Queridas hermanas y hermanos:

En relación con el intenso debate e intercambio de opiniones de todo tipo que se han estado desarrollando en los últimos días en nuestro entorno comunitario, a raíz de mi participación personal y respuestas que emití en un entrevista dentro del marco de un evento de la agrupación denominada “”, que tuvo lugar el pasado martes 10 de junio del año en curso en el Memoria y Tolerancia, me permito hacer públicas las siguientes manifestaciones, con el objeto de aclarar, de manera precisa y puntual, mi postura y la postura institucional de Alianza Monte Sinaí, procurando con ello despejar cualquier confusión, mala interpretación o rumor que pudiera aún existir, y abonar al clima de unión, respeto y concordia que debe prevalecer, por encima de cualquier diferencia de opinión, entre todos quienes integramos esta bendita Comunidad.

En primer término, deseo expresar mi más sincera disculpa a toda la Comunidad por el hecho de que mi presencia, participación y declaraciones en esa actividad hayan provocado la controversia que nos ocupa. Mi intención nunca fue generar semejante polarización de opiniones u ofender a alguien. Los comentarios expresados en lo Personal por un servidor en esa entrevista no son ni corresponden a las posturas oficiales de Alianza Monte Sinaí.

Quiero reiterar de manera categórica, como ya se hizo a través del Comunicado dado a conocer por la Mesa Directiva que me honro en presidir el pasado día 18 de junio, así como a través del Mensaje de nuestro Rabino Principal, el Rab Abraham Tobal, suscrito por todos los integrantes del cuerpo rabínico de nuestra Institución y leído en todos nuestros templos el pasado Kabalat Shabat, que Alianza Monte Sinaí, tanto en el tema específico que ha generado la reciente controversia, como en todos y cada uno de los demás temas, continúa y continuará fiel a los principios y valores religiosos ortodoxos que han regido nuestra práctica por más de cien años, apegados de manera absoluta a los preceptos y enseñanzas de nuestra milenaria Tora y a nuestros usos y costumbres, por lo que afirmo categóricamente que cualquier conjetura, deducción, temor o interpretación de una supuesta apertura o variación a esta línea, es completamente infundada y carece de valor alguno.

Al haber asumido el honroso cargo de Presidente de nuestra entrañable Comunidad, junto con un extenso y estupendo equipo de voluntarios y voluntarios, juramos cumplir y hacer cumplir los Estatutos que rigen a nuestra institución, así como los principios y valores que determinan nuestra vida institucional, religiosa y comunitaria. Este compromiso no ha variado ni variará nunca, y tampoco el rumbo y las líneas que guían nuestro quehacer cotidiano. Cualquier suposición, rumor o conjetura que pueda estarse difundiendo y que contradiga esta realidad, carece de sustento y debe ser descartado Y desechado por completo.

En Alianza Monte Sinaí y en la Mesa Directiva, somos muy respetuosos de la libertad de opinión, y siempre estaremos abiertos al diálogo, al intercambio de ideas y a la crítica constructiva. Exhortamos a quienes tengan alguna inquietud, a que se acerquen y la canalicen por las vías institucionales adecuadas, evitando generar encono y división en nuestra colectividad. Agradezco profundamente la unión, responsabilidad y respaldo de los ex presidentes de nuestra Institución, de mis compañeras y compañeros de la Mesa Directiva y sus diversos comités, vsi como de la mayoría de las personas y tornillos de la Comunidad en este episodio. Nos encontramos fuertes y unidos, como siempre ha sido, trabajando sin descanso por el bienestar de nuestra Comunidad y sus integrantes, atendiendo los múltiples retos que nos presenta la labor cotidiana y sacando adelante con fuerza y ahínco los cuantiosos proyectos e iniciativas que tenemos por delante. Gracias a todas y todos por su respaldo, apoyo y comprensión.

Atentamente

Lic. Marcos Mella Cohen
Presidente Sociedad de Beneficencia Alianza Monte Sinaí, I.A.P.
23 de Junio, 2014 / 25 de Sivan. 5774

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorHRW denounces at the UN human rights abuses by Venezuela
Artículo siguienteBrasil 2014: Los 16 mejores, 1ra. parte
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.