Diario Judío México - David Amato, nace el 4 de Diciembre de 1912 la primera noche de Januca 5673 en Nahalat Zion, un vecindario para artesanos y obreros que para 1915 contaba con 925 habitantes y 295 familias judías de Alepo en donde Abraham, su padre, se había convertido en un exitoso zapatero, pero era uno mas de los 148 con el mismo oficio en esta sección de Jerusalén en donde los gobernantes turcos incrementaban constantemente los impuestos que los trabajadores independientes como Abraham tenían que pagar, por lo que decide emigrar.

Al solicitar su visa en el Consulado Americano, se le informa que tiene el permiso para inmigrar en los Estados Unidos, pero que su esposa y sus hijos, como ciudadanos turcos no pueden viajar con él. Finalmente, después de darle muchas vueltas a tan difícil disyuntiva, en 1915 decide que saldría a comenzar un negocio en Atlanta y abriría el camino para traer a su familia posteriormente. Atlanta fue elegida porque judíos de Rodas habían abierto una congregación ahí y también el hermano de Abraham emigraría hacia esa ciudad. Mientras tanto, David Amato asistía a un kindergarten organizado por Hava Sukenik-Feinsod, una mujer en cuyo currículum se encontraba bordado el a la tierra y el reconocimiento del carácter y espíritu del pueblo judío. Dichas lecciones le ayudaron a David posteriormente a promover lazos mas cercanos entre y el pueblo de , el país en donde pasaría 40 años de su vida adulta.

Tristemente, la vida de David en Jerusalén durante la guerra entre británicos y turcos se vió seriamente amenazada por un vehículo de transporte militar. A la edad de cinco años, David fue golpeado en la cabeza por una camioneta durante la Batalla por Jerusalén, cuando el General Allenby comandaba las fuerzas británicas. Estuvo en coma cerca de un mes. Puesto que la camioneta lo golpeó del lado izquierdo de la cabeza, quedó paralizado. Con el tiempo fue recobrando uso limitado de su brazo y pierna del lado izquierdo. David estuvo hospitalizado en el Bikur Holim bajo los cuidados de la Dra. Helena Kagan. Kagan había hecho aliáh a Jerusalén unos años atrás y se convirtió en la guía espiritual de la medicina en Palestina en el campo de la pediatría.

Desafortunadamente había solo equipamiento limitado para tratar los problemas de David, así que no habría progreso en la rehabilitación de David hasta 1921, año en el que finalmente pudo viajar a Atlanta el resto de la familia, despues de sortear todo tipo de obstáculos de carácter burocrático. Ya para entonces, la congregación sefaradí Or VeShalom contaba con 65 familias y había construido una sinagoga en la esquina de las avenidas Central y Woodward.

Una vez en Atlanta, su padre lo somete a una extensiva terapia tanto en el Shriner’s Hospital for Cripples, y en las aguas terapéuticas de Warm Springs, Georgia, un lugar al sur de Atlanta. Estas terapias ayudaron a David a adquirir mayor movilidad y uso del lado derecho de su cuerpo. Su mente no sufrió daño alguno, por lo que asistía a la escuela de tiempo completo, progresando rápidamente y graduándose de la Boys High School en 1931. A mediados de los años 20s, después de su bar mitzva, David comenzó a mostrar su talento como líder y pensador. Encontró en sus muchos e intensos tratamientos la habilidad y el valor para lidiar con los retos de la vida.

Por su excelente desempeño académico le es otorgada una beca para la Universidad George Washington en Washington, DC. Al graduarse en 1935 de la carrera de Psicología, como muchos otros sefarditas en los Estados Unidos, toma la dificil decisión de regresar a Rodas a encontrar una novia con quien casarse. David elige de entre tres mujeres que le presentaron a Rose Amato. Se casaron en Enero de 1936 y su luna de miel fue su viaje de regreso a los Estados Unidos. Presintiendo lo que podría pasar con los judíos de Rodas, David hizo los arreglos necesarios, sin embargo tomó mas de tres años poder traer a la madre y hermana de Rose a vivir con ellos.

David Amato, el niño de Chanuca en Jerusalén fue una persona de grandes logros y dedicada al servicio por los últimos sesenta y tantos años de su vida. Se convirtió en un notable experto en relaciones, rehabilitación vocacional e higiene industrial.

En su primer artículo en 1941, siendo empleado del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, deja claro que las estadísticas probaban que la gente que se somete a rehabilitación física pueden ser mejores trabajadores en sus respectivas áreas.

En su primera presentación en público en Octubre de 1941, solo dos meses antes de Pearl Harbor, hizo la escalofriante declaración de que debido a que 90,000 personas sufrían de discapacidad permanente y 1,782,000 de discapacidades temporales, 125,240,200 dias-hombre de trabajo se perdieron en los Estados Unidos en 1940. Con el estallido de la Segunda Guerra Mundial, puesto que él no podía pelear, se convirtió en miembro del Consejo Nacional del Trabajo y ayudó en al creación de métodos para transformar la rehabilitación vocacional en una alternativa real para la industria militar del país. Para 1952, David había obtenido gran éxito y notoriedad en los círculos gubernamentales.

Cuando requirió asesoría para desarrollar su centros de rehabilitación y que sus egresados pudieran entrar mas rápidamente a trabajar en las nacientes industrias, le ofrecen un trabajo en el Cuerpo Diplomático asignado por el Departamento de Estado de su nuevo país, a la Secretaría de Salubridad y Asistencia en . Este era un gran paso hacia adelante para él y lo aceptó con mucho agrado. Los Amato se mudaron a la Ciudad de ese mismo año. David, Rose y su hija Leah de 14 años de edad.

La carrera de David en fue meteórica modelando para el gobierno y el pueblo mexicano un sentido moderno de lo que la rehabilitación podría lograr en todos los campos.

En 1962 recibe por su labor, del Presidente de la República López Mateos la medalla Dr. Eduardo Liceaga y el mismo año también recibe del Presidente John F. Kennedy la condecoración por servicios distinguidos. Su asesoría llegó a 17 países latinoamericanos y en también trabajó como asesor del Director del DIF. En 1988, el gobierno mexicano le otorgó la Orden Mexicana del Águila Azteca. El Instituto , en el marco de su 50 aniversario le otorga en 1998 el Premio Cultural.

En periodismo incursionó por varios años con sus artículos en los periódicos Novedades y The News escribiendo cientos de artículos tanto de su área de experiencia como de y judaísmo en general. Escribió un libro sobre técnicas de rehabilitación, “The Relationship of Vocational Rehabilitation to Industrial Hygiene” en 1940, y dictó conferencias en varias universidades y centros de salud.

Por varios años formó parte del grupo asesor de la revista “Foro” y escribió diversos artículos sobre temas judíos y de a nivel mundial. Su personalidad y humanismo siempre se distinguieron en todos los desayunos que compartimos; por razones de edad y familiares, regresa a su país en la década de los 90´s, dejándonos una gran huella de afecto fraterno y amistad. Recordamos que a pesar de sus carencias físicas, siempre llegaba con una eterna sonrisa, acompañado de su esposa Rose a los desayunos de la revista.

Rose Amato falleció en 2007. Tres años mas tarde, David se reencuentra con su compañera de toda la vida en el jardín del Edén.

Fuente:Jpost.com