7 Heshvan 5775 | Viernes, octubre 31, 2014

Comentarios a la Parashá

Acerca de la Parashat Terumáh (Ofrendas)

D-os ordena a Moshé la construcción del Mishcán, primer santuario móvil en el desierto, con la contribución de todos los judíos. El Santuario simboliza la presencia divina. Cuando D-os ordena su construcción dice: “Me harán un Santuario y moraré en ellos”, utilizando el plural para indicar que habitará en cada uno de los judíos y no sólo en el Santuario, caso en el cual sería expresado en singular. La presencia divina mora en cada alma, y aún cuando físicamente no esté representada en una construcción siempre acompaña a la persona. Los quince materiales utilizados en la construcción del Mischcán fueron seleccionados por D-os, cada uno relacionado con algún mérito, o para elevar determinada condición del pueblo judío. Entre los materiales se pueden mencionar: oro, plata, cobre, seda, lana azul, mármol y madera entre otros. El Santuario y sus componentes son la representación en un microcosmos de todo el universo, lo cual crea un paralelo entre la grandeza del universo y la del Mishcán y su construcción. Las cortinas superiores e inferiores equivalen al cielo y la tierra; el agua del Kiyor al agua en el universo; el altar en el cual se hacían los sacrificios equivale a los animales; otro altar representa a todas las demás especies; el candelabro simboliza el sol y la luna y sus siete brazos las constelaciones que aluden a todos los eventos naturales que suceden en el universo: “Siv´a a Kojvai Lejet”. También existe un paralelísmo entre la estructura del Mischcán y sus componentes, con el cuerpo humano y sus órganos. El arca -Arón- que contenía las Tablas de la Ley se corresponde con el corazón, los ángeles que estaban encima del arca, a los pulmones, la Mesa simboliza el estómago; el candelabro -Menorá- a la mente humana y así sucesivamente. De todos los elementos del Santuario, el arca fue lo primero que se construyó, porque representa la Torá. Así como la Torá precede a la creación, así el Arón fue hecho antes de los demás elementos. Betzalel fue el constructor del Mischcán. La mesa era una estructura vertical con doce compartimientos que contenían los doce panes horneados cada viernes y que se mantenían frescos hasta el viernes siguiente.

La Menorá o candelabro es descrita en todos sus detalles como la orden de fabricarlo, el material a usar, su forma, peso, tamaño, ubicación, consagración, modo de encendido y mantenimiento de las luces. Fue realizado de una sola pieza de oro macizo. El número siete representa la perfección del mundo físico. Todo el universo fue creado en seis días y descansando el séptimo día, D-os completó y perfeccionó su Creación dándole a todo un propósito central. Los siete brazos de la Menorá equivalen a los siete días de la Creación y derivan de una sola fuente que es la Unidad. La Menorá representa la fe del judío quien no ve los poderes del universo como entidades separadas sino como brazos de una totalidad, lo cual implica que D-os es fuente de todos los poderes y fuerzas. Las treinta y nueve actividades necesarias para la construcción del Tabernáculo comprenden todas las áreas de actividad humana existente y son las que conforman los 39 actividades que no pueden ser realizadas en Shabat.

El Mishcán fue erigido en el año 2.449 desde la Creación en el calendario judío y 1.312 a.e.c. del calendario gregoriano. Desde la construcción del Santuario y por 479 años, hasta la construcción del Primer Templo, el Arón HaKodesh -Arca Sagrada- fue guardada en el Mishcán. Los Leviim transportaron el Arca por 39 años en el desierto. Al llegar a Israel estuvo en: Gilgal por 14 años, en Shilo por 369 años, en Nov por 13 y en Giveon por 44 años. La inauguración del Templo fue en el año 2.928 del calendario judío.

Fuentes:
Mati Jakubowicz y Jaya Perman: “Al Compás del Tiempo…”. Organización Jabad Lubavitch de Venezuela. Caracas, 1991

Publicación “Le´Jaim”. Organización Jabad Lubavitch de Venezuela. Caracas 1993

Notas personales de Carla de Castro Sosa en www.madregot.com – 2002-2013

Dentro de los elementos que constituyen el mishkán (tabernáculo), el que sin duda logra destacarse por sobre los demás es el Arón HaBerit (arca...

Se pide al pueblo de Israel que contribuya con quince materiales: oro, plata y cobre; lana teñida de color azul, púrpura y rojo; lino,...

Dice el Rámbam(Maimónides) - en las leyes relativas al Bet HaMikdash (El Templo Sagrado): "Es una mitzváh positiva el construir una casa a Di´s, para...

Se pide al pueblo de Israel que contribuya con quince materiales: oro, plata y cobre; lana teñida de color azul, púrpura y rojo; lino,...