Las konsejas de Rivka:

Doktores mata sanos

por Rivka Abiry -
Comentarios | Comentar Visto Veces



Rivka Abiry / Diario Judío México – Antes ochenta anyos no avia sentros medikales, klinikas para kurar los hazinos, laboratorios o sanatoriums. Si se topava una persona muerta, se dizía “le kayo la gota”, o “le kayo damla”, la djente estuvo muriendose del espanto, o por modo ke se “le patladeo la fiel”, o tuvo “puntada”. De mesmo se oyiya ke “se le fuyo el umbligo”, o “una kostiya se fue sovre la otra”. De muncho komer tuvieren la djente dolores de tripa, o sufrieron de “bokado”. Avía i djente ke se patladeavan de riir, i se muriyan.

La djente, mesmo edukadas, no savien si va naser ijo o ija, no avía analizas de sangre, de urina, de asukar. Las definisiones i nombres komo EEG, Scanning, CT, dializa, kolesterol, ADHD, inseminasión artifisial, AIDS, Parkinson, i parir sin komadre no se uzava, ma al kontrario las melizinas de las vavas se empleavan kon grande azlaha.

Avia en una sivdad una sola o puede ser dos farmasias, o una drogería, un solo mediko se topava en kada kazal. El doktor en tiempo de urjensa viajava de lugar a lugar kon su asno, o kon su kavayo. No avia medikos voluntarios en helikopteres, para dar la diagnostika a traverso el komputador, o el internet. No avia medikamentos ke se bushkavan via el internet en “Google, Yahoo, Netex o Nana”.

Ma avía Doktores Mata Sanos, kon lisensya o sin lisenya. No avía vava ke no supo kurar, i medikamentos, ke eya era pronta a darles debaldes, sin ver el hazino, sin tomar paras, o azer reklama, sin dar konsejo, sin menester de pagar la vijita, solo anonsar entre las amigas, ma no en el journal o en el internet. Avia una farmasia de kaza, de vavas,dyigna de konfiensa, barata, kon grande sirkulasyon i grande empleyo.

doktores_mata_sanos

Mesmo ante anyos el mediko fue una otra persona. Si venia en kaza, kon su chanta de komadre, se asentava kon ferahlik al lado de la kama del hazino, tomava el tyempo de avlar kon el, lo tokava de una manera fina, le tomava el pulso, lo konsolava.  Se amostrava amavle en saviendo la diferenia entre kyefsizlik i hazinura grava. El no salia koryendo i el kuento nunka no saliya saladiko. Al kontrario antes ke se iva, saludava kon una kara de riza “Sanos i bivos ke me estesh”.

Oy, apenas lo ves el doktor o te ambezas de su propia  boka de ke estas sufriendo. Mesmo si save la hazinura tuya te manda a la mudeska a un otro mediko, o ande la enfirmiera. De vezes eya te mete en una kamareta serrada, sin verguensa te desviste, supito desparese i te avla detrás de la puerta, te espanta kon su vestimienta vedre, kon su maska delantre de la boka, no se aserka de ti, te toka solo kon guantes plastikos komo si tenieras una hazinura pegadoza. Eya tambien no te mira en la kara. Son de veses desmodradas. Apega la kara al monitor, te toma la harta magnetika. Kon sangre fria te embiya a kaza, sin un saludo, sin una indikasyon, sin afalagarte, sin deskuvrirte lo ke tienes. Después ten pasensya i “Allah kyerim” aspera semanas, o mezes para saver si vas a bivir o no. La diagnostika se manda en una letra a kaza, i es kon pena ke la puedes deshifrar. Lo mas moderno es de darte un CD (Disko kompakto). La CD tiene estampada tu nombre, tu adreso, tu data de nasimiente, i tu istoria medikal. Son chikos  estos CDs, i si te embiyan dos, los puedes empleyar komo orejales modernos, al lugar de eskucharlos.

Ser hazino no era un kavzo plaziente, ma tenia sus avantajes i desavantajes. Ande mosotros en primero mos metían en la kama de mi vava, ke era una kama grande, afofada, kalente en invyerno, avía una kuvierta espesialmente lijera i dos kushines enormes brodados. Mi vava ke siempre mos kurava, podía navigar fásilmente entre el hazino i la kozina, i mos traiya kozas savrozas a komer i mos azia munchos hatires. De otra parte, la kreatura hazina, era el sentro de la atensión para los membros de la famiya. De vez en kuando se yamava el Dr. Menahemov, para darmos un sharope amargo de tos.

El desavantaje era las kompresas yeladas ke se metiyan alderedor de muestra garganta, para abahjar la fievre. Es ansina ke teniamos por oras la posibilidad a mirar solamente el techo de la kamareta, o de durmir. Además de mirar el techo, yo amava mirar las ventanas. En invierno, kuando avía una grande diferensia entre la temperatura interna i afuera de la kamareta, los vidros de las ventanas formavan ermozos kristales de flores, de ojas i de ornamentos ke me enkantavan.

Mi vava erafue un mediko perfekto, venia trokar las kompresas i mezurar la fievre.

Si se savia ke en el vizindado avía kreatures kon hazinuras de kreatures, komo sarampión, oreyones, mos embiavan a djugar kon eyos para apegarmos i tener estas hazinuras atrás de mosotros.

Dainda me akodró unas de las melizinas  de mi granmama:

  • para kemadura- meter manteka
  • para ke no se fuyga el ombligo –no deshar la kreatura yorar
  • para un panariz- kompresas kon sevoya
  • para despertar el borracho- tomar vinagre i echarlo en su kara.
  • para puntada- azer ventozas
  • para anjina – azer kompresas kayentes
  • para diarrea – limón kocho
  • para kaveyos blondos – lavar kon te kamomila
  • para no tomar de ojo malo – meter un ajo.
  • para destapar los oyídos – meter un pamokito kan azete en el oyido
  • para ke no se paren solo ijos- azer el marido saltar del garderobe…….
  • para resivir ermozura – enshundyas i godruras
  • para dolores de pierna- una kompresa de oja de kol
  • para  ke el invierno no trayga hazinuras-  yevar entre los vestidos- bolsiktas de kamfor
  • para divertir el hazino imajinario- dizirle ke tiene kuliko en dos, ets. ets. 

Ma todo esto para ke se tope.

Agora  penso, pensó ke puede ser ke las kuras de las vavas, eran mas efisientes ke todos las sustansias kimikas ke mos azen merkar oy.

La vida ke no mos manke  Finalmente todos mos vamos a murir.

Fuente: esefarad

La Dirección y Consejo Editorial de "Diario Judío México", no se hacen responsables de los contenidos de artículos firmados por autores, periodistas o sus seudónimos, a la vez que el autor de este artículo no se responsabiliza de los contenidos de las diferentes secciones de este sitio, ni de los criterios establecidos por su Dirección o Consejo Editorial.



También podría interesarte

por Luis Madrigal Tascón -

por Michael Krutikov -