Inicio Opinión Ciencia y Tecnología

Ablactación; los primeros alimentos del bebé

por - 28 Sivan 5768 (jul 1, 2008)
Comentarios Visto Veces

Previniendo de futuras alergias



El término ablactación significa cese de la lactancia. La ablactación constituye un proceso que empieza cuando la alimentación al seno materno o con biberón comienza a ser reemplazada por una dieta o alimentación mixta. El cambio a los alimentos en puré y posteriormente a los alimentos picados y luego sólidos constituye un proceso gradual, que puede iniciarse desde los 4 a 6 meses; este proceso evolutivo debe ser determinado entre el pediatra y la madre en función del desarrollo del bebé.

La ablactación se vuelve necesaria cuando la leche humana o la fórmula ya no tienen la capacidad para brindar la nutrición adecuada que satisfaga las necesidades del crecimiento infantil; la ablactación desempeña una función importante también en cuanto al proceso de coordinación infantil, comenzando por la deglución y la masticación, luego el proceso de aprensión manual, hasta aprender a autoalimentarse y luego aprender a articular palabras.

Debido a la inmadurez en cuanto a las reacciones fisiológicas y metabólicas del bebé es muy importante iniciar el proceso de ablactación en forma gradual y con mucha planeación para prevenir en el futuro alteraciones de índole metabólica, digestivas o en especial alergias, por lo que es muy importante consultar con el pediatra o con el nutriólogo el orden en el que debe llevarse a cabo el proceso de ablactación, previniendo reacciones adversas a la comida o la aparición de reacciones inmunológicas generadas por anticuerpos específicos, inmunoglobulinas o linfocitos T.

Debido a su inmadurez, el tracto digestivo del bebé, en especial en los prematuros, es permeable a las proteínas de la leche y otras moléculas hidrosolubles pequeñas, por lo que las inmunoglobulinas A (IgA) tienen capacidad para aglutinar los alergenos, esto constituye su primera línea de defensa inmunológica en la superficie de la mucosa gastrointestinal. El calostro, que es la secreción mamaria posterior a los primeros días después del parto, contiene inmunoglobulinas circulantes (IgE e IgM) las cuales constituyen otra línea de defensa contra los antígenos absorbidos; en la medida que el bebé crece va capacitándose para llevar a cabo en su organismo procesos fisiológicos cada vez más complejos que le van permitiendo de manera paulatina digerir y metabolizar otro tipo de alimentos, por lo que es importante irle introduciendo los nuevos alimentos en la medida en que su organismo está capacitado para tolerarlos; acelerar estos procesos podría arriesgarlo a presentar reacciones adversas que podrían transformarse en reacciones alérgicas a los alimentos para toda la vida.

Para iniciar la ablactación es importante considerar:

  • Alimentarlo exclusivamente al seno materno o con fórmulas lácteas maternizadas durante sus primeros 4 a 6 meses.
  • Si el bebé resulta intolerante a ellas deberá consultarse al pediatra para introducir otro tipo de fórmulas a base de soya u otro tipo de fórmulas hidrolizadas.
  • La leche de vaca puede resultar alergénica, debe evitarse hasta después de los 12 a 18 meses.
  • El nuevo alimento se le proporciona antes de la alimentación al seno o con el biberón.
  • Iniciar con una o dos cucharaditas y posteriormente realizar incrementos graduales.
  • Jamás introducir más de un alimento nuevo cada tercer o cuarto día y se observará la reacción del bebé antes de introducir otro nuevo alimento.
  • Iniciar la ablactación con verduras, luego cereales suaves y blandos como avena o arroz que son libres de gluten y posteriormente con frutas, pollo y carnes, inicialmente en puré molido y paulatinamente irán introduciéndole alimentos rallados o picados.
  • El bebé deberá probar un solo sabor cada vez, antes de iniciar con las mezclas de sabores o mezclas de alimentos.
  • No darle alimentos con altas probabilidades de generar sensibilización a edad muy temprana (huevo, pescados, mariscos, nueces, jitomate, chile, fresas, moras, condimentos, azúcar o trigo porque contienen gluten, etc.)
La Dirección y Consejo Editorial de "Diario Judío", no se hacen responsables de los contenidos de artículos firmados por autores, periodistas o sus seudónimos, a la vez que el autor de este artículo no se responsabiliza de los contenidos de las diferentes secciones de este sitio, ni de los criterios establecidos por su Dirección o Consejo Editorial.

También podría interesarte

27 Av 5774

27 Av 5774

1 COMENTARIO

Deja un comentario