Diario Judío México - “La expresión más auténtica de un pueblo
está en sus danzas y su música.
Los cuerpos nunca mienten.”
Agnes De Mille

Los pasillos del Centro Deportivo Israelita comenzaban a impregnarse de entusiasmo y adrenalina. El maquillaje de fantasía, los vestuarios de colores, la música, el megáfono y los integrantes de Kadima complementaban la atmósfera perfecta del nerviosismo antes de salir a escena. “Quiero los labios rojos” “Necesito mi peinado” “¿En dónde quedó mi vestuario?” eran frases que se escuchaban entre el tumulto de participantes. Es el Festival Aviv 2013 en donde cientos de jóvenes se reúnen para dar pie a la creación artística… para ellos bailar es soñar con los pies.

A pesar de ser una noche fría, la alegría, las sonrisas y la pasión de los participantes de Kadima continuaba latente. ¡Tercera llamada, tercera, comenzamos! El escenario dejó de ser un entarimado para convertirse en un espacio poético e idóneo para “La Creación” en donde a través de sus cuerpos y la música cada bailarín se transformó en estrella, sol y luna.

Diferentes épocas, estilos, atmósferas recrearon el espacio…son los años 50, Broadway y Gene Kelly cantando “Singing in the rain”. Sombrillas de colores cubrieron el escenario para representar la escena más brillante y afamada de la cinta hollywoodense… hasta la lluvia se sintió.

La inocencia y la rebeldía de un clásico de clásicos no podía faltar, los integrantes de Kadima al “estilo pop” cambiaron su cabellera por unos brillantes peinados y “Vaselina”. Con sus chamarras de charol negro y mascadas de colores bailaron al ritmo de “We go together” y no faltaron los movimientos coreográficos mientras cantaban “Boogedy boogedy boogedy boogedyShoo-be doo-wop she-bop“.

Maquillajes exuberantes, vestuarios de colores chillantes, un gran escenario, luces, música…pero lo más importante fue el silencio que se rompió con el aplauso del público al reconocer en cada integrante de Kadima el amor, la unión y la entrega que consagraron con cada movimiento pero sobre todo con cada sonrisa regalada a cada uno de los espectadores. Más allá de bailar con el cuerpo lo hicieron con el corazón.

La fría noche del domingo 3 de marzo del 2013 culminó siendo una cálida velada en donde se conjuntaron los sueños de cada grupo de la Comunidad

Judeo Mexicana al expresar con su cuerpo la belleza de su alma.

*Te invitamos a ver la galleria de fotos sobre la primera noche del Aviv, oprime aquí.

SIN COMENTARIOS

Leave a Reply

Artículo anteriorAdendum a la convocatoria para el concurso del monumento a “la inmigración judía a nuestro país”
Artículo siguienteLa Escuela Yavne felicita con orgullo a sus ganadores en el Festival Aviv

Kadima es una asociación civil que tiene como propósito principal la inclusión y participación activa de niños, jóvenes y adultos con necesidades especiales y/o discapacidad, en cinco diferentes ámbitos: familiar, educativo, laboral, comunitario y social.

Kadima es una institución líder en el área de discapacidad, cuyos objetivos se centran principalmente en defender la equidad, la igualdad de trato y oportunidades, el respeto hacia las diferencias y la libre manifestación de la diversidad.

Su misión es la de promover el crecimiento e independencia para personas de todas las edades con necesidades especiales y/o discapacidad, creando oportunidades de inclusión y participación comunitarias en un marco de dignidad y respeto que les permita alcanzar su máximo potencial, autodeterminación y autonomía personal.