A través de las crónicas que conforman este libro, Alberto Lati, uno de los periodistas deportivos más destacados de nuestro país, no sólo nos muestra el detrás de cámaras de los Mundiales de futbol o de los Juegos Olímpicos que ha presenciado, sino que, con su estilo único, nos traslada a todas esas latitudes.

Edición actualizada con nuevas crónicas que, en definitiva, hacen más redondo el recorrido. Tan redondo como ese balón que ha sido su brújula tras recorrer más de 100 países cubriendo los eventos deportivos más importantes del planeta.

Mientras que los fanáticos más apasionados del futbol se maravillarán al conocer de cerca a figuras de la talla de Alfredo Di Stéfano o Lionel Messi, aquellos que desean entender este deporte desde otras perspectivas hallarán en las páginas de Latitudes, de Alberto Lati, visiones más cercanas a la música, la política o la historia.

Como cronista, Lati ha recorrido más de 100 países cubriendo los eventos deportivos más importantes del planeta y en este libro nos hace ver sus colores y sentir sus texturas, nos hace hablar y escuchar su idioma, nos pasea por su historia y, ante todo, nos demuestra por qué el deporte es un fenómeno cultural, social, político y religioso mucho más complejo de lo que imaginamos. Todos, sin duda, se contagiarán del mero gozo de viajar.

FRAGMENTO

“La rutina en Río de Janeiro no se explica sin el balón de por medio. Sí, por los partiditos a todo minuto en sus playas, pero también por las masas cariocas que, cuando no están viendo un cotejo, están discutiendo sobre él o buscando su repetición; por los grafitis de los clubes Flamengo, Botafogo, Fluminense, Vasco da Gama que son omnipresentes; por los gritos de algarabía de gol que a menudo se escuchan frente a un diminuto televisor en algún botequim (bar tradicional) en cualquier esquina; por la pelota que nunca deja de rodar y, ahí sí generalicemos, tampoco lo hace en el Brasil amazónico y en el de las dunas, en el urbano y en el rural, en el rico y en el pobre, en el indígena y en el europeo, en una cancha atravesada por la línea del Ecuador (existe, en Amapá) y en otra en australes pampas (en Jaguarão, junto a Uruguay), en el africano y en el mulato. Después de 80 años, ahí está el sueño del presidente Getúlio Vargas: unificar a tan vasto territorio, a semejante mosaico de procedencias y culturas, con balón y ginga.

¿Qué es ginga? Una técnica de la capoeira consistente en avanzar y retroceder con acompasados movimientos de cadera. Se relaciona con el futbol (y, sobre todo, con la brasilinidad), al utilizarse desde hace al menos ochenta años para describir el rítmico drible, el mitificado jogo bonito, el bailar con la pelota en los pies, el desempeño en modo saudade intrínseco a los verdeamarelas.

Del ginga escribió mucho Mario Filho (quien da nombre al Estadio Maracaná) en su influyente libro El Negro en el futbol brasileiro, así como Gilberto Freyre en un artículo de 1938: «Nuestros pasos, nuestros dribles, nuestros engaños, nuestras florituras con la bola, tienen una cosa de danza o capoeiraje que marca el estilo brasileño de jugar futbol».

Algo de ginga se atribuyó a Luiz Inácio Lula da Silva cuando consiguió las sedes tanto del Mundial como de Juegos Olímpicos.”

Alberto Lati

Alberto Lati (Ciudad de México, 1978) comenzó a trabajar en Televisa cuando tenía 17 años de edad. En el año 2000 recibió su primera asignación importante en el extranjero, al ser enviado a cubrir la Eurocopa de Bélgica y Holanda. Año y medio después, al titularse por la Universidad Iberoamericana, recibió la invitación para realizar su primera corresponsalía; sin saberlo, su vida había cambiado.

Radicó en Tokio, y más adelante en Madrid, Atenas, Múnich, Beijing, Johannesburgo y Londres. A lo largo de este camino lleno de mudanzas y coberturas, adaptaciones y frustrados intentos de conseguirlo, ha entrevistado a las máximas figuras del deporte: lo mismo a Michael Phelps o Michael Schumacher que a Diego Armando Maradona, Pelé y Cristiano Ronaldo. Fuera de la cancha o el olimpismo, ha podido entrevistar a personalidades de diferentes rubros como a los Premios Nobel de la Paz Rigoberta Menchú o el Dalai Lama, que a políticos tan relevantes como Lech Walesa, Shimon Peres y Ban Ki-moon, hasta figuras de la música como Madonna, Peter Gabriel y el tenor Plácido Domingo. Celebridades del cine como George Clooney, Keira Knigthley y Ralph Fiennes y escritores como Nadine Gordimer y Carlos Fuentes.

Lati, quien ha estado en casi cien países, es capaz de hacer entrevistas en once idiomas: inglés, francés, japonés, italiano, griego, alemán, hebreo, mandarín, zulu, portugués, además de en español.