Hablemos de menstruación, pero más importante, hablemos de menstruación digna…
¿Sabías que en nuestro país las pagamos alrededor de 3 mil pesos al año en productos menstruales y no todas las mujeres, niñas, adolescentes y personas menstruantes tienen acceso a ellos? ¿Sabías que hay niñas que se ausentan de sus salones de clases por no poder costear toallas o tampones?

La menstruación es algo integral y normal en la vida de la mayoría de las mujeres; sin embargo, el silencio y estigma social que rodean al tema hace que muchas niñas crezcan rodeadas de mitos, tabúes, miedo, inseguridad, vergüenza, burlas, falta de acceso a productos sanitarios, baños e infraestructura con agua potable. A esto se le llama pobreza menstrual e impacta a muchas en situación vulnerable de nuestro país.

En México, la vida fértil de una mujer promedio es de casi cuatro décadas. En condiciones regulares, su ciclo menstrual durará 28 días, con cinco días de menstruación. Tomando en cuenta la recomendación de usar una toalla o tampón cada cuatro horas durante el ciclo menstrual, tenemos que, al mes, una mujer utilizará aproximadamente 30 unidades y al año, 360 toallas o tampones.

Si esta mujer llega a la menopausia a los 50 años y comenzó su ciclo a los 13 años, significa que utilizará 13 mil 320 toallas femeninas o tampones durante su vida fértil, con un costo promedio de $2.00 pesos por unidad. Esto representa 26 mil 400 pesos. Por ello, muchas se ven en la necesidad de elegir entre alimentar a sus familias o comprar los productos necesarios para tener una menstruación digna.

Desde que una niña comienza a menstruar, ya sea en su casa o en la escuela, carece de productos adecuados y de algún espacio íntimo, higiénico y seguro. Esto provoca a veces que muchas niñas dejen de asistir durante esos días a la escuela llegando incluso a abandonar sus estudios los cuales son fundamentales para su futuro. Asimismo, las en edad laboral sufren también perdiendo días de trabajo al no contar con instalaciones sanitarias adecuadas y limpias.

Es absurdo que una función corporal natural como la menstruación represente un obstáculo para el derecho a la de las niñas y adolescentes, así como el derecho al empleo para mujeres.

Otra problemática es que, la carencia de recursos económicos para adquirir toallas y tampones, hacen que se busquen otras alternativas como ropas viejas, trapos, periódico y hasta tierra. Muchas veces, la falta de acceso al agua potable las obliga a lavar sus ropas en agua sucia y, por vergüenza de secar las ropas manchadas al aire libre, suelen volverlas a poner húmedas, prácticas que pueden provocar infecciones y enfermedades vaginales, vulnerándose al derecho a la salud.
Es fundamental garantizar el manejo de la higiene menstrual como un derecho humano básico que concierne a la dignidad y bienestar de toda mujer y persona menstruante.

Reconociendo esta problemática mundial y nacional, CADENA forma el Comité Florencia Nightingale, un espacio donde diversas voluntarias buscaremos promover temas de inclusión y diversidad. El tema del 2021 es higiene menstrual, y nos proponemos como equipo abrir el tema para informarnos y sensibilizarnos como comunidades, así como aportar a y adolescentes en comunidades vulnerables de nuestro país a tener un mejor acceso a la higiene menstrual. A través de pláticas sobre menstruación y talleres de toallas sanitarias ecológicas trabajaremos para acercar a las a la temática, para lograrlo. ¡ÚNETE!

Te invitamos al evento ´´Bordando Nuestras Reglas´´, para adentrarte en el tema de la menstruación digna, así como aprender a hacer toallas ecológicas sanitarias que serán entregadas a y adolescentes que lo necesitan. Se llevará a cabo en modalidad presencial el domingo 29 de agosto y en modalidad virtual el domingo 5 de septiembre. ¡Ven a bordar una menstruación digna con nosotras!

Informes:
https://forms.gle/nXEDrNWrNCjB27g78

4 COMENTARIOS

  1. Se necesita, información del sentir biológico y absolutamente normal de la menstruación o la menopausia, la fertilidad... para evitar toda amolestia o dolor, innecesario, si se goza de nuestra femineidad y su importancia.

    • Estoy de acuerdo contigo, a veces nos sentimos solas en el propio duelo que conllevan algunos procesos naturales de la vida, pero es importante saber que a todas nos pasa y estamos juntas. Te dejo mi cel ya que formo parte del comité por si estás interesada: 5579067165

  2. Estoy de acuerdo y me gustaría participar. También debería tomarse en cuenta el dolor menstrual por lo que muchas mujeres sufren y hemos sufrido en algún momento impidiendo considerablemente continuar con la rutina diaria o estudiar, o trabajar.

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLady Kitty Spence se convierte al judaísmo para unirse con su pareja Michael Lewis
Artículo siguienteCómo los medios de comunicación ignoran a los que odian a los judíos