Diario Judío México - Podemos encontrar productos kosher en casi cualquier establecimiento, incluso en la tienda más cercana a nuestras casas, muchas veces los consumimos sin saberlo. Algunas personas como los vegetarianos, los han adoptado debido a sus características.

Se les dice “kashrut a los productos que responden a la producción apta para ser considerado kosher.

¿Qué es kosher?

Los kosher (o kashrut) son productos aptos para comer dentro de la ley judía. Su religión señala algunos productos en específico, que no pueden ser consumidos, ya sea en una época, o de forma rotunda, por las personas apegadas a estas creencias.

En materia industrial, la certificación kosher obedece a un proceso estricto, que busca que las empresas preparen sus productos bajo un régimen estricto. De no apegarse a ellos, no obtienen el sello.

En teoría, esta certificación mejora la calidad de los productos y los insumos utilizados en ellos.

¿Son mejores?

Algunos dirían que sí, aunque no vamos a ahondar con ello. Lo cierto es que los “kosher”, responde a un proceso, que obedece a reglas religiosas judías. Eso no exenta a que cualquier persona pueda consumirlos.

Según el sitio especializado “Industria Alimenticia”, la mayor parte de los consumidores de productos kosher o kashrut, no son judíos.

Lo cierto, es que la certificación exige transparencia en la forma de preparar los productos. Entre las normativas que una empresa debe cumplir se dividen según su origen de acuerdo a lo especificado por UK kosher:

Cárnicos

“La carne kosher debe provenir de un animal que mastique su bolo alimenticio y tenga pezuñas hendidas. (Las vacas, ovejas y cabras son kosher; los conejos, canguros y zorros no lo son). Las aves kosher se identifican mediante una tradición universalmente aceptada e incluyen las especies domesticadas de pollos, gallinas, patos, gansos y pavos. Todos los utensilios utilizados en el sacrificio, la limpieza, la preparación y el envasado deben ser kosher”.

Lácteos

Todos los ingredientes deben ser kosher y estar libres de derivados cárnicos. Los lácteos no se pueden mezclar con productos cárnicos, por ejemplo, los tostados de queso no pueden combinarse con fiambres. Lo mismo que las hamburguesas no se combinan con queso.

Pareve

Así le llaman a todos los alimentos que no son lácteos ni carnes. Incluye huevos, pescado, frutas, verduras, cereales, jugos no procesados, pastas, refrescos, café, té y diversos dulces.

Ciertas frutas, verduras y granos deben revisarse para detectar si hay presencia de pequeños insectos y larvas, los cuales no son kosher.
Los huevos deben revisarse para detectar si hay presencia de puntos de sangre, los cuales no son kosher.

¿Cómo identificarlos?

Para identificarlos, debemos buscar un logotipo como el que observamos a continuación. Pueden variar y no son los únicos.

que es un producto kosher
como identificar un producto kosher
como saber si un producto es kosher

Tan solo buscar un poco en el empaque, lograremos diferenciarlos. Recuerda que el consumo de ciertos productos es tu decisión, y aquellos que no contienen el sello, no son necesariamente “malos productos”.