Diario Judío México - “Papa, me voy a la india”

“¿Qué fue lo que perdiste allá?”, le pregunta su papá.

“Mira”, le contesta el joven, “vine aquí solo para avisarte, no me preguntes tanto.”

“Pero, ¿qué vas hacer allá?, no hay judaísmo, ni Shabat, ni otras cosas, ¿qué vas a hacer?”

Cuando el papá ve que sus palabras entraban por el oído derecho de su hijo y salían por el izquierdo; le dice:

“Ve, hijo y si te pones los Tefilin todos los días, te mando un cheque de 5,000 dólares para tu paseo”.

El joven acepta inmediatamente y sale a su paseo muy contento. Después de una semana llama a su papá y le dice: “Papá, necesito la

plata, por favor cuándo me la envías?”

El papá le pregunta: “¿Te pones los Tefilin?”. El joven contesta: “Sí, claro que me los pongo”. “Entonces ya te envío la plata, la plata llegará”, le dice el papá.

Después de 2 semanas el joven llama otra vez y pasa lo mismo; su papá le pregunta sobre los Tefilin y el joven contesta que sí, “Incluso me los pongo dos veces al día”, agrega. Y el papá le dice que la plata está en camino.

Después de un mes sucede lo mismo y el joven se enoja mucho y le dice a su papá que si la plata va caminando ya tenía que estar allá. Y su papá le dice que la plata está ya muy cerca.

Pasaron dos meses el joven regresa a su casa muy enojado con su papá. Y le reclama por sus mentiras y que nunca mandó la plata, nunca vio un solo dólar.

Entonces su padre le contesta: “Bueno hijo, antes de hablar sobre mis mentiras, hablemos de las tuyas. Trae tus Tefilin y ellos nos van a contar si te los pusiste o no”.

El hijo abrió bolsa de los Tefilin y de repente cae al piso un cheque frente a sus ojos. Sorprendido, el hijo se quedó sin palabras y su padre lo mira moviendo su cabeza en gesto de desaprobación.

A veces buscamos la recompensa lejos pero en verdad está muy cerca.

A veces hacemos una pregunta: “¿Acaso a Di–s le importa lo que yo hago?”, “¿Si Él es tan grande, qué le importará lo que hace una criatura tan pequeña como yo?”

En verdad, esa pregunta se la hicieron todos los filósofos a través de la historia.

Y la respuesta es: “A mí, por ejemplo, no me importa lo que pasa con una hormiga y además, tampoco entiendo su lenguaje, soy grande…”

Sí, pero LIMITADO, por eso no podemos alcanzar a entender a los demasiados pequeños.

Y por esa misma razón es que no podemos ver a los átomos y las

pequeñitas partículas del universo. ¡Somos limitados!

Di–s en su grandeza sí puede bajar y entender hasta el último detalle. Es más, Di–s está en cualquier lugar incluso dentro de nosotros. Uno lo busca en el cielo y no sabe que está tan cerca, aquí mismo, en este instante, ahora, ¡ya!

En la fiesta de Shavuot –la fiesta de la entrega de la Torá– leemos la Haftará de Ezequiel, en la que se habla del trono celestial que tiene 4 patas: león, águila, toro y humano.

La pregunta es: ¿Realmente Di–s tiene una silla?; ¿Qué nos enseñan esas imágenes del trono?

De acuerdo con lo que está escrito en el Talmud, Di–s está sólo con aquellos que tienen fuerza, riqueza, sabiduría y la humildad. Esto, aparentemente, es incomprensible.

¿Cuál es la culpa de una persona pobre o si alguien no tiene fuerza?, ¿Por qué Dios no inspira su presencia?

La respuesta es que esas cualidades tienen otra significado. Como está escrito en el tratado de Avot: cuando una persona adquiere estas cuatro cualidades, las de las cuatro imágenes del trono celestial, se convierte en trono de Di–s. Obviamente, no se habla de riqueza material o de fuerza física, sino de lo siguiente:

León: un símbolo del heroísmo. ¿Quién es un héroe? Quien conquista sus deseos.

Águila: un símbolo de la sabiduría. ¿Quién es sabio? El que ve el futuro como el águila, que ve todo desde arriba.

Toro: es el símbolo de la riqueza (el becerro de oro). ¿Quién es

rico? El que está conforme con lo que tiene.

Y el hombre: representa la humildad.

Al tener estas cuatro cualidades (cuatro pies), Di–s inspira la Shejiná (su presencia divina). Y esto es el trono celestial.

A propósito, conforme a estas cuatro cualidades fue el orden de ubicación de las tribus en el desierto.

Las fiestas que tenemos no son nada más que recuerdos históricos. Y hay que prepararse antes para recibir las enseñanzas de cada fiesta. Hay gente que llegan a las fiestas y no saben de qué se trata. Como el señor que se cayó del piso 15 de un edificio, y cuando llegaron las ambulancias y le preguntaron qué le pasó, contestó: “No sé, acabo de llegar.”

Las fiestas que tenemos son una forma de adquirir estas cuatro cualidades o atributos divinos.

León – Heroísmo: A través de las Altas Fiestas. Elul. Año Nuevo. Yom Kippur, Hashana Rabá. León de Judá.

Águila – Inteligencia: La fiesta de “SHAVUOT” cuando recibimos la Torá. La fuente de una parte muy fuerte de la sabiduría del mundo.

Toro – Riqueza: Pascua (Pesaj). Salida de Egipto con grandes activos y posesiones. Ver el becerro de oro. Es la expresión de la riqueza bovina.

Persona – Humildad: Sucot– Estar debajo de la Sucá. Todo el mundo es igual, en una casa temporal sin ningún lujo. Símbolo de humildad.

Por otro lado, hubo cuatro generaciones que perdieron esas cualidades:

La generación del diluvio, que no tenía sabiduría. Noé (Noaj) construyó el arca durante mucho tiempo para que las personas tuvieran tiempo de mejorar su camino; y no vieron que el diluvio que estaba por llegar.

La generación de la torre de Babel/Babilonia (confusión, mezcla). Que el pecado era la valentía, la fuerza equivocada, pensado que podían luchar contra Di–s. Bereshit/Génesis 10:8.

Sodoma y Gomorra, que pecaron en la riqueza; establecieron leyes para evitar la ayuda entre uno y el otro y no permitieron traer huéspedes o pobres.

Y Egipto; el error era el orgullo de Faraón… “¿Quién es ese Dios al que debería escuchar siempre?”, preguntó a Moisés.

Por eso también, se lee en la fiesta la lectura que habla sobre todas las fiestas. Para enseñarnos que cada una de las fiestas hacen parte de un solo camino para que seamos el trono de Di–s.

Que logremos desfrutar de estas fiestas, no solo de la comida material, sino también de los manjares espirituales y que el sabor perdure todo el año.

No hay comentarios

Leave a Reply

Artículo anteriorLos nombres judíos del Premio Nobel 2016
Artículo siguienteOrigen del voto de México ante la UNESCO
Nació en Jerusalén el 29 de enero de 1988. Estudió en la escuela “Derech Tvuna” (Ramot - jerusalem) la primaria, posteriormente cursó en la Yeshiva “Imrey Noam” tres años. Se graduó de la yeshiva de altos estudios “Tora Or” en Jerusalem siendo el rosh Yeshiva uno de los grandes de la generación: el Rabino Chaim Pinjas Shainberg que en paz descanse. Durante 4 años de los cuales aparte de los estudios comunes,incluyeron cursos de alta cultura, rabinato, y judaísmo de análisis espirituales, historia, Ciencias y religiones. También hizo todos los estudios rabinicos incluyendo los examenes en PIRHEI SOSHANIM - DAAT. En esta época comenzó a escribir su primer libro nombrado “Toldot Hazman” (Generaciones del tiempo) el cual ya esta en el mercado con treinta mil ejemplares y esta en proceso la sexta versión que pronto saldrá en español a la disposición del publico hispanoparlante. El libro abarca toda la historia con explicaciones especiales y profundas de los sucesos importantes, combinándose con los Midrashim no tan comunes junto con los descubrimientos científicos recientes. En el año 2007 fue llamado a la yeshiva “Or Tora” del Rab Shaul Maleh shlita estudiando Jabruta con el y ayudando a encontrar fuentes a sus conferencias. En el año 2009 se regreso a Israel para casarse, con su esposa Margalit, ella es maestra y origen de las fuerzas para el Rabino. Un mes después regreso a México nuevamente con Rab shaul maleh en su colel, durante estos años ayudó a Rab Amram Anidjar a preparar los diversos temas de sus conferencias y de sus libros hasta hoy en día. En el 2011 fue llamado a Bogotá – Colombia para dar clases por un mes y medio en distintos lugares. Después, Regreso a México al colel Shuba Israel de estudios halájicos y talmúdicos, estudio con Rab Eliahu Admoni el rosh colel del mismo y dio clases de Daf Hayomi en la noche, apoyando a personas que estaban en proceso de acercamiento. De vez en cuando dio conferencias a estudiantes en Morasha, institución en la cual se dedica al comienzo del camino del judaísmo a estudiantes universitarios. En el año 2013 fue llamado a la comunidad de Cali- Colombia para dar clases y conferencias durante un mes, siendo también Jazan, le pidieron que venga también en las fiestas para acompañarlos, estas oportunidades se han convertidos en vivencia para la comunidad de Cali como el Rabino de la comunidad - Colombia. A mediados de este año gracias a dios nació su primera hija Shir en la ciudad de Cali. Fue destacado como el rabino principal de la comunidad en la cual ha logrado levantar la comunidad en menos de dos años, de muchos aspectos. En 31 de mayo de 2015 se fue hacer cargo del rabino principal de la comunidad de Guatemala. En 2015 ha terminado su segundo libro llamado toralogia. (En español) lo logró lanzar en diferentes países en miles de ejemplares. Al mismo tiempo está trabando en su tercer libro de "Pirkei Avot" y cuarto libro sobre Israel. En 2016 Termino también estudios de diploma sobre PNL internacional, consejería familiar y diploma en teología de Israel. Aparte de eso esta estudiando historia y filosofía en la universidad abierta en israel. El Rabino tiene maestría de ciencias humanas y sociales via Unesco. El rabino tiene una especialidad de clases en temas diferentes y a difundido sus clases y artículos en diferentes páginas en todo el mundo y en más de 100,000 personas en sus páginas. Ultimamente se puso mucho enfoque en muchos eventos con líderes de todas las religiones y políticos de alto nivel en América latina para difundir la verdad sobre Israel y aumentar amor y tolerancia en el mundo.