Diario Judío México - Nacido en la capital de Bélgica el 28 de enero de 1923 y deportado a Auschwitz con el número 151752 grabado en su brazo, se graduó como ingeniero químico en la Universidad Libre de Bruselas y luego obtuvo un doctorado de tercer ciclo y un doctorado estatal. Profesor emérito de universidades, contribuyó a través de sus numerosos trabajos como lingüista a preservar la memoria y la promoción del judeoespañol, lengua de los descendientes judíos expulsados de España en 1492.

En 1984 ocupó la primera cátedra de la lengua judeoespañola en la Sorbona de París. También fue presidente honorario del Centro Cultural Judeo-Español – Al Syete y poseedor de la medalla escalón vermeil de la ciudad de París (2013). En abril de 2016 recibió el título de Caballero de la Legión de Honor.

El profesor Sephiha visitó Buenos Aires por primera vez en noviembre de 2000, invitado alsimposio “Puntos de encuentro de las culturas sefardí y ashkenazí” organizado por el Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí (). El 5 de ese mes brindó una conferencia junto a Abraham Lichtenbaum, presidente del IWO, y el profesor Dov Noy, especialista en folklore judío. Convocado por la cátedra de Historia Medieval y Letras, el 12 de noviembre dictó su conferencia La contribución del judeoespañol a la historia de la lengua española. Se presentó también en la Casa de Gobierno de Uruguay donde desplegó sus reflexiones sobre La importancia de la Lengua juedoespañola, su vigencia, su porvenir y su influencia en el patrimonio universal. Completó su actividad académica brindando clases sobre esa temática en el Seminario Permanente de .

Recordamos con alegría, hoy convertida en tristeza y dolor, aquellos días compartidos durante los cuales, para celebrar su presencia, visitamos AMIA, sinagogas centenarias, escuelas judías y otras instituciones, guiados siempre por sus charlas que nos dejaron huellas indelebles: nuevos significados a palabras conocidas, referencias históricas, relatos imborrables. Sus conferencias convocaron decenas de estudiantes y sefardíes atentos que disfrutaron sus magistrales clases, defendiendo la permanencia y la continuidad del uso de la lengua de sus antepasados: el judeoespañol

Resultado de imagen para Haim Vidal Sephiha

Sobreviviente de la Shoá, en diversos momentos de sus relatos testimoniaba los angustiantes días en los campos de concentración, el hambre, el frío… Como el párrafo que transcribimos aquí de su coneferencia sobre la apertura de campamentos, dictada en 2005 en la Universidad Charles de Gaulle:

Soy un niño de 82 años.

Sobre todo, quiero enfatizar, y lo he hecho durante años, que el 27 de enero de 1945, el día de la liberación del campo de Auschwitz, no es la liberación de los campos. Esto es solo el comienzo, ya que el 27 de enero ya éramos nosotros en Auschwitz y en los kommandos circundantes, había cuarenta kommandos que dependían de ello, bueno… estábamos en las carreteras nevadas desde el 18 de enero.

Nos dieron un trozo de pan y un trozo de salchicha salada. Todo esto, por supuesto, se consumió rápidamente y tuvimos una sed terrible. Y esta sed… ¿Cómo aliviarla? Estábamos en un paisaje nevado. Teníamos cuencos hemisféricos con dos agujeros. ¿Dónde encontramos una soga para atar el cuenco? No sé. ¡Y el cuenco que arrastramos a lo largo de las vías del ferrocarril, para salir de la nieve sobre la que caímos inmediatamente, por un bocado de nieve! Luego, cuando no pudimos hacerlo, bebimos nuestra orina, etc., etc.

Y sobre eso, comencé a soñar y a tener los sueños más bellos de mi vida, aferrándome a algo muy curioso. Estaba creando un mito para mí. Fue alrededor del 28 de enero, que es mi cumpleaños. En ese momento, me dije internamente: “¡Pero Vidal, no es posible, no vas a morir en tu 22 cumpleaños!”. Y fue una obsesión lo que me metió en el sueño, el sueño que se alimentó de la misma obsesión: “¡No vas a morir en tu 22 cumpleaños!”. Y que, poco a poco, dio lugar al sueño más bello de mi vida. Obviamente, un sueño de compensación.

Resultado de imagen para Haim Vidal Sephiha

El profesor Sephiha fue impulsor de la colocación de una lápida en judeoespañol en Auschwitz, la placa número 21, en homenaje a las víctimas sefardíes del nefasto régimen nazi. El acto, realizado el lunes 24 de marzo de 2003, contó con la presencia de la señora Simone Veil, presidenta de la Fundación de la Memoria de la Shoá.

El profesor falleció en París el 17 de diciembre de 2019. Su alma repose en paz.


1 COMENTARIO

  1. Tuve la oportunidad de verlo en 2 conferencias que dio en Bs.As. siempre mostrando su brazo tatuado con los números que le asignaron…
    Y el día que estuve en la Sinagoga más antigua de Bs.As. me enteré con gran pesar de fallecimiento.
    Fue estremecedor conocerlo.

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.