Diario Judío México - Estamos en una escalada muy importante de extorsiones que buscan realizarse a través del personal de servicio que laboran en nuestros hogares.

Funcionan de la siguiente manera:

  1. El extorsionador consigue información de horario normal en DONDE NO SE ENCUENTRA NI EL SEÑOR NI LA SEÑORA DE LA CASA.
  2. Con esa información ya corroborada, encuentra el momento exacto para llamar a la casa, esperando conteste cualquier integrante del personal de servicio. Es ahí donde comienza la extorsión en forma.
  3. El extorsionador inventa una historia, en donde informa que “el señor o la señora” requiere urgentemente el dinero que se encuentra en la caja fuerte de la casa. La historia puede ser que la señora sufrió un accidente, puede ser que está detenida, puede incluso ser que la asaltaron. En cualquiera de los casos, el extorsionador GUÍA AL PERSONAL DE SERVICIO A ABRIR Y /0 ROMPER LA CAJA FUERTE.
  4. Cuando ya se hizo esto, la extorsión está lista a fraguarse. Sale la sirvienta con el dinero, y es guiada a entregar el dinero mano a mano, aventarlo, o incluso depositarlo.

Aunque suene inédito, y parecería un caso aislado, esta extorsión es ya la que MÁS ESTAMOS EXPERIMENTANDO. No hay semana en donde no tengamos varios casos.
Por lo anterior, te pedimos URGENTEMENTE hablar con el personal doméstico que labora en tu casa. Esto solo se puede prevenir si el tema se habla de manera frontal.

SI RECIBEN UNA LLAMADA, PÍDELES QUE CUELGUEN AL INSTANTE Y TE LLAMEN INMEDIATAMENTE. SI NO LAS DEJAN COLGAR EL TELÉFONO, BUSCA LLAMARNOS POR OTRA LÍNEA AL MOMENTO QUE SE ESTÉ LLEVANDO A CABO LA EXTORSIÓN.

Han sido demasiados casos que se han pagado, perdiendo dinero, y además, poniendo en riesgo a muchas personas. ¡Este delito es evitable, hay que comentarlo!

Teléfonos de Emergencia de Acción Social
1995-1520
1995-1521


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.