Diario Judío México - La traducción al en ha evolucionado en dos direcciones: de los idiomas mundiales al , y del a otros idiomas, específicamente inglés y francés. Esta doble función del como lengua meta y lengua fuente refleja cambios fundamentales en la alfabetización cultural judía del siglo XX y, por extensión, la identidad judía canadiense. Estas traducciones encarnan un cambio en el estado del del principal vehículo de expresión para la comunidad de inmigrantes judíos de Europa del Este de a un lenguaje patrimonial que está en peligro cada vez más fuera del medio ultraortodoxo. Por lo tanto, sirven como prueba de fuego para la continuidad del y su patrimonio lingüístico y cultural en .

El estado del ha sufrido profundos cambios durante el siglo XX, un período que coincide con la inmigración masiva de judíos de Europa oriental que hablan a . El cambio más evidente es demográfico: desde 1939 hasta la actualidad, el se ha mudado del idioma vernáculo judío más hablado en el mundo, con once millones de hablantes (75% de los judíos del mundo), a un estimado de 350,000 hoy (Shandler, 2006 , p. 1). En el contexto canadiense, prácticamente toda la comunidad judía de unos 155,000 era de habla en 1931; El Perfil del Censo de 2001 enumera a menos de 20,000 hablantes del idioma de una población judía total de más de 350,000. El cambio del –de una lingua franca, a la base de la cultura popular y alta, a una lengua de herencia– se refleja en las traducciones dentro y fuera del .

FuenteAcademia
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorLa taza de café perfecta con Nespresso
Artículo siguienteAhwazi activists in Europe face spying charges in latest character assassination campaign against the Saudi Crown Prince