Diario Judío México - Érase una vez un señor que viajaba en un avión y al lado de él estaba sentado uno “muy sabio”. El señor estaba comiendo unos pescados, pero al finalizar guardó las cabezas en un papel aluminio, ya sea porque no le gustaban o porque quería botarlas más adelante. El “muy sabio” al verlo guardar aquello le pregunta:
“Oye, ¿Por qué las guardas?”

“Mira, ese es el origen de la sabiduría y ahí está todo, yo lo guardo para darle de comer a mis hijos, para que crezcan sabios como yo”, le respondió.
Así que el “muy sabio” le dice: “Ah, entonces dame uno, yo también quiero tener esa sabiduría.”
El otro le contesta: “¡No tan rápido! Estas tienen un costo de 200 dólares cada una y como te digo, las guardo para mis hijos.”

Así que al otro no le importó y le dice: “Está bien, te doy 500 dólares por las dos.”
Así hicieron el trato y el “muy sabio” cuando empezó a comer se detuvo un segundo y dijo: “Espera un momento, pero ¡Yo puedo conseguir el pescado entero en 3 dólares!, ¿Por qué me cobraste 200 dólares por cada una y además te di 500?”

Entonces el señor le dice: “Ah, ya ves, ¡Ya está empezando a funcionar!”
En al Parashá de la semana vemos que Moshé Rabenu está con el faraón y éste le pregunta: “¿Quién es tu Di–s?”
Moshé le contesta tomando su bastón y tirándolo al piso lo convierte en serpiente.
Es efectivamente lo que leímos en la Parashá de la semana pasada, que Di–s le dio también la facultad de hacer esa señal al pueblo de Israel.

La pregunta es: Si el faraón le pregunta a Moshé: “¿Quién es tu Di–s?”, ¿Por qué Moshé responde de esa manera?, ¿Acaso ese Di‑s es ese bastón y esa serpiente?

La Torá nos cuenta que el faraón también tenía hechiceros que podían hacer lo mismo y así lo hicieron.
Entonces, ¿Cuál era la respuesta de Moshé con esa “magia”?.
Como sabemos, Adam Harishon – el primer hombre, estaba en el paraíso, donde estaba el árbol prohibido y también estaba la serpiente, la que le hizo caer en pecado.

Cada uno de nosotros está en su paraíso y como sabemos, el hombre es comparado al árbol, al bastón, es decir siempre recto en sus cosas y firme en sus valores, pero siempre llega algo prohibido, la tentación, la serpiente – el instinto malo – la que por su lado nos hace caer y al estar en el suelo, pecamos.

El árbol se convirtió en serpiente, y esa es la gran diferencia entre ambos, el palo es firme y la serpiente ondulada, pero lo interesante aquí es que el palo siendo tan firme puede llegar a convertirse en una “serpiente”, un ser similar al aspecto de un palo, pero un elemento que no controla su firmeza.

Esto es lo que Moshe nos enseña: “caer, todos caemos, pero el punto es levantarse nuevamente, que después de haber caído, podemos ser un bastón, un palo firme nuevamente” y efectivamente Moshé Rabenu fue el único que logró agarrar a la serpiente y convertirla en bastón, lo que ninguno de los egipcios pudo hacer.

En cuanto a lo que está escrito sobre que debemos entregar el alma a Di–s, ¿quién puede hoy en día entregar el alma? – la respuesta es que no se trata de entregarla físicamente.
Alma en hebreo se entiende o se traduce como voluntad – deseo.

Esto es lo que debemos entregar para Di–s, nuestros deseos, nuestras tentaciones. Eso es entregar el alma para Di–s, es vivir como Di–s quiere que vivamos, agarrando por la cola nuestras tentaciones y nuestros malos deseos y volver a ser firmes como un palo.

Ese fue el objetivo de las plagas de Egipto.
Siempre preguntan: ¿por qué Di–s mandó tantas plagas a Egipto y no hizo algo de una vez para que dejaran libre al pueblo de Israel?, ¿cuál era la necesidad de diez plagas?
Dicen que los habitantes de Egipto creían en muchos dioses, estaban el dios del fuego, el dios del agua (la fuerza del Nilo aquí representada), el dios de la luz (que le daba la fuerza a cada primogénito), también la fuerza de los animales y un dios que los controlaba a todos, a las ranas, a los peces, etc. Es decir, ellos creían en muchas fuerzas, y a la sazón, cada plaga era la indicada para romper la confianza que tenían los egipcios en esas fuerzas.

Cuando vieron la primera plaga en el Nilo, ellos entendieron que el Nilo ya no tenía la fuerza que se le atribuía y así poco a poco entendieron que los dioses en los que ellos tanto creían no tenían la fuerza ante aquel que predominaba sobre todos y ese era Di–s. Ese era el objetivo de las plagas, reconocer que existe Di–s y prepararse para escuchar en el monte Sinaí que hay un único Di–s que se encarga de todo.

A pesar de todo, el problema del Faraón fue que al ver la primera plaga con las señales y todos sus desastres, decidió liberar al pueblo de Israel, pero inmediatamente pasó la plaga, volvió a su posición de no dejarlos ir, y así sucesivamente con cada señal… venía una plaga y al ver el desastre él decía “libero el pueblo”, pero apenas volvía todo a la normalidad él nuevamente decidía no dejarlos ir. En pocas palabras, él no se mantenía firme frente a sus propias promesas.

Como el cuento de aquel señor que daba vueltas en el mercado buscando un lugar para estacionar y dice: Di–s si me mandas un lugar para estacionar, yo voy a dar diezmo para Tzedaká, voy a estudiar 5 horas de Torá, etc.

Apenas terminó su rezo, encontró un lugar libre y alzando sus ojos al cielo dice:
“Gracias Di–s pero ya me las arreglé solo, no te necesito esta vez, la próxima hablamos.”
Ese es el mensaje para cada uno de nosotros ahora y no sólo para el faraón de aquel tiempo.

Hay fuerzas en la naturaleza, pues sabemos que el sol da luz y esa es su fuerza, también las olas del mar, el viento y la lluvia, pero no debemos olvidarnos que Di–s está por encima de ellas.

El nombre Elokim viene de fuerzas, en plural y he ahí que las está incluyendo a todas ellas, pero Él está por encima de todas.

Cuando creemos en esto, tenemos que ser firmes y no dar miles de promesas vanas que no podamos cumplir, sino hacer como le dijo Moshé al faraón: “mándanos para tres días no más”, es decir, cuando uno quiere liberarse de su Egipto, de sus angustias y adicciones, no puede hacerlo de un segundo al otro, si no que deberá hacerlo paso a paso.

A veces es necesario pagar 200 dólares por una cabeza de pescado y entender de esa manera que tenemos sabiduría. Lo cierto es que cada uno la tiene, sin embargo no la evidencia, porque tiene deseos y tentaciones que lo halan hacia el otro lado.

El punto es tratar de ser sabios antes y no esperar al último momento.

No hay comentarios

Leave a Reply

Artículo anteriorLa violencia golpea Túnez en la tercera noche de protestas
Artículo siguienteNegacionismo capital
Nació en Jerusalén el 29 de enero de 1988. Estudió en la escuela “Derech Tvuna” (Ramot - jerusalem) la primaria, posteriormente cursó en la Yeshiva “Imrey Noam” tres años. Se graduó de la yeshiva de altos estudios “Tora Or” en Jerusalem siendo el rosh Yeshiva uno de los grandes de la generación: el Rabino Chaim Pinjas Shainberg que en paz descanse. Durante 4 años de los cuales aparte de los estudios comunes,incluyeron cursos de alta cultura, rabinato, y judaísmo de análisis espirituales, historia, Ciencias y religiones. También hizo todos los estudios rabinicos incluyendo los examenes en PIRHEI SOSHANIM - DAAT. En esta época comenzó a escribir su primer libro nombrado “Toldot Hazman” (Generaciones del tiempo) el cual ya esta en el mercado con treinta mil ejemplares y esta en proceso la sexta versión que pronto saldrá en español a la disposición del publico hispanoparlante. El libro abarca toda la historia con explicaciones especiales y profundas de los sucesos importantes, combinándose con los Midrashim no tan comunes junto con los descubrimientos científicos recientes. En el año 2007 fue llamado a la yeshiva “Or Tora” del Rab Shaul Maleh shlita estudiando Jabruta con el y ayudando a encontrar fuentes a sus conferencias. En el año 2009 se regreso a Israel para casarse, con su esposa Margalit, ella es maestra y origen de las fuerzas para el Rabino. Un mes después regreso a México nuevamente con Rab shaul maleh en su colel, durante estos años ayudó a Rab Amram Anidjar a preparar los diversos temas de sus conferencias y de sus libros hasta hoy en día. En el 2011 fue llamado a Bogotá – Colombia para dar clases por un mes y medio en distintos lugares. Después, Regreso a México al colel Shuba Israel de estudios halájicos y talmúdicos, estudio con Rab Eliahu Admoni el rosh colel del mismo y dio clases de Daf Hayomi en la noche, apoyando a personas que estaban en proceso de acercamiento. De vez en cuando dio conferencias a estudiantes en Morasha, institución en la cual se dedica al comienzo del camino del judaísmo a estudiantes universitarios. En el año 2013 fue llamado a la comunidad de Cali- Colombia para dar clases y conferencias durante un mes, siendo también Jazan, le pidieron que venga también en las fiestas para acompañarlos, estas oportunidades se han convertidos en vivencia para la comunidad de Cali como el Rabino de la comunidad - Colombia. A mediados de este año gracias a dios nació su primera hija Shir en la ciudad de Cali. Fue destacado como el rabino principal de la comunidad en la cual ha logrado levantar la comunidad en menos de dos años, de muchos aspectos. En 31 de mayo de 2015 se fue hacer cargo del rabino principal de la comunidad de Guatemala. En 2015 ha terminado su segundo libro llamado toralogia. (En español) lo logró lanzar en diferentes países en miles de ejemplares. Al mismo tiempo está trabando en su tercer libro de "Pirkei Avot" y cuarto libro sobre Israel. En 2016 Termino también estudios de diploma sobre PNL internacional, consejería familiar y diploma en teología de Israel. Aparte de eso esta estudiando historia y filosofía en la universidad abierta en israel. El Rabino tiene maestría de ciencias humanas y sociales via Unesco. El rabino tiene una especialidad de clases en temas diferentes y a difundido sus clases y artículos en diferentes páginas en todo el mundo y en más de 100,000 personas en sus páginas. Ultimamente se puso mucho enfoque en muchos eventos con líderes de todas las religiones y políticos de alto nivel en América latina para difundir la verdad sobre Israel y aumentar amor y tolerancia en el mundo.