El Consejo General Universitario aprobó otorgar el Doctor Honoris Causa a Kleinbort, por sus aportaciones en la investigación de la historia de México y de las ciencias sociales.

“El aporte académico y la estatura intelectual de cada vez tiene una mayor dimensión, es reconocido nacional e internacionalmente y es un mexicano excepcional, cuya producción sigue estando al orden del día, porque sigue produciendo bastante y lo mejor”, dijo el rector general de la Universidad de Guadalajara, Tonatiuh Bravo Padilla.

Al considerar a Krauze Kleinbort como una persona que se ha atrevido a hacer un análisis puntual de las instituciones del país y del cambio democrático, los miembros del Consejo General Universitario coincidieron en que es un personaje polémico, particularmente en su libro “Por una Democracia sin Adjetivos”, publicado en 1986, que fue precursor “en gran medida” de los acontecimientos posteriores en el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En el mismo sentido, Héctor Raúl Solís Gadea, rector del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH, dijo que el escritor mexicano tiene una visión de la historia del país que ha contribuido al desarrollo de la democracia. “Tiene posiciones políticas con las que no necesariamente uno todo el tiempo está de acuerdo, seguramente es una figura polémica en ese sentido, pero más allá de eso, es ampliamente justificado el Doctorado, porque es un hombre con solidez intelectual a toda prueba, comprometido con México”.

La Máxima Casa de Estudios en Jalisco ha otorgado el Doctor Honoris Causa a personalidades como Elena Poniatowska, Rigoberta Menchu,  Irene Robledo García, José Guadalupe Zuno, Juan Ramón de la Fuente, Jean  Meyer, Hugo Gutiérrez Vega, Fernando del Paso, Carlos Payán, Ignacio López Tarso, Mario Rivas Souza, Mario Molina, Julio Scherer García y Jorge Matute Remus.

Fuenteeloccidental.com.mx

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorUna promesa: Sobrevivir
Artículo siguienteEl principio de una nueva era: La independencia de Cataluña