Diario Judío México - El jueves 24 de enero, los grupos de 4o y 6o de bachillerato asistieron al acto conmemorativo del 27 de enero, que se llevó a cabo en el CIM-ORT.

El Dr. Bernd Wollschlaeger nos compartió su historia.

Cuando su hijo Tal tenía 15 años le hizo la pregunta más difícil de su vida ¿quién era mi abuelo? Tuvo que revelar lo que él mismo tardó en saber de su propia familia.

Como alemán había sido educado sin mucha información sobre la guerra, hasta que cuando sucedió la Masacre de Münich en 1972, le llamó la atención que se dijera “otra vez nos mataron en Alemania”; él quiso entender qué estaba pasando, su padre comentaba que todo lo que declaraban que hicieron los nazis, era mentira, pura propaganda.

Se fue alejando, al conocer que su padre participó en el conflicto y que recibió una condecoración de Hitler y que su madre atribuía el asesinato de seis millones de judíos al daño colateral de la guerra.

Tuvo oportunidad de viajar a Israel porque su pareja era israelí. Al conocer al padre de la joven, descubrió que era sobreviviente de la Shoá. Lo llevó a visitar Yad Vashem, experiencia que para Bernd fue traumática; el padre lo consoló diciéndole: no es tu culpa, no todos los alemanes son asesinos.

Regresó a Alemania y con el tiempo decidió convertirse al . Comprendió que un hijo de nazi convertido al no tenía futuro en Alemania, así que hizo aliá, se casó y formó una familia. Asistió al ejército, hasta que, por presión de la esposa, emigró a EU por la tensión que le provocó la Guerra del Golfo.

Cuando Bernd le confesó a su hijo que su abuelo fue nazi, le pidió no revelarlo, pero en una ocasión se le escapó al hijo, esto dio pie a que Wollschlaeger comenzara a compartir su historia.

El Dr. Bernd Wollschlaeger nos dejó un mensaje de tolerancia y del peligro que representa la discriminación; lo que más desea es que este espíritu de lucha contra el rechazo hacia los vulnerables, le llegue a la mayor cantidad de personas.

  • Para ver el testimonio en video del Dr. Bernd Wollschlaeger, oprima aquí.