Diario Judío México - Como cada año, recibimos los resultados de nuestros alumnos de 10º, que presentan la certificación del Middle Years Program (MYP), perteneciente al International Baccalaureate (IB). Los logros alcanzados nos llenaron de entusiasmo y corroboraron lo que se observa en las aulas, entre los profesores y en el ánimo de los estudiantes: el crecimiento de la comunidad de aprendizaje IB y el esfuerzo conjunto de todos los que forman parte del .

Esta certificación, representa la culminación de los aprendizajes obtenidos a lo largo de todo el programa MYP e incluye cuatro componentes que deben cumplir con altos estándares internacionales.

En el camino cuentan con el acompañamiento del equipo académico. Como lo indica la profesora de Artes, Soledad Chávez, se trata de una experiencia colectiva “porque estos logros y avances que consiguen los alumnos y la institución requieren del trabajo y compromiso de todos”.

Para los alumnos, la experiencia de armar sus portafolios significó un gran compromiso, al dar seguimiento a su trabajo y desarrollar sus habilidades. Fredelle Sitton, alumna, recuerda: “fue una oportunidad para expresar mi opinión sobre temas relevantes relacionados con el contexto de Globalización y sustentabilidad; además de comunicar pensamientos y emociones mediante la creación de una obra de arte que reflejó mi identidad. A su vez, aprendí a estructurar mis ideas para comunicarlas efectivamente y a reflexionar sobre lo que estaba haciendo”.

También, nuestros estudiantes se preparan arduamente para presentar los exámenes en pantalla, los cuales evalúan integralmente sus conocimientos y habilidades de pensamiento, de investigación, de reflexión y de comunicación. Como bien señala el profesor de Integrated Humanities, Erik Tuch: “Los alumnos tienen que demostrar que son capaces de emprender una investigación, obtener información confiable, comprenderla y aplicarla para solucionar una situación planteada, que puede ser comunicar la información a otros, o reflexionar sobre ella y proponer nuevas ideas”.

Estas habilidades también se aplican y se enriquecen durante la elaboración del Proyecto Personal, en el cual los estudiantes eligen un tema de su interés, investigan, elaboran un producto final y reflexionan sobre su proceso de aprendizaje. Al realizar su proyecto, los alumnos demuestran sus habilidades de autogestión y cuentan con el apoyo de un supervisor.

No menos importante es el trabajo que realizan los estudiantes en Service as Action, componente en el cual hacen patente su compromiso con su comunidad, con el país y con el mundo, mediante acciones solidarias en beneficio de otras personas. Como comenta Aline Bissu Cohen: “Toda la experiencia de la certificación IB, amplía tu visión del mundo, es como una manera diferente de llevar tu vida, te comprometes con tu aprendizaje, pero sobre todo, con el propósito compartido de lograr un mejor mundo para todos”.

Este ciclo de evaluación fue de grandes satisfacciones para el . Aún en medio de una emergencia epidemiológica internacional, estudiantes y docentes redoblaron esfuerzos para lograr los resultados que hoy nos llenan de orgullo.

La identidad del colegio, como una comunidad de aprendizaje IB, continúa consolidándose; lo que implica nuevos y más grandes retos para los próximos años.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.