• La joven pianista de 13 años recibió ovación de pie de los asistentes luego de tocar el Concierto para piano y orquesta no. 2, de Frédéric Chopin; para después regalar un encore del mismo compositor: Impromptu n.º 1, Op. 29
  • Acompañada por la ofcm, arrancó su gira de conciertos en la Sala Silvestre Revueltas Ollin Yoliztli, recinto de la sscdmx
  • •Bajo la batuta del director huésped Lanfranco Marceletti, el público también disfrutó de la obertura de la ópera Oberon, de Carl Maria Von Weber, y de la Sinfonía en re menor, de César Franck

La destreza y delicadeza con la que tocó el piano, cautivó al público durante su presentación como solista con la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de (OFCM), bajo la batuta del director huésped Lanfranco Marceletti, en la Sala Silvestre Revueltas del Centro Cultural Ollin Yoliztli (ccoy).

Ataviada con un vestido azul marino, la Premio Nacional de la Juventud 2014 en la categoría Expresiones Artísticas y Artes Populares, recibió ovación de pie de los asistentes al concierto de este sábado 20 de febrero, entre quienes se encontraban el titular de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México (sscdmx), Eduardo Vázquez Martín; la Directora del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), María Cristina García Cepeda, y el compositor Mario Lavista, miembro del Consejo Asesor de la orquesta.

Antes de que subiera al escenario la niña de 13 años, considerada un prodigio de la música al debutar a los 8 años con la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes, la ofcm interpretó la obertura de la ópera Oberon, de Carl Maria Von Weber (1786-1826).

Al hacer su aparición, la pianista tapatía tocó el Concierto para piano y orquesta no. 2, de Frédéric Chopin (1810-1849) durante casi 30 minutos, demostrando en todo momento agilidad en sus dedos, dominio técnico, pasión y expresividad, por lo que logró transmitir la tristeza propia de esta pieza emblemática del romanticismo.

Luego de concluir su presentación, Liebman se levantó del piano para agradecer con una gran sonrisa al público y se retiró del escenario. Sin embargo, ante la lluvia de aplausos, volvió para regalar un encore que estaba fuera del programa: Impromptu n.º 1, Op. 29, de Chopin, su compositor preferido.

Después ocupó una butaca de la Sala Silvestre Revueltas para disfrutar al lado de sus padres la Sinfonía en re menor, obra orquestal más famosa y única sinfonía de César Franck, quien la escribió entre 1885 y 1888, y estrenada un año antes de la muerte del compositor.

“Fue una gran experiencia, me gustó muchísimo estar aquí. Todo estuvo perfecto, desde el público, el director, la orquesta”, expresó en entrevista al término de esta presentación con la que arrancó su gira de conciertos.

En su corta pero exitosa carrera, la joven tapatía se notó feliz y más porque de nuevo sus dedos tocaron para este concierto un piano Yamaha Premier, el mismo que usó cuando debutó en el Festival Internacional Cervantino (fic) en 2014 y del cual sólo hay tres en México.

“Es un piano maravilloso, es bastante consistente, el sonido es muy cálido, se escucha fuerte, llena la sala; es un buen piano, de los mejores que he tocado”, señaló en entrevista la solista, con una sonrisa cálida y sencilla, ganándose el respeto y la admiración de un público que se mostró contento, complacido y más porque pudo felicitar, tomarse la foto y pedirle un autógrafo a la artista.

Antes de retirarse de la Sala Silvestre Revueltas, la pianista jalisciense prometió que pondrá toda la pasión y entrega que la caracteriza en el concierto que dará este domingo a las 12:30 horas con la ofcm y el director huésped, con quienes se coordinó a la perfección en su primera presentación.

nació en Guadalajara, México, el 14 de junio de 2002. Saltó a la fama en el 2013 al debutar en el Carnegie Hall de Nueva York, posteriormente, en 2015 se presentó en el Palacio de Bellas Artes acompañada de la Orquesta de Cámara de Bellas Artes.

Fue solista de la Orlando Philharmonic, , así como del Festival Internacional Cervantino Guanajuato, México, y continuó con sus recitales en Tlaxcala, Irapuato y la Ciudad de México. Desde el 2015, radica en Estados Unidos, donde perfecciona sus estudios musicales.

El director huésped Lanfranco Marcelletti es considerado uno los músicos brasileños más versátiles, cuenta con una sólida formación adquirida en el Conservatorio Pernambucano (Recife, Brasil), y en la Yale University. En enero de 2012, fue nombrado titular de la Orquesta Sinfónica de Xalapa.

Este domingo 21 de febrero, a las 12:30 horas, Daniela Liemban volverá a presentarse con la OFCM, bajo la batuta de Marcelletti en la Sala Silvestre Revueltas del Centro Cultural Ollin Yoliztli, que se ubica en Periférico Sur 5141, colonia Isidro Fabela, en Tlalpan.

La admisión general tiene un costo de 132 pesos, con 50 por ciento de descuento para maestros, estudiantes y personas con credencial del inapam vigente.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLa Casa del Emprendimiento
Artículo siguienteCarteles Anti-Israel aparecen en el Metro de Londres
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.