En China hay un proverbio que dice: Arriba está el cielo y abajo están Hangzhou y Suzhou. Estas dos ciudades históricas merecen ser el escenario de innumerables cuentos y leyendas chinas. Su cercanía a Shanghái hacen de ellas el destino por excelencia para los habitantes de esta metrópolis.

Con cuatro estaciones elegantes, Hangzhou ofrece una experiencia diferente para los visitantes durante todo el año. Como capital de la provincia de Zhejiang, también es un importante centro de transporte y centro de desarrollo económico. Su ubicación privilegiada garantiza su popularidad como una opción para retiros de fin de semana o escapadas cortas, ya que se encuentra a menos de dos horas en automóvil desde Shanghai y es fácilmente accesible tanto por ferrocarril como por aire. Uno de los sitios más populares de Hangzhou es West Lake, que abarca pagodas históricas construidas en el entorno de lagos y colinas.

En Hangzhou, El folklore y las tradiciones no son simples memorias de un rico y lejano pasado, sino que siguen siendo una parte importante de las vidas de sus ciudadanos.

Hangzhou también tiene su lado moderno e innovador, la cual se presenta en su máximo esplendor en el hotel Intercontinental Hangzhou. Intercontinental Hangzhou está construido en forma de una esfera dorada gigantesca. Representa el sol y al otro lado de la plaza encontramos su pareja – la luna que alberga el Gran Teatro. Un tesoro arquitectónico moderno, el elegante hotel Intercontinental Hangzhou se alza dorado e imponente a las orillas del río Qianjiang. Aunque es ideal para explorar los famosos sitios locales de esta hermosísima ciudad, el hotel es un destino en sí mismo, con seis restaurantes y bares destacados, además de un lujoso club con piscina cubierta.


La cocina local de Hangzhou a menudo se considera representativa de la cocina provincial de Zhejiang, que se afirma como una de las ocho cocinas fundamentales de China. El consenso aceptado localmente entre los nativos de Hangzhou define los platos preparados en este estilo como “frescos, tiernos y suaves, con una fragancia sutil”. En Intercontinental Hangzhou podemos disfrutar de esta auténtica gastronomía cantonesa en su restaurante chino ‘Sun and Moon’, donde cenamos con lo hacia la nobleza de antaño. La gastronomía se centra en un perfecto balance entre lo salado y lo dulce, imitando la harmonía del sol y la luna.

El restaurante Senses Seafood Grill es el lugar perfecto para los llamados ‘foodies’, con cocina mediterránea y vinos de primera. Connections Lobby Bar está diseñado para los huéspedes que nos fascina la música en vivo de alta calidad, con excelentes vistas y música relajante. El restaurante alemán Wochinger es famoso por su cerveza recién elaborada y su auténtica cocina alemana.

Intercontinental trae un toque de lujo de clase mundial a Hangzhou. Cada habitación espaciosa cuenta con ventanas de suelo a techo que ofrecen vistas panorámicas al Río Qiantang o a la pintoresca ciudad, así como al espectáculo de iluminación y la fuente musical en la noche.

No hay comentarios

Leave a Reply

Artículo anteriorHamás rechaza ayuda médica israelí
Artículo siguienteMargarita Zavala se retira de la contienda presidencial

Alexis estudia Comunicación en la Universidad Iberoamericana, estudió

6 meses en Lille, Francia y en Salzburgo. Ha viajado por el mundo y habla cinco idiomas. Actualmente está en el proceso de edición y publicación de su novela de ciencia ficción. Siempre ha tenido gran interés por la ciencia y se ha incursionado en lecturas y conferencias sobre el tema.