16.4 C
Mexico City
lunes, mayo 16, 2022
Inicio Autores Publicaciones por Mario Satz

Mario Satz

247 Publicaciones 0 COMENTARIOS
Poeta, narrador, ensayista y traductor, nació en Coronel Pringles, Buenos Aires, en el seno de una familia de origen hebreo. En 1970 se trasladó a Jerusalén para estudiar Cábala y en 1978 se estableció en Barcelona, donde se licenció en Filología Hispánica. Hoy combina la realización de seminarios sobre Cábala con su profesión de escritor.Incansable viajero, ha recorrido Estados Unidos, buena parte de Sudamérica, Europa e Israel.Publicó su primer libro de poemas, Los cuatro elementos, en la década de los sesenta, obra a la que siguieron Las frutas (1970), Los peces, los pájaros, las flores (1975), Canon de polen (1976) y Sámaras (1981).En 1976 inició la publicación de Planetarium, serie de novelas que por el momento consta de cinco volúmenes: Sol, Luna, Tierra, Marte y Mercurio, intento de obra cosmológica que, a la manera de La divina comedia, capture el espíritu de nuestra época en un vasto friso poético.Sus ensayos más conocidos son El arte de la naturaleza, Umbría lumbre y El ábaco de las especies. Su último libro, Azahar, es una novela-ensayo acerca de la Granada del siglo XIV.Escritor especializado en temas de medio ambiente, ecología y antropología cultural, ofrece artículos en español para revistas y periódicos en España, Sudamérica y América del Norte.Colaborador de DiarioJudio, Integral, Cuerpomente, Más allá y El faro de Vigo, busca ampliar su red de trabajos profesionales. Autor de una veintena de libros e interesado en kábala y religiones comparadas.

Artículos Publicados

La muerte es un maestro de Alemania

0
El título de esta nota es un verso del famoso poema que Paul Celan, el gran escritor judío rumano, escribió en la lengua de los verdugos para dar cuenta de lo que fue el...

Ahmedinejad o el discurso del ogro

0
El veneno que destilan los ayatolas y su oscuro pelele, Ahmedinejad, es sólo la punta de lanza de un viejo y recalcitrante resentimiento iraní, que, es curioso, no parecía existir en la época del...

La esperanza judía y la esperanza árabe

0
Durante siglos los judíos hemos sido, y en cierto sentido aún lo somos, el pueblo de la esperanza. De ahí que no sea casual que el Hatikva, el himno nacional de Israel, hable de...

El odio a la música

0
Leo, por tercera vez, y la última en su versión castellana, el extraordinario ensayo de Pascal Quignard El odio a la música ( Andrés Bello editor, 2000), para constatar que no soy el único...

La mujer del filósofo

0
Es sabido que Xántipa, la mujer de Sócrates, lo tenía a maltraer. No fue, sin embargo, el único ni el último en padecer, por exceso de compasión y lentitud de pensamiento, el avasallador mundo...

Bonzos israelíes

1
Durante años fueron los bonzos o monjes budistas tibetanos los que tenían la costumbre de inmolarse en público prendiéndose fuego en posición meditativa, luego sus homólogos de Tailandia o Birmania, y ahora los israelíes...

El viejo, el anciano, el sabio

0
El dicho respecto del cual la realidad es según el cristal con que se mira parece ser más y más cierto a medida que el observador envejece. No hay más que constatar aquello que...