Diario Judío México - De niño, Alejandro Raga Rasmussen quería ser pianista y tomaba clases para lograrlo, hasta que su maestra compró un telescopio, le permitió observar el cielo y entonces cambió las notas musicales por las estrellas. Así se hizo miembro de una sociedad de astrónomos amateur en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, construyó su propio telescopio y decidió estudiar los cuerpos celestes como profesión, misma que ejerce desde hace varios años en el Instituto de Astronomía de la UNAM.

La investigación del Doctor Raga, Físico por la Universidad de Buenos Aires y Doctor en Astronomía por la Universidad de Washington, en Seattle, está orientada a conocer la historia de la formación de las estrellas, y lo hace mediante el estudio de los chorros de gas que esos cuerpos celestes expulsan y dejan a su paso como un registro de su propia evolución.

Cada una de las estrellas que nacen se forman del medio interestelar, que es el gas que cubre nuestra galaxia. En ese medio hay zonas más densas que se empiezan a colapsar por su propia gravedad y forman estrellas nuevas, las cuales expulsan material a alta velocidad, que se observa como chorros de gas y proporcionan información a los astrónomos.

El especialista explica que existe un número de operaciones teóricas que se realizan para tratar de entender bien cómo interactúa el material expulsado de las estrellas con el medio ambiente circundante, y conocer qué dice eso sobre la estrella. Básicamente, apunta, esos estudios recaban información sobre la historia y el nacimiento de las estrellas, de cómo se colapsa su material y cómo se forman.

Una estrella como el Sol tarda unos 100 mil años en formarse, desde que se empieza a colapsar el material hasta que se forma. Como los tiempos astronómicos son muy grandes para ser observados en la vida de un investigador, el doctor Raga refiere que el material expulsado de una estrella viaja y se puede observar más tarde, hasta nuestros días. El material arrojado hace más tiempo se observa más lejos y el expulsado recientemente de manera más cercana. Así, y debido a la gran cantidad de estrellas que se están formando, se pueden observar diversos astros en diferentes etapas y elaborar un registro que muestre su historia.

El astrónomo, galardonado con el premio de investigación 1998 de la Academia Mexicana de Ciencias, en el área de ciencias exactas, trabaja dentro de una teoría ya establecida que describe el movimiento de gases y se usa para hacer modelos de la atmósfera de la Tierra, de explosiones y de flujos aeronáuticos, entre otras aplicaciones. Sin embargo, el doctor Raga ha utilizado esa teoría aplicada al problema de cómo se forman las las estrellas y cómo expulsan sus gases.

“Básicamente, la teoría de la dinámica de gases sirve para explicar casi todo tipo de fenómenos en que están involucrados fluidos con velocidades altas. En ese sentido, uno de mis trabajos que más repercusión ha causado en la astronomía ha sido el estudio de modelos de chorros variables, tratando la idea de que lo que uno observa en esos chorros expulsados por estrellas jóvenes son una especie de registro arqueológico de lo que le ha sucedido a la estrella. Esa idea no estaba presente antes en el estudio de esos objetos, y aunque fue polémica las observaciones posteriores hechas con el telescopio espacial la confirmaron.”

Para Raga, la investigación es una especie de juego de ajedrez en el que uno tiene una serie de técnicas y problemas con los que se juegan las piezas para tratar de elegir y resolver problemas interesantes, dentro de las habilidades propias de cada uno.

El astrónomo Alejandro Raga Rasmussen, investigador del Instituto de Ciencias Nucleares (ICN) de la UNAM, manifestó que estudiar objetos gigantes, de la dimensión de una estrella y hasta de una galaxia, es un reto para los científicos, pero lo es más, si los astros no se analizan observándolos directamente con un telescopio, sino indagando algunos de sus elementos con matemáticas y computación; en este sentido, ha encontrado en las simulaciones matemáticas un abordaje novedoso para “tomarle el pulso” a dos elementos característicos de las estrellas nacientes y jóvenes: los discos de acreción y los flujos bipolares.

Un disco de acreción es una estructura que rodea a una estrella en formación; su función es nutrir al cuerpo central y contribuir al aumento de su masa. En tanto, los flujos bipolares (o jets) son chorros de gases que la estrella lanza al medio interestelar mientras se forma. Parte de la materia que constituye a un nuevo cuerpo celeste es expulsada en forma de chorros bipolares, que salen simultáneamente del centro del astro hacia dos lados opuestos.

La simetría entre ambos flujos, y su relación entre dos astros que componen un sistema llamado de “estrellas binarias”, son parte de la materia de trabajo de Raga, quien analiza estas características en cuadrículas matemáticas.

Finalmente, al relatar el motivo de hacer investigación en , después de haber trabajado en Estados Unidos, Canadá e Inglaterra, dice que a pesar de que los mexicanos muchas veces no lo aprecian, la situación de los científicos de este país es muy buena.

“Aquí las instalaciones están bien mantenidas, las instituciones tiene ciertos recursos y las materias asignadas para enseñarnos permiten desarrollar nuestra investigación, incluso mi sueldo aquí es muy similar al de Inglaterra, pero allá el costo de vida es más alto, por lo que en se vive mejor.”

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/1999/12/13/cien-galeria.html
http://www.politicayestilo.com/?p=3755 (Mirna Servín) (Fotos: Carlos Cisneros)

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorAustria aún lidia con el pasado nazi
Artículo siguienteLibros en Yiddish en venta en la 40a. Feria internacional del Libro de Buenos Aires
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.