rezos del viernes en la Explanada de las Mezquitas.

Al respecto Publimetro conversó con Ruben Taube, es guía de turismo certificado en Israel. Es graduado en Comunicación y Periodismo y en Literatura Comparada por la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Clave 1: El Monte del Templo como epicentro del conflicto.

Lo primero y más básico para entender el conflicto entre árabes e israelíes, es que, si el corazón del conflicto es Jerusalén; la arteria principal es el Monte del Templo (Haram el Sharif o Explanada de las Mezquitas, para los musulmanes).

Cerca del centro del Monte del Templo (cúpula dorada también conocida como “Domo de la Roca”) hay una roca. Para los judíos ese es el lugar donde Abraham estuvo a punto de sacrificar a Isaac, que luego fue el “Lugar Santísimo”, la parte más sagrada del Templo de Salomón; donde se guardaba el Arca de la Alianza con las Tablas de la Ley. Es el lugar más sagrado del mundo para los judíos (mucho más que el Muro de los Lamentos, cuya importancia proviene de su cercanía al Lugar Santísimo).

Para los musulmanes ese el el lugar desde el cual Mahoma subió al cielo a recibir las plegarias de Alá. El Corán cuenta que Mahoma subió a un caballo con alas, Al-Burak, que voló a la mezquita lejana. Luego, desde donde hoy está la cúpula dorada, subió al cielo.

Es el tercer lugar más sagrado del mundo para el Islam. Esto, después de Meca y Medina. Y aquí está la clave: exactamente el mismo punto, es sagrado para judíos y para musulmanes.

Clave 2: El Monte del Templo es un barril de pólvora que estalla a menudo.

El estallido de violencia actual es uno más en una larga serie que tiene como epicentro el Monte del Templo:

En 1929, uno de los primeros estallidos de violencia del conflicto árabe-Israelí, ocurrió cuando el Mufti de Jerusalén, Aj-Amin Al Husseini (principal autoridad musulmana en la ciudad, famoso porque un años después se alió con Hitler), dio un sermón Al Aqsa, acusando a los judíos de querer dañar la mezquita.

Como consecuencia en los días siguientes decenas de judíos fueron masacrados en Jerusalén, Gaza, Hebron, y Safed; entre otras. Varias comunidades judías fueron evacuadas por completo.

En 1996, Israel abrió una nueva salida para el túnel subterráneo que permite ver restos arqueológicos del Muro de los Lamentos. Los musulmanes lo interpretaron como una conspiración para derribar las mezquitas por debajo, hubo enfrentamientos que dejaron decenas de muertos.

En el año 2000, Ariel Sharon, entonces líder de la oposición parlamentaria subió a la Explanada de las Mezquitas con escolta policial. Los musulmanes lo tomaron como una afrenta y comenzaron a apedrear la delegación de Sharon. Así estalló la Segunda Intifada o Intifada de Al Aqsa, que dejó miles de muertos.

A fines del 2015, otra vez corrieron rumores entre los musulmanes que los judíos planeaban dañar las mezquitas y comenzó una ola de ataques con cuchillos. Cada tanto musulmanes salían a apuñalar judíos, para “defender a Al-Aqsa”.

Conflicto de 2017, también en torno al Monte del Templo

Y ahora otra vez, el lío es en torno al Monte del Templo. El viernes 14 de julio, tres musulmanes ciudadanos israelíes, entraron con armas al Monte del Templo y mataron a dos policías israelíes (de la minoría árabe druza, no judíos). La policía los abatió en el lugar.

Israel cerró por un día el acceso al Monte del Templo, abrieron al poco tiempo luego de instalar detectores de metales en las entradas, para controlar que nadie más pueda entrar portando armas. Los musulmanes en Israel, Palestina y otros partes, tomaron la instalación de detectores de metales como una gran ofensa al Islam. Esto provocó enfrentamientos con la policía que dejaron tres palestinos muertos. Mientras tanto, nuevos ataques de palestinos que apuñalaron civiles israelíes, por ahora han dejado tres muertos.

Clave 3: El Status Quo en el Monte del Templo.

Al terminar la Guerra de 1948, Jerusalén quedó dividida en dos. La parte occidental quedó del lado de Israel. La parte oriental, quedó del lado de Jordania, incluyendo toda la Ciudad Antigua, incluyendo el Monte del Templo. En 1967, durante la Guerra de los Seis Días, Israel conquista a Jordania la parte oriental y la ciudad queda reunificada bajo Israel.

A pesar de eso, el entonces Ministro de Defensa, Moshé Dayan decidió que la administración civil y religiosa del Monte del Templo la seguiría ejerciendo Jordania. Esto, mediante el “Waqef” jordano, la autoridad religiosa musulmana, encargada de custodiar los lugares santos. Israel se reservaba el control policial/militar del lugar.

Los detectores de metales no son el motivo de fondo del actual estallido de violencia. La lucha es por “quién pone las reglas”, “quién manda” en el Monte del Templo, si acaso el Waqef (los musulmanes) o el Estado de Israel (los judíos).

El Waqef se ha negado a que los musulmanes tengan que pasar por los detectores de metales y han organizado plegarias multitudinarias por fuera del Monte del Templo; que luego derivan en enfrentamientos violentos con la policía israelí. La pregunta es “quién da el brazo a torcer”, si los musulmanes acaban entrando igual por los detectores o si Israel los quita. Parece ser que Israel es quien cedió, porque han comenzado a desmantelar los detectores el lunes por la noche.

Clave 4: En el Monte del Templo no hay libertad de culto.

De las nueve puertas de entrada al Monte del Templo, una sola está habilitada para visitantes que no sean musulmanes. Turistas pueden entrar por dicha entrada solamente en horarios específicos que no interfieran con las plegarias de los musulmanes. A pesar de ser el lugar más sagrado del mundo para los judíos, los judíos tienen prohibido orar ahí. También está prohibido para cristianos o para miembros de cualquier religión, sólo se permite a los musulmanes.

Si un visitante no musulmán hace cualquier gesto que parezca a un rezo, como una reverencia o postrarse en el piso, es expulsado de inmediato. Cualquiera que sea descubierto cargando una Biblia es expulsado de inmediato. Si un guía de turismo menciona que antes de las mezquitas, estuvo allí el Templo de Jerusalén, es expulsado. Los visitantes no musulmanes, sí que pasan desde hace años por detectores de metales antes de entrar.

Hasta antes del año 2000 podían visitar también Al Aqsa y El Domo de la Roca por dentro, pero desde entonces el Waqef lo ha prohibido. Cada tanto el Waqef se permite hacer cambios al Status Quo y establecer nuevas limitaciones.

Este año se prohibió a los visitantes no musulmanes llevar tabletas, tal vez para prevenir que alguno lleve una Biblia o diagramas del Templo de Jerusalén en formato digital.

Esta situación contrasta con el Muro de los Lamentos o la Iglesia del Santo Sepulcro. Pueden ser visitadas a toda hora libremente por miembros de cualquier religión.

Clave 5: El Status de Jerusalén.

Israel conquistó Jerusalén Oriental en 1967. La anexó por ley en 1980. En la práctica Jerusalén es la capital de Israel, donde está la sede del gobierno, el Parlamento, la Suprema Corte. Pero la comunidad internacional no reconoce la soberanía israelí sobre la parte oriental de Jerusalén; ni reconoce a Jerusalén como capital de Israel. Por eso las embajadas están en Tel Aviv y alrededores, no en Jerusalén. Trump prometió en su campaña que iba a mudar la embajada de USA de Tel Aviv a Jerusalén, pero hasta ahora no ha cumplido.

La Autoridad Palestina reclama Jerusalén Oriental como su capital, incluyendo todos los lugares santos para judíos, cristianos y musulmanes. El motivo de fondo del estallido es parte de una lucha que lleva varias décadas, por la soberanía y el control sobre Jerusalén. Sobre Jerusalén en general, la Ciudad Antigua en particular, y el Monte del Templo en especial.

Fuente: publimetro.com.mx

La Dirección y Consejo Editorial de "Diario Judío México", no se hacen responsables de los contenidos de artículos firmados por autores, periodistas o sus seudónimos, a la vez que el autor de este artículo no se responsabiliza de los contenidos de las diferentes secciones de este sitio, ni de los criterios establecidos por su Dirección o Consejo Editorial.