En México, el 95 por ciento de los niños judíos estudia en colegios comunitarios, según informó a la Agencia Judía de Noticias Daniel Shor, presidente del Keren Kayemet Leisrael (KKL) en ese país.

En la nación azteca "hay una estructura de 6 comunidades enfocadas según de dónde vinieron sus antepasados: ortodoxa, ashkenazí, americana, conservadora de Bet El, dos sefaradíes... y cada una generó sus propios colegios y su lugar en el país", detalló.

Hay escuelas para los 3 niveles educativos, incluidas ieshivot, adonde asiste un 20 por ciento de los niños, mientras que los demás están repartidos en colegios laicos y religiosos, como el de Bnei Akiva.

El funcionario destacó que esta pluralidad repercute en una "competencia positiva, que -a su vez- resulta en una mejor estandarización de los colegios", lo cual se refleja en los exámenes a nivel nacional, en los cuales los alumnos obtienen un promedio de 80 por ciento para arriba.
"No tenemos los mejores niveles, pero estamos dentro del 20 por ciento" con mejor rendimiento, precisó.

Shor explicó que "el nivel de varía de colegio en colegio: los más ortodoxos tienen la parte judaica más reforzada y los otros, quizás el inglés, pero todos tienen masóret (tradición)".

Al respecto, admitió que "los padres de la red dejamos mucha responsabilidad por la educación judía a los colegios, y la buena publicidad hizo que pensemos que son buenos para nuestros hijos".

En viven unos 42 mil judíos, en medio de una población general de más de 112 millones de personas que constituyen un país con "mucha segregación", ya que "la mayoría de la población es indígena y en ciertos aspectos no quiere interactuar con nosotros, lo cual permite que haya una diferenciación incuso física", y además existen comunidades alemana, americana, etc., pormenorizó el presidente del KKL local.

" ha sido muy bueno en cuestión de recepción y aceptación, pero es cierto que, como país católico, hay una creencia de que somos los que matamos a Jesús", aunque "no es un como el de Europa", si bien "hay destellos de nazismo en algunas ciudades, donde hay influencia del mundo árabe-musulmán", describió.

"Nuestros problema sería más como ciudadanos o por el color de nuestra piel que como judíos", resumió Shor.

De todos modos, las 6 comunidades y otros sectores integran el Comité Central, que es el representante oficial de los judíos mexicanos ante el gobierno.

Los judíos mexicanos "vivimos en colonias, y prácticamente el 60 por ciento está en una sola", lo cual "juega a favor y en contra", evaluó el funcionario, quien informó que "cada comunidad tiene su cementerio y su nivel de aceptación de los conversos", los cuales tienen "una zona especial, pero hay menos de un 2 por ciento de matrimonios mixtos y aún menos conversiones, la mayoría de las cuales no son reconocidas".
Shor tiene 45 años y las últimas 3 décadas las dedicó al trabajo comunitario, ya sea en México, donde llegó a presidir Macabi, como en Madrid.
Desde 2008 dirige la filial local del Keren Kayemet Leisrael, que funciona en el Estado azteca desde hace 85 años.

Su trabajo es "100 por ciento sionista, abocado a ponderar a Israel donde debe estar: en la mente de los judíos de la Diáspora; es un reto personal muy interesante", describió el funcionario.

En otro sentido, el presidente del KKL aseveró que " normalmente ha sido muy estable en abstenerse o votar a favor de Israel, y cuando lo ha hecho en contra, el presidente de la comunidad no ha participado de eso".

Respecto de la política regional, " es un ‘mix': si bien somos vecinos de Estado Unidos, que nos influencia, también somos América latina", y si bien "está el ‘efecto socialista', quizá no tenga la presencia que hay en Sudamérica", sostuvo.

"El problema lo tenemos internamente: Monterrey y Guadalajara están perdiendo la comunidad, que tiene menos de 800 familias", e incluso esta última "se separó en conservadores y religiosos", razón por la cual "pienso que tenemos que ayudar", se sinceró Shor.

Finalmente, el presidente del KKL se refirió a la educación judía: "Hay mucho que aprender, sobre todo de la Argentina, que ha evolucionado más rápido".

"Por otro lado, creo que la comunidad de tiene mucho que aportar: en la era de la comunicación deberíamos formar una verdadera red para tratar de ser más hermanos", concluyó.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorNetanyahu sorprendido por el ataque a la mezquita
Artículo siguienteLos "indignados" de EE.UU. van ganando fuerza
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.