Diario Judío México - Este artículo es la traducción de un manuscrito dejado a sus hijos por el Doctor Boleslaw Ratniewski inmigrado a en 1947. Fue médico activo atendiendo a la comunidad ashkenazí desde su arribo al país hasta su muerte acaecida el 5 de junio de 1973.

Dejamos al lector que juzgue la importancia de su labor y lo dramático de su vida.

Nací el 23 de noviembre de 1905 en la Villa de “H”. (sic), donde realicé mis estudios primarios y superiores. Escogí la carrera de medicina, pero la Facultad de Medicina de Varsovia por motivos del “numerus clausus’ o “Numerus nullus”, no me aceptó como alumno por ser judío. Así que tuve que tomar la determinación de marchar al extranjero para poder estudiar.

Antes de partir tuve que hacer mi servicio militar durante un año en la escuela de oficiales de la reserva de artillería en Wlodzimierz: sin el cual no me hubieran dado la visa para poder salir del país. En el año de 1930 me recibí como médico cirujano en la Escuela de Medicina de Toulouse. En dicha Facultad pase los exámenes necesarios, tanto internos como externos. Después de haber presentado la tesis, me fui a Paris donde trabajé durante dos años como primer asistente del Profesor Martin.

En 1932 regresé a Varsovia donde revalidé mis estudios en la Facultad de Medicina: y hasta el estallido de la Segunda Guerra Mundial trabajé en la Clínica Universitaria de Varsovia como primer asistente del Doctor del Profesor Gorecki. Además de este trabajo, todas las tardes recibía mis propios pacientes y dos veces por semana asistía al Tribunal Penal como perito en “medicina legal”.

El lo. de septiembre de 1939, día en que se declaró la guerra entre Polonia y Alemania, 36 primeros asistentes fuimos movilizados de las Clínicas Universitarias. Se me otorgó el rango de Capitán y fui designado Director en Jefe del Hospital del Campo 96. Acosados por la presión Nazi tuvimos que evacuar el hospital de Wolyn, lugar que poco después ocuparon los rusos.

Permanecí en la ciudad de Luck donde me confineron el puesto de Director del Hospital Civil. Ahí trabajé durante dos años hasta fines de 194 l cuando se declaró la guerra Ruso-Alemana. También ésta vez fui movilizado el primer día de la guerra, esta vez por los rusos que me dieron el cargo de Mayor del Ejército en el hospital 120; y junto con las otras unidades militares iniciamos la retirada hacia el Este

Cinco semanas mas tarde cerca de Vorosilovka nos tomaron como prisioneros de guerra. Inmediatamente en mi sección hicieron una selección y separaron a todos los judíos, los cuales sumábamos 48 personas y nos mandaron a un terreno separado, supervisados por soldados alemanes. Como la intención de este aislamiento estaba muy clara, no había nada que perder y además no teníamos otro remedio, pues sabíamos lo que nos esperaba; decidimos todos escapar hacia el bosque cercano.

En el ejército nos habían enseñado que en caso de caer prisioneros y tuviéramos la oportunidad de escapar, lo hiciéramos hacia los bosques de “Polesie” (sic) y nos incorporáramos a la resistencia. Cuando todo está oscuro, hicimos un intento desesperado por llegar al bosque, pero los alemanes empezaron a disparar sobre nosotros y Iograron matar a 36 personas. Solamente doce llegamos al bosque. La entrada estaba lejos y llena de armamento y bombas.

Cada uno de nosotros llevaba una “automática rusa* (rifle), algunas balas, una pistola, granadas, etc.; e iniciamos la marcha hacia “Polesie” a través del bosque.

Dr. Boleslaw Ratniewski, en el consultorio de la O.S.E.
Fotografía de Manuel Taifeld.

Cuando llegamos nos encontramos a un numeroso grupo de hombres y junto con ellos comenzamos a organizar la resistencia. Diariameme nuestro grupo aumentaba y cinco meses más tarde nos enviaron por avión (el Primer General ruso), un poco de material explosivo, la primera estación de radio, además del primer radiotécnico. La resistencia adquirió de esa manera la forma de un movimiento organizado.

Día a día este movimiento crecía y noche tras noche volaban los aviones y dejaban caer por paracaídas material explosivo y otras armas. Durante mi estancia en la resistencia organicé además de las actividades normales, 53 asaltos a pequeñas villas y pueblos, liberando en cada uno de ellos a los judíos, los cuales sumaron un local aproximado de ocho mil personas.

En uno de esos asaltos (en Manieurcze) donde pudimos liberar a 455 judíos, recibí mi primera herida en el hombro izquierdo. En cierta ocasión, de noche, aterrizó en el pequeño aeródromo provisional en el bosque, un avión que siguió las instrucciones recibidas con antelación y nos condujo, a mí y a otras dos personas a un pueblo que se encontraba atrás de Stalingrado.

Estuvimos ahí durante cinco meses y fue en ese lugar donde recibí mi segunda herida; esta vez fue en el pulmón. Después de sanar, junto con los generales Vegma, Fiodrov y un Coronel que no recuerdo su nombre, fuimos enviados de nuevo a “Polesie” en paracaídas naturalmeme.

Permanecí ahí descansando hasta el mes de noviembre de 1943 y después entré de nuevo al ejército ruso. El 2 de febrero de 1944 después de haber ocupado la ciudad de Rowno, fui transferido al ejército polaco (como ciudadano polaco), a las órdenes del General Berlín, que había llegado junto con el ejército ruso.

Con este ejército pase por Lublin, Varsovia, Poznan, etc., hasta llegar a Berlín. Una vez ahí recibí la orden de regresar a Polonia al hospi­tal de la Paz y permanecí ahí como Director Médico (Coronel) del segundo Hospital Militar de Lublin, siendo al mismo tiempo el Jefe del Pabellón de enfermedades internas.

Por mis actividades durante la Segunda Guerra Mundial, fui condecorado con cuatro medallas rusas y ocho polacas.

En el año de 1947 recibí mis documentos migratorios y para fines de ese año. pude lograr salir del ejército y partir rumbo a . Como ya existía entonces en el país un Consulado de , empecé a trabajar como Médico del Consulado.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

5 COMENTARIOS

  1. Me dio mucho gusto (y nostalgia) leer la biografía del Dr. Ratniewsky, y las valiosas notas adicionales del señor nudnik. Wanda, su hija, fue compañera mía durante los dos últimos años de primaria en la escuela Windsor y siempre me agradó su carácter y su personalidad inquisitiva pero me quedé con la curiosidad de saber más de su llegada a México. Gracias por llenar ese vacío.

  2. No conocía la historia del Dr. Ratniewski. Gracias por publicarla. Sí recuerdo que, de niña, vivíamos en la colonia Hipódromo-Condesa, y mis padres acudían a ver al Dr. Ratniewski y también recuerdo cómo se referían a él con gran respeto por su profesionalismo y gran calidad humana. Es ejemplo de un verdadero héroe: un hombre que se levantó cada día de su vida para enfrentar sus responsabilidades con valentía y profundo sentido humano.

  3. Algunas anotaciones adicionales a la biografia de un medico humano – de esos para los que sus pacientes son lo mas importante- un hombre de bien que no era bundista, no era religioso, como muchos otros era multilingue (hablaba polaco, frances, yiddish, espanol,ingles, ruso, aleman, checo y ucraniano.

    Llegaron a Mexico en 1947, originalmente iban a NY pero se cerro la cuota y gracias a sus landsmen en Mexico pudieron desviarse hacia ese pais donde hicieron su solicitud de naturalizacion el dia 24 de Junio de 1953.

    Llegaron a Mexico con Wanda de 2 años de edad y se fueron a vivir a un cuartito en la calle de Citlaltepetl donde empezo la ardua tarea de revalidar sus estudio a pesar de todos los conocimientos medicos acumulados en su vida y la practica de la medicina en tiempos de guerra le hicieron pagar lo que le hubiera costado la carrera e incluso tuvo que hacer una tesis y examen profesional. Al terminar el proceso empezo a trabajar en la OSE – la organizacion de ayuda de la comunidad de Mexico – y despues puso su consultorio en la casa y hacia visitas a domicilio.

    A su esposa la conocio mientras luchaba con los partisanos aproximadamente en 1943. Ella se llama Marysia Legenc (de Ratniewski) con quien compartio todo lo que la guerra les trajo y al final de la misma se casaron en Polonia de donde salieron con rumbo a NY para aterrizar en el DF donde ella le ayudaba en el desempeno de su profesion (le ayudaba como recepcionista, a veces enfermera y lo llevaba a house calls).

    Tuvo dos hijos: Wanda Y Alfredo.
    Wanda, nacio en Polonia, estudio en Mexico ( primero en la escuela Maria Montesori y finalmente Odontologia en la UNAM y luego en Tufts en Boston.
    Alfredo nacio en el DF, estudio en la Yiddishe y luego Medicina en la UNAM.

    Lo Importasnte es que el Dr. Ratnievski fue conocido por todo mundo como El doctor, en una generacion en la que hubieron varios grandes medicos de talla similar pero pocos que pasando tantas tribulaciones tuvieron el humor, la paciencia y el sentido para practicar una medicina humana que beneficio a todos por igual en el pais que lo recibio.

    No esta por demas destacar que su heredero extendio el beneficio de esta medicina para el pueblo de Mexico a traves de las fronteras creando una red de clinicas de salud dedicadas primordialmente a atender a migrantes que cruzan la frontera y se exponen diariamente a todo tipo de peligros para – como anteriormente lo hizo el Dr. Ratnievki- poder darles un mejor futuro a sus hijos y me pregunto, cuantos de los miles – si miles- de migrantes que han pasado por las clinicas saben que le deben su salud al hijo de alguien que, como ellos, tuvo que emigrar para tener una vida mejor..

  4. Hay muchos elementos mas que deben agregarase a esta breve biografia como por ejemplo:

    Que el Dr. Ratnievski nació en Hrubieszow, Polonia el 23 de Noviembre de 1905 y esto es importante porque hoy podemos leer sobre su vida en México gracias a que nació en este pueblo de la frontera ruso-polaca.

    Por haber nacido ahi, cuando se vio imposibilitado de entrar a USA encontro, entre sus ‘landsmen’ a dos familias que lo patrocinaron para que viniera a Mexico.

    Una, religiosa ortodoxa (los Cimet) y la otra, Bundista Ortodoxa (los Ajzen) que juntos, olvidaron sus diferencias político-metafísicas para ayudar a quien, sin ser ortodoxo, sin ser bundista y siendo nada mas un gran amigo necesitaba una ayudadita para rehacer su vida y asi, apoyado por la derecha y la izquierda el Dr. Ratnievski se domicilió en el D.F. donde tras una vida llena de satisfacciones murió el 4 de Junio de 1973.

Deja tu Comentario

Artículo anteriorDescanse en paz el Sr. Saad Safadi Mizrahi Z”L
Artículo siguienteReconoce Israel desempeño del sector primario de México
Doctora en Historia por la UNAM. Profesora e investigadora de tiempo completo de la FES Acatlán UNAM. Directora del Centro de Documentación e Investigación de la Comunidad Ashkenazi. Ha publicado veinte libros y ciento veinticuatro artículos sobre temas de Historia de México e Historia Judía.