Para entender esta istoria tengo en kurto de deskrivirvos el lugar, el tiempo kuando afito and komo afito.

Si vosotros savesh, o no oyitesh dainda, Haifa es la sivdad de la Montanya al lado de la Mar. Es uno de los portos de Israel, no es una sivdad grande, ma tiene un hen, una ermozura mahsus. Uno ke kere konoser esta sivdad mas aya de sus limites, deve vijitar los lugares vedres ke lo sarean, i el Rezervario de Naturaleza sovre la montanya Karmel, ke en jeneral es el Parko Sentral, ande ay kaminos espesiales para los karros, las bisikletas i para djente ke keren kaminar i para azer piknik.

Despues ke merkimos un karro, mos aviamos auzado de vez en kuando a vijitar los boskes vedres alderedor de Haifa, para gozar los ermozos peizajes, para pasear en la “Chika Suizsa”, para vijtar las Kazas de Repozo, o ver los lugares enkantadores i lindos, komo tambien los kibutzim en esta zona

Un dia invitimos muestros buenos amigos a akompanyarmos. Alkansimos en esto día klaro de invierno, asoleado i kayente, la Kaza de Repozo. Kuando yegimos a la entrada de la Kaza, mos sorprendieron las dos mansevikas ke estuvan ayi , kon la informasion ke este día especial, el Sentro estava serrado para vijitadores, salvo si konosemos ayi a una persona partikular, ke keriamos enkontrar. Devia azerse un kontrol i despues mos desharian entrar. Avia la primura solo de un poko de tiempo para azer la verifikasion.

Estuvimos dakordo todos i komo el lugar, en un día tan agradavle, mos plazio, dezidimos de pasear i konoser los deredores de este Sentro i retornar despues de una ora. Entremientres las mansevikas me preguntaron el nombre de la persona ke keriamos enkontrar. Por azardo me vino al tino el kibutznik joven ke me avia bushkado por modo ke keria akilar la kaza de mis padres. Me akodri ke meti solo el numero de telefon en mi tefter, ma no su nombre, malgrado ke el me avia kontado ke iva pasar una semana en la Kaza de Repozo ke se topa serka de Haifa. Mi marido me ayudo, akondrandose ke el mansevo tenia un nombre tudesko. Yo, sin frio i kalor skupi el nombre “Zuckerman” ke endeveni a este punto. Kuando me demandaron ande bive, no tuve remedio, i echando una otra vazia, di el nombre “Neve Shalom”. No supe si mis amigos sintieron ke yo uydureyi todo esto, ma me desharon kontinuar, i yo los kandereyi. Al kavo de todo, el ermozo tiempo mos emboracho i mos fuimos a kaminar.

Despues de muestra vuelta, las mansevikas no kitaron un tefter, ma me informaron ke toparon el “Zuckerman” i ke el tiene el bungalo 324. Me sorprendio todo esto, por modo ke yo solo echi una vazia para apanyar una yena. Pero no ansina pensaron mis amigos, ke me akuzaron de irme demaziado leshos. Ma yo, sin embargo, los ize entrar en la Kaza. En el interior mos enkanto la grandura maraviyoza de esta Kaza, las instalasiones modernas, la kamareta de mantenimiento fiziko, el tenhalik de la guerta, ma mas de todo me plazio la pisina. Kuando topimos ke el bungalo 324 estava vazio, una de la resepsionistas mos disho ke Zuckerman salio oy, ma devia tornar el dia despues. Esta manseva, muy grasioza, viendo ke mos kansimos, kon muncho tabiet, mos yevo fina una grande puerta, diziendomos de arepozarmos ayi, i si despues keriamos, partisipar en la selebrasion de este mesmo dia. El kombito mos se vido mas atirante de ke vimos el saltanat en la sala grande, elegante i adornada. Mos mesklimos a la entrada kon las otros djentes i tuvimos el mazal ke la manseva ke mos resivio, kon muncho hen, no saviendo deke alkansimos a este lugar, mos izo asentar a una meza de kuatro, en demandomos de ampesar kon las aperitives, las salatas rikas i despues kon el menu prinsipal. De mesmo aki mis amigos teniyan sar, no estavan dakordo, pero yo los konvensi.

Todos los kuatros disfrutimos de la komida savroza, i estuvimos kontentes de pasar un dia maraviozo. Kuando ampesaron a servir el kafe i el gató, me dishe ke deviamos azer karar kon mi “maytap” i ansi salimos.

En entrando en kaza, la primera koza ke ize fue bushkar el numero de telefon del mansevo. Ansi me sorprendio de meldar ke no avia dingun nombre i ke el telefon suyo no era de Neve Shalom (zona de Haifa) ama Neve Ilan (zona de Yerushalayim). Una tal konfuzion ke me afite a mi…, ke “tupé”, ke estupidez. Me se suvio la sangre a la kavesa, i senti una yelor en mi espalda. Guay de mi – ya me kemi! Vos dire la verdad, me averguensi, malgrado ke dainda tenia la savor en la boka de este dia. Ke lokura !!! Kualo van a dizir mis amigos??? Ma supe – negra la kulpa, mas negra la deskulpa i me akodri ke mi nona dizia:

“Un loko kita loko a otros sien.”