A unas semanas de que la delegación de expertos de las Fuerzas de Defensa de Israel, FDI concluyeran su misión en las zonas devastadas de por el paso de los huracanes Iota y Eta, autoridades locales continúan implementando las recomendaciones de los expertos israelíes realizaron para controlar y minimizar los daños causados.

Entre las más importantes que ya están siendo implementadas por el gobierno hondureño destacan temas de ingeniería, como la realización un plan de infraestructura y control de agua para prevenir futuras inundaciones.

En tecnología se presentó un sistema de comando usado en y que ha sido adaptado al protocolo operativo de la Comisión Permanente de Contingencias de Copeco, para reaccionar oportunamente.

En el tema de salud, durante los siete días de operación que se llevó a cabo entre el dos al nueve de diciembre, la delegación encabezada por el comandante de la Unidad Nacional de Rescate de las FDI, Coronel Golan Vach se realizaron reuniones profesionales con expertos del país para monitorear el brote de enfermedades y dos seminarios para su implementación.

También se puso en marcha un modelo informatizado de evaluación de daños económicos que constituirá un punto de referencia para focalizar los apoyos, además se llevó a cabo un taller profesional para administradores de albergues para implementar estrategias de atención a la población.

La delegación de 15 expertos israelís juntos a voluntarios del brazo humanitario de las comunidades judías el mundo CADENA, prestaron su auxilió principalmente en las ciudades de San Pedro Sula y La Lima que resultaron significativamente dañadas por los huracanes.

Durante las actividades se utilizó tecnología de mapeo avanzada para evaluar los daños, de ingeniería y monitorear el estado de ánimo entre la población.

Al respecto el coronel Golan Vach aseguró “Tenemos las mejores personas que pudimos encontrar en para ayudar; son ingenieros, médicos, arquitectos y son del pueblo para ayudar al pueblo”, “Venimos aquí para mostrar nuestra solidaridad, nuestra experiencia y amor por el pueblo hondureño”, subrayó.

Como parte de los trabajos realizados se activó el sistema de agua, se despejaron las calles, se renovaron alrededor de 50 casas, se instaló alumbrado público solar y cientos de vecinos regresaron a sus hogares.

En la ceremonia de despedida de la delegación, el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, agradeció la solidaridad de para apoyar en la reconstrucción de Honduras.

“Ustedes son una muestra de tremenda solidaridad de parte del pueblo de para con el pueblo Hondureño apreciamos mucho y siempre vamos a recordar este gesto que sé que es el primero de muchos en el tema humanitario y en la reconstrucción de Honduras”, aseguró.

La participación de CADENA fue crucial para la llegada de la ayuda de Israel, pues no sólo gestionaron el apoyo, sino también estuvieron en la primera línea para cooperar, compartir ideas y brindar atención a la población.

“Tuvimos la fortuna de poder apoyar 10 alcaldías, 39 comunidades, siete albergues en la Lima tres albergues en San Pedro Sula. Se instalaroun total de aproximadamente 78 filtros en diferentes localidades, más de 200 filtros en esas mismas comunidades a las que fuimos. Se hicieron 347 consultas médicas, entre otras actividades“aseguró Nestor Damian del Pino, Coordinador de Operaciones Regionales de América Central en CADENA

Debido a los huracanes Iota y Eta, comunidades completas quedaron bajo el agua y las fuertes lluvias causaron deslaves en varias partes del país. Unas 4.5 millones de personas -la mitad de la población- resultaron afectadas, más de 89 mil viviendas fueron dañadas y 6 mil 165 quedaron destruidas, según datos oficiales.

Esta intervención tampoco no hubiera sido posible sin la gestión del Representante del Ministerio de Defensa de Israel, Amir Shalomy sin la asistencia de la Agregada de Cultura y Prensa de la embajada de en México, Tal Itzhakov como portavoz de la delegación israelí, así como el Centro de Coordinación para la Prevención de los Desastres en América Central y República Dominicana (CEPREDENAC), la Comisión Permanente de Contingencias en Honduras, así como a las autoridades de Sistema Nacional de Gestión de Riesgos, SINAGER.

El Estado de y las FDI continuarán ayudando y contribuirán con su experiencia y capacidades donde sea necesario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorExperto ruso Mirzayan: Erdogan está tratando de aprovecharse del nacionalismo azerbaiyano con el propósito de socavar a Irán
Artículo siguienteIsrael: Hacia una derecha nacionalista
CADENA es el "COMITÉ DE AYUDA A DESASTRES Y EMERGENCIAS NACIONALES A.C."CADENA es la Asociación Civil sin fines de lucro de la Comunidad Judía de México que tiene corno misión fundamental la de apoyar y asistir a ciudades, poblaciones, y familias que se encuentren en estado de pobreza extrema y/o sean afectadas por desastres naturales los cuales provoquen que su integridad física y material estén en peligro. Todo esto representando a la Comunidad Judía de México, demostrando así que la Comunidad Judia se solidariza, acude y responde en momentos de crisis en nuestro país y en el mundo, mostrando gratitud, hermandad y solidaridad con México, sus familias y a las personas que lo requieran.Su objetivo primordial es el de responder a los llamados de ayuda a la hora del desastre incorporando voluntarios de la Comunidad Judía de México a los cuerpos de rescate voluntarios e institucionales, asi como el trabajar en conjunto y coordinar los diferentes centros de acopio instalados por la Comunidad Judía Mexicana.Posterior a estas dos tareas primarias tiene como objetivo el coordinar con entidades gubernamentales para implementar el operativo de ayuda real, haciendo llegar todo el material reunido del acopio comunitario y entregarlo mano a mano a los mas necesitados de manera calificada y profesional, además de agregar a la misión un cuerpo de médicos voluntarios los cuales imparten consulta y reparten medicamento apropiado para disminuir los problemas de salud en las mismas poblaciones afectadas.