La coyuntura político-social que vivió Costa Rica en las pasadas elecciones presidenciales, generó diversos e interesantes análisis de la realidad de éste país centroamericano; pero, uno de ellos es fundamental a mi criterio, desde un punto de vista filosófico. Y me refiero con esto, a la lectura sociológica que realizó el Doctor de las Universidades de Princeton y Brandeis en los Estados Unidos, José Luis Vega Carballo, en cuanto a la revolución de las crayolas, como algunos analistas denominaron a la contienda electoral, ocurrida en ésta nación latinoamericana.

Porque de hecho conocer en persona a este crítico y libre pensador, para mí fue de suma importancia, debido a la amplitud de criterios con los cuales, abordó con agudeza y extremo detalle, la lucha contra el “Filibusterismo neo-pentecostal” acontecida en Costa Rica y analizada desde su mirada integral de la sociedad; la cual, me presto a exponer a continuación.

En el sentido de que una enorme mayoría de la población costarricense, dio un paso gigantesco y heroico en la defensa de la Democracia y la lucha por la libertad y equidad.
Que según nos explica el catedrático, son los tres pilares de la identidad e institucionalidad sociopolítica de éste país y que generó, el apabullante triunfo del Partido Acción Ciudadana (PAC) y su candidato, Carlos Alvarado Quesada.

El cual, deberá de cumplir con sus promesas de campaña y además de ello, enmendar los entuertos de la administración Solís Rivera, en relación con una confusa y desarticulada gestión que según algunos, se alejó del marco ético y moral del partido, generando más que mala prensa al gobierno saliente, debido a varios casos de corrupción que se encuentran en investigación actualmente.

Desde la mirada crítica de éste sociólogo, el gane en una segunda ronda electoral del PAC, no se debió a una simple reacción colectiva imprevista o refleja, producto de la publicidad o la crispación electoral; porque la “revolución de las crayolas” como quedó bautizada en toda América, fue un verdadero levantamiento popular pero sin que mediara ni la violencia, ni la sangre. Ya que fue una revolución social de pensamiento y madurez electoral.

Así, nos explica José Luis Vega que el día de las elecciones en Costa Rica, presenciamos el punto culminante de un proceso revolucionario pacífico y cívico; cuya principal arma, fue aquella que la ciudadanía tenia a mano y que en todo caso era, el voto. Frente a una grave crisis de viabilidad nacional que hubiera podido darse, si los pastores fundamentalistas del neo-pentecostalismo y su extraviado séquito de fanáticos e intolerantes, hubieran logrado colocar en la Casa Presidencial al cantante evangélico Fabricio Alvarado.

Ahora desde su apreciación como estudioso de la realidad histórico-social de ésta Nación centroamericana, el ejercicio del sufragio evitó caer por un tenebroso precipicio en donde iba a sucumbir la trilogía completa que sostiene la nacionalidad, institucionalidad y tradición histórica liberal, además de democrática de ésta República.

Porque como nos continua exponiendo, la arremetida neo pentecostal no tuvo ni la fuerza, ni el alcance esperado por muchos, debido a que quedaron expuestas las verdaderas intenciones de estos comerciantes de la fe y la política que sin escrúpulo alguno, se transformaron en los nuevos “filibusteros espirituales” del neo-pentecostalismo fundamentalista; el cual, desató una guerra política y cultural en el imaginario de algunos costarricenses que aún no termina.

Para finalizar, esto solo fue comparable en cuanto a movimiento social, con la gesta heroica que realizó el expresidente Juanito Mora en 1856, contra el filibusterismo del esclavista sureño William Walker, proveniente de Estados Unidos y que desató una revolución armada del pueblo, por el pueblo y para el pueblo…

Mis agradecimientos al Doctor José Luis Vega Carballo, por su análisis sociológico de la realidad nacional costarricense. A través de ésta interesante y abierta entrevista.
(Especial para el Diario Judío.com de México.)

No hay comentarios

Leave a Reply

Artículo anteriorSeñales Financieras
Artículo siguienteLa Nueva Dictadura Venezolana (Según Un Premio Nobel De La Paz)
Licenciada en Filosofía de la Universidad de Costa Rica, UCR, especializada en identidad nacional costarricense; ética; y comunicación social. En la actualidad investiga sobre los judíos sefardíes en Costa RIca. Además tiene estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa RIca y trabaja como consejera en razonamiento jurídico en una firma de abogados. Publica artículos en El Semanario Universidad, de la Universidad de Costa RIca, en esefarad.com, revista argentina en internet sobre cultura sefardita y ha publicado en el diario La Nación de Costa RIca. Es Poeta. Publicó poemas en la Revista Tópicos del Humanismo de la Universidad Nacional, UNA, en el Semanario Universidad de la UCR y en el diario La Nación. Forma parte de la Junta Directiva de la Ong Instituto para el Desarrollo, la Democracia y la Ética, IDDE.