Diario Judío México - Con su cámara marca Hasselbland, David Ross Zundel –de 73 años de edad– ha fotografiado a más de 1,500 personalidades de la política, la publicidad, el periodismo, el espectáculo y la cultura. Con más de 60 años de experiencia sólo necesita unos cuantos disparos para lograr un retrato perfecto de candidatos a puestos de elección popular a los que ha convertido en líderes ganadores, lo que le ha valido el mote de “el fotógrafo de los políticos”.

Durante el próximo ciclo electoral su lente ya está lista para recibir a los candidatos a quienes asegura, llevará al triunfo.

De baja estatura, ojos azules expresivos, platicador y de buen humor, David Ross es el único hijo del matrimonio formado por los periodistas judíos Moisés Ross, de Polonia y Sonia Zundel, de Lituania. Su padre llegó a en la década de los 30 y tiempo después fundó un periódico para la comunidad judía residente en . A su muerte Sonia se hizo cargo del diario y David la asistía repartiendo los diarios montado en el carrito de una vieja motocicleta Harley Davidson.

A los 8 años de edad le regalaron su primera cámara de cajón marca Kodak con la que realizó sus primeras fotografías. Su modelo predilecta era su madre. Tanto le gustó este arte que poco a poco fue equipando su cámara, además de leer libros y aprender revelado con ayuda de los laboratoristas fotográficos de la colonia Roma de la Ciudad de , donde vivía. –Apenas tenía 10 años cuando monté mi laboratorio en el clóset de mi cuarto –recuerda.

Años después completó su formación en el American Institute of Photography de Nueva York y en la Professional Photographers of America. También fue discípulo del fotógrafo comercial neoyorquino Lee Rosow, quien le fomentó el desarrollo de un estilo propio. Finalmente se decidió por el retrato fundido al negro (emulando al pintor holandés Rembrandt ron Rijn). –Esta técnica hoy se conoce como “Ross” –asegura David.

Ross estudió la carrera de ingeniería civil en la UNAM, donde solía fotografiar el pizarrón para capturar las fórmulas matemáticas y luego estudiarlas o bien imprimir pequeños “acordeones” que no dudaba en sacar para resolver sus exámenes.

Durante el tercer año de la carrera, un maestro, que sabía de su gusto por la fotografía, lo invitó a trabajar en la dirección de obras marítimas dependiente de la Secretaría de Marina para tomar fotografías de las construcciones en los puertos.

Al terminar la carrera decidió estudiar el doctorado en planeación y computación en el Centro de Cálculo de la Facultad de Ingeniería de la UNAM. No conforme con estos postgrados, estudió una maestría en administración y mercadotecnia en la Universidad de las Américas, lo que le facilitó obtener un puesto como directivo del área de mercadotecnia en la empresa Nacional de Cobre, donde realizó ingeniosas fotografías de las instalaciones.

–Para dar una excelente apariencia solía barrer los lugares a fotografiar, ordenaba las cajas, limpiaba la maquinaria, pintaba las bardas, rociaba con agua la tierra para que pareciera pavimento y uniformaba a los obreros recuerda.

Las fotografías gustaron tanto que importantes constructoras, armadoras de autos e industriales le solicitaron trabajos similares. Fue así como Ross se convirtió en el pionero de la fotografía industrial. –Entonces no había en quien enseñara estas técnicas, así que me las tuve que ingeniar para obtener grandes resultados.

A los 30 años de edad (1969), funda su propia empresa especializada en la elaboración de folletos. catalogos, informes anuales, promoción industrial y todo lo relacionado a la difusión con fines comerciales.

Su vocación hacia la fotografia y la carencia en Mexico de esa disciplina, lo convierten en esos años en el pionero, líder y epitome de la Fotografia Industrial Mexicana. Para la elaboración de los informes anuales que realizaba su Empresa para Grupos Corporativos como Industrias Peñoles, Celanese. Minera Autlan, Grupo Nacional de Cobre, Banamex, etc.. se inició en el retrato ejecutivo y retrató a los principales capitanes de la industria entre los que destacan los nombres de Carlos Slim, Bernardo Quintana, Lorenzo Zambrano, Lorenzo Servije, Crescencio Ballesteros, Alfredo Achar. etc.

Su éxito como retratista de empresarios y la excelencia de su trabajo. lo llevaron de inmediato a ser requerido por los mas sobresalientes políticos del pais, retratando a presidentes, gobernadores, ministros…, y extendiendo su trabajo hacia otras áreas del quehacer humano como artistas, escritores y premios NobeL

Ha creado un estilo muy personal: el “retrato fundido al negro”, lo que ha sido considerado más que un retrato, una pintura. Quienes lo poseen, lo conocen como un “Ross”.

Hoy puede considerarsele como líder y pionero a nivel mundial en el estudio y conocimientos de la expresión humana y en su inigualable habilidad de extraer de la persona retratada la expresión del “líder triunfador y resonante” expresión “clave” que produce en el observador La emoción “clave”, que es la certeza de encontrarse frente a un líder y sentir el impulso del código genético de actuar de acuerdo a esa circunstancia.

Fuentes:
http://davidross.com.mx/historia/
http://www.e-consulta.com/tlaxcala/index.php?option=com_content&task=view&id=10438&Itemid=9

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorExpresiones de solidaridad con el EIIS en Occidente
Artículo siguientePoema de @Poeta
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.