Diario Judío México - El mas grande plazer de una persona intelijente
es mostrarse komo un idiota delantre de un
idiota ke parese ser intelijente.

O oyir dos idiotas ke diskuten i keren
mostrarsen mas savidos el uno del otro !
Esto es un teatro de no peryer…….
Fue kontado en una biografiya en 1892.

Un hombre de 70 anyos i un mansevo universitario ke
meldava su livro de siensyas viyajavan en el mizmo
kompartimento del treno. Viendo ke el hombre aedado
estava meldando la Biblia – El Muevo Testamento MARC –
interumpyo su lektura i le demando si kreiya en este livro
yenno de kuentizikos i fablas….

– Si ! Le respondyo el hombre, ma no es un livro de
historias. Es la Palavra de Di-o. Pensas ke me yerro ?

– Por seguro ! Devesh estudiar la Historia Universal.
La Revolusyon Franseza mostro a todos la miyopiya de
la relijyon ! Solamente personas sin kultura kreyen ke
Di-o izo el mundo en 6 diyas. Kale saver lo ke los
sientifikos dizen en este respekto….

– I es esto lo ke muestros sientifikos dizen sovre la Biblia ?

– Mire, yo vo abashar en la estasyon ke viene… No tengo
tiempo para eksplikarle… Kiijyera ke me digash vuestro
adreso i vos va embiyar el materyal sientifika lo mas presto
posivle…

EL viejo kito su carte visite i la dyo al mansevo.

Era la carte visite de :
Profesor Docteur Louis Pasteur
Director General del Instituto de Investigaciones Scientíficas
Universidad Nacional de Francia


‘Un poko de Siencia mos aparta de D-io.
Muncha, mos aserka…’
Dr. Louis Pasteur (1822-1895)

[email protected]

No hay comentarios

Leave a Reply

Artículo anteriorSer feliz es una actitud: Adquiérela.
Artículo siguienteShaare Zedek Nurses Creating Harmony
SHAROPE BLANCO en ESTAMBUL (Turquia) Sharope Blanco, economista y profesora de lenguas, administradora y fundadora del Grupo SEFARADIMUESTRO en Yahoo, donde escribe sus poemas, artículos, recuerdos y su novela Almendra. Escritora y poeta de innumerables poemas y artículos en Inglés, en Francés, en Turco y en Judeo-Espanyol, pocos publicados hasta la fecha. Su obra será publicada post-mortem según su deseo, por su hijo Nebil F. Behar, medico residente en Inglaterra.