Diario Judío México - Mi libro Let My Children Cook! (Deja a mis hijos cocinar) permite que los niños compartan la diversión de cocinar, en una época del año en la que los padres realmente necesitan ayuda. Lleno con más de 80 recetas que todo niño (¡y adulto!) seguramente disfrutará, tanto como una sección de divertidos proyectos de arte para Pésaj, toda la familia se regocijará con este encantador libro de cocina. Coloridas y graciosas ilustraciones aparecen a lo largo de las páginas, muchas de las cuales enseñan lecciones. Haz clic aquí para obtener tu copia (libro en inglés).

PASTEL DE MATZÁ CON QUESO (LÁCTEO)

¡Manos a la obra!

  • 6-7 cuadrados de matzá
  • 5 huevos
  • 1 taza de leche
  • 2 tazas de queso cottage
  • 1/3 taza de azúcar
  • ¾ cucharadita de sal
  • 3 cucharadas de mantequilla, derretida
  • 1 cucharadita de canela

¡Y así es como se hace!

1. Bate los huevos y la leche en un recipiente.

2. Agrega el queso cottage, el azúcar, la sal y la mantequilla derretida. Mezcla otra vez.

3. Engrasa una cacerola o una fuente para horno. Precalienta el horno a 180ºC.

4. Divide las matzot en trozos de tamaño mediano. Pon los trozos ordenados en una capa al fondo de la fuente para horno.

5. Vierte un poco de la mezcla de queso cottage sobre la matzá. Pon el resto de los pedazos de matzá encima y luego vierte el resto de la mezcla de queso cottage sobre la matzá. Dependiendo del tamaño de tu fuente, puede que tengas suficientes pedazos de matzá y mezcla de queso para dos o tres capas. La última capa (la capa de más arriba) debe ser la mezcla de queso.

6. Rocía canela encima del pastel.

7. Mete tu pastel de matzá al horno caliente y hornéalo por 35-40 minutos, hasta que esté listo.

Sírvelo tal como está o acompañado de trozos de durazno o tu mermelada favorita.

MARAVILLOSO HELADO DE MALVAVISCOS

¡Manos a la obra!

  • 8 huevos, separados
  • 1 taza de azúcar
  • 2/3 taza de aceite
  • 4 cucharaditas de azúcar vainillada
  • 1 ½ taza de mini malvaviscos
  • Decoraciones de dulce de color o de chocolate, opcional

¡Y así es como se hace!

1. Separa los huevos. Pon las claras en un recipiente grande. Bate a velocidad alta hasta que comiencen a ponerse blancas y duras. Baja la velocidad de la batidora y agrega el azúcar, aceite, yemas y azúcar vainillada.

2. Vierte la mitad de la mezcla de helado en un envase plástico. Rocía la mitad de los malvaviscos encima.

3. Vierte el resto de la mezcla de helado en el envase y pon encima el resto de los malvaviscos.

4. Congela toda la noche.

Sirve en lindos pocillos de vidrio.

TRADICIONALES Y ESPONJOSAS BOLITAS DE MATZÁ

Alias “kneídalej”

Para unas 15-20 bolitas de matzá

¡Manos a la obra!

  • 4 huevos, batidos
  • 1 taza de harina de matzá
  • ½ taza de agua
  • 1/3 taza de aceite
  • ½ cucharadita de ajo en polvo, opcional
  • Una pizca de sal y pimienta

¡Y así es como se hace!

La clave para bolitas de matzá esponjosas, livianas y deliciosas no está en la matzá, sino en los huevos.

1. Bate los huevos en un recipiente con una batidora de mano por unos cuantos minutos.

Apaga la batidora; agrega todo lo demás a los huevos batidos y revuelve con un tenedor. La mezcla podría bajarse un poco; está bien.

2. Cubre la mezcla y refrigera por una hora o toda la noche.

Para preparar las bolitas de matzá:

1. Utiliza una olla grande y ancha, ya que estas bolitas de matzá crecerán mucho en tamaño.

2. Llena ¾ de la olla con agua; hierve el agua con media cucharadita de sal hasta que esté burbujeando.

3. Humedece tus manos con un poco de agua y forma pequeñas bolitas con la mezcla. Ponlas suavemente (cuidado, ¡el líquido caliente puede salpicar!) en el agua hirviendo.

4. Cocina por 30-40 minutos. Saca las bolitas de matzá de la olla con un espumero. Ponlas en un plato plano y déjalas enfriar.

5. Congela tus bolitas de matzá esponjosas en bolsas plásticas o en un recipiente. Cuando desees utilizarlas, mételas en la sopa de pollo hirviendo directo del congelador. Media hora después estarán esponjosas, suaves ¡y listas para comer!

Puedes utilizar una cuchara pequeña para helado para darles forma a las bolitas de matzá, para que todas queden del mismo tamaño.

POLLO CROCANTE

Mis hijos tienen amigos que hacen pollo como este y me pidieron durante mucho tiempo que lo hiciera con ellos también. ¡Qué delicia!

¡Manos a la obra!

  • 4 piernas de pollo, cada una cortada por la mitad para que tengas 4 piernas y 4 muslos
  • ½ taza de harina de matzá o fécula de papa
  • 1 cucharada de ajo en polvo
  • 1 cucharada de cebolla en polvo
  • ¼ cucharadita de pimienta negra
  • 1 cucharada de páprika
  • 1 cucharadita de perejil
  • 1 bolsa grande de papas fritas (200 gramos)
  • 4 huevos
  • Aceite en aerosol

¡Y así es como se hace!

1. Lava las piernas de pollo; sácale la piel a cada una. Sécalas con golpecitos y ponlas en un plato. Precalienta el horno a 190ºC.

2. Pon la harina de matzá (o fécula de papa) y todas las especias en un recipiente. Mezcla con un tenedor.

3. Pon todos los huevos en otro recipiente y bátelos ligeramente con un tenedor.

4. En otro recipiente, muele las papas fritas en trozos muy pequeños.

5. Rocía una bandeja grande de horno con el aceite en aerosol. Sumerge cada trozo de pollo en la mezcla de harina de matzá con especias, luego en los huevos y luego en las papas fritas molidas. Ponlo en la bandeja de horno y continúa hasta que todos los trozos de pollo estén doblemente cubiertos.

6. Cualquier migaja de harina de matzá y/o de papas fritas que queden deben ser tiradas. ¡Tuvieron pollo entre ellas y no se pueden comer! No te chupes los dedos después de sumergirlos en las migajas de papas fritas. Lávate tus manos muy bien después de manipular pollo crudo.

7. Rocía los trozos de pollo con aceite en aerosol para cubrir. Mete la bandeja al horno y hornea por 50-60 minutos hasta que el pollo esté blando. No hornees demasiado.

¡CONSEJO! Si quieres elevar un poco la cosa, puedes agregar 1 cucharadita de pimienta de cayena (páprika picante) a la mezcla de especias y matzá…

Recetas extraídas de Let My Children Cook!, un libro de cocina de Pésaj para niños, por Tamar Ansh, Judaica Press.