Diario Judío México - Rodrigo Varscher en la revista judeo-uruguaya “Mensuario Identidad”, habla del origen de la palabra “hebreo”: “La palabra hebrea para designar al idioma hebreo es עברית, forma femenina de עברי, género en el que se designan los idiomas en este particularmente. Remite a la historia bíblica de Abraham, el primer “hebreo”, gentilicio que procede de la actitud de dicho personaje de “pasar” o “cruzar” (לעבור) su tierra natal de Ur y asentarse en el antiguo Canaán. “

Esto quiere decir que la idea de los hebreos como un pueblo en tránsito, en migración, remite hasta los orígenes de éste; la imagen de un pueblo en éxodo, en perpetuo movimiento, es mucho más antigua que la historia de Moisés y el faraón.

Esto adquiera mayor trascendencia en el contexto de , celebración en la que recordamos no solamente que fuimos esclavos en la tierra de Egipto, sino que divagamos por el desierto por más de cuarenta años—con muy poca ayuda de las personas que estaban ahí— por el simple hecho de que nuestra integridad física y moral se encontraba bajo riesgo.Escapábamos de la violencia y la persecución. 

El mito del éxodo ha mantenido a la diáspora—esa perpetua dispersión de la identidad—viva por milenios, y nos conecta de manera directa (por las migraciones judías más recientes) con el destino del exiliado, del inmigrante y del refugiado.

Es por eso que en CADENA estamos comprometidos con todos aquellos que, debido al odio étnico, la pobreza y la violencia, tienen que abandonar su hogar. Por eso realizamos misiones para atender a refugiados sirios, donamos maquinaria médica al campo de refugiados Kakuma, en el norte de Kenia –que asiste a los desplazados por la guerra de Sudán del Sur–y, más recientemente, apoyamos con víveres básicos a los migrantes de Centroamérica y de Venezuela.

Nuestro Coordinador Estratégico, Santiago Treviño, quien visitó la frontera sur este año, comenta: “En mi día a día he escuchado comentarios agresivos hacia los migrantes, pero, después de oír algunas de sus historias y ver lo que han sufrido para llegar a ese punto en su trayecto siento más que nunca la responsabilidad de comunicar lo visto, platicar lo vivido y abogar por estas personas que en muchas ocasiones no tienen voz”.
Los migrantes no están solos. CADENA es la mano extendida.

Una pequeña luz que ilumina el camino de estos nuevos éxodos.

 

Jag Sameaj,
Benjamin Laniado
Secretario General, CADENA

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorFrom Time Immemorial. No es antisemitismo, es anti-sionismo…
Artículo siguientePlatos ricos con matzá para la semana de Pesaj
CADENA es el "COMITÉ DE AYUDA A DESASTRES Y EMERGENCIAS NACIONALES A.C."CADENA es la Asociación Civil sin fines de lucro de la Comunidad Judía de México que tiene corno misión fundamental la de apoyar y asistir a ciudades, poblaciones, y familias que se encuentren en estado de pobreza extrema y/o sean afectadas por desastres naturales los cuales provoquen que su integridad física y material estén en peligro. Todo esto representando a la Comunidad Judía de México, demostrando así que la Comunidad Judia se solidariza, acude y responde en momentos de crisis en nuestro país y en el mundo, mostrando gratitud, hermandad y solidaridad con México, sus familias y a las personas que lo requieran.Su objetivo primordial es el de responder a los llamados de ayuda a la hora del desastre incorporando voluntarios de la Comunidad Judía de México a los cuerpos de rescate voluntarios e institucionales, asi como el trabajar en conjunto y coordinar los diferentes centros de acopio instalados por la Comunidad Judía Mexicana.Posterior a estas dos tareas primarias tiene como objetivo el coordinar con entidades gubernamentales para implementar el operativo de ayuda real, haciendo llegar todo el material reunido del acopio comunitario y entregarlo mano a mano a los mas necesitados de manera calificada y profesional, además de agregar a la misión un cuerpo de médicos voluntarios los cuales imparten consulta y reparten medicamento apropiado para disminuir los problemas de salud en las mismas poblaciones afectadas.