Cuidando a Nuestrso seres queridos de la Comunidad Judía   Nuestro hogar,
Conmovedor evento con la participación del Embajador de Israel en México , el Arquitecto Marcos Shabot Presidente del  Comité Central y mas personalidades

nuestro hogar, es un ícono de la comunidad judía mexicana y está ubicado en la ciudad de la eterna primavera: Cuernavaca, Morelos, México.
empezó en 1948, el mismo año de la fundación del Estado de Israel, y gracias a cientos de almas generosas, este proyecto sigue funcionando y perdura hasta la actualidad. Dando una vida digna a las personas mayores de la comunidad judía en un espacio agradable, con buenos cuidados médicos y personales, un sitio lleno de vegetación y vida.
El término es un acrónimo de las palabras hebreas “Achila”, “Shtiya” y “Linah” que significan comida, bebida y alojamiento. Por lo que su función hace cumplimiento de su significado proporcionando estos servicios a más de 100 personas mayores a nivel intercomunitario.

El pasado 22 de mayo, se realizó un evento muy importante, que había tenido que ser pospuesto por la pandemia en y finalmente se pudo realizar. El develamiento de algunas placas en honor a personas con un corazón tan grande que contribuyeron al mejoramiento de estas instalaciones. En la ceremonia se revelaron las placas en honor a ciertas personas y a los donadores que ayudaron a mejorar algún área del lugar.
Se contó con la presencia de Marcos Shabot, presidente del comité central de la comunidad judía, los señores Marcos e Ida Lerman del patronato de , la presidenta de Eishel, Judi Sirota. Así como varias otras personalidades más, incluyendo al señor Embajador de Israel en México, Zvi Tal, quien convivió con los residentes, participó en un tour y la ceremonia, así como dando un discurso.
Primero se realizó un tour dividido en grupos por las instalaciones de Eishel, terminando en el jardín de los benefactores, dedicado a todos los que han donado para preservar este lugar. En este jardín se lee la siguiente inscripción: “CASA DE REPOSO EISHEL”

Fundada en 1948 por un grupo de filántropos de la comunidad Ashkenazi de México, creció y pudo acoger a todos los que a ella se acercaron. Gracias a las donaciones de las que son testimonio las placas que integran este muro. Cuernavaca, Mor. Enero 1997″
Después se presenciaron los tres develamientos de placas. Una de las placas estas placas se encuentran en el “Comedor y cocina Azalea” y es en honor a José y Gladys Isón por sus hijos Cecilia, Alfredo, Salomón y Moisés, noviembre 2020.

En la segunda placa, ubicada en uno de los edificios se lee:
AGRADECE A LOS BENEFACTORES QUE CONTRIBUYERON A REMODELAR ESTE EDIFICIO”
Esta placa es en honor a varias personas que se pueden leer en la foto de la placa y los donadores también se pueden leer ahí mismo. (Noviembre 2020)

Y la tercera placa fue puesta en la terraza Don Moisés Itzkowich
En donde después se tuvo una comida muy amena y deliciosa, en donde los invitados se deleitaron con varios platillos.
Ahí mismos se realizaron varios discursos, incluyendo el del embajador Zvi Tal. Fue un evento conmovedor y lleno de sorpresas con las familias de los benefactores e invitados.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLa mitad del contenido de Telegram sobre Holocausto lo niega o falsea, señala la Unesco
Artículo siguienteTel Aviv University Innovation Day 2022: Las nuevas tecnologías que están cambiando nuestro mundo
Hola mi nombre es Samantha Rodríguez Del Río tengo 20 años y soy de México. Estoy realizando un proyecto que se llama "The Voice of the Silence" porque creo que hay historias que merecen ser escuchadas, especialmente por mi generación y las más nuevas porque hoy en día el desconocimiento en la historia va en aumento. La primera parte de este proyecto estará enfocada en historias de la Segunda Guerra Mundial y más específicamente en historias de sobrevivientes del Holocausto para que su memoria siempre se conserve y las generaciones jóvenes estén seguras de que esto no es un mito, sucedió, fue un episodio oscuro historia que no debemos olvidar ni repetir. Estoy muy interesada en el Holocausto porque soy descendiente de judíos que lo sufrieron. Mi bisabuelo Moszko Ajzyk Sztulman era polaco de Międzyrzec Podlaski. Acabamos de descubrir la aterradora historia de nuestros antepasados hace 4 años. La mayor parte de su familia fue asesinada en el exterminio nazi, pero una de sus hermanas sobrevivió a cuatro campos de concentración (Helena Sztulman). Mi familia y yo fuimos a Polonia en 2016 y 2017 para investigar un poco y visitar todas las ciudades y pueblos donde vivían, de hecho, fuimos a algunos campos de concentración como Auschwitz, campo de trabajo Trawniki (destruido) y Majdanek, donde estaba la hermana de Moszko. Me conmovió tanto esa experiencia ... Cada semana invito jóvenes para que conozcan más sobre el tema, y podamos aprender de las experiencias de los que sobrevivieron y sus familias.