Diario Judío México - «Estamos esperando a cuatro mil atletas; este número ni remotamente había existido en las ediciones anteriores» realizadas en ese país, en 1979 y 1999, anticipó el Presidente de la Comisión de Finanzas de Macabi Mundial y miembro del Ejecutivo en diálogo con Itongadol.

«Los Juegos (Macabeos) Panamericanos de serán los más grandes y concurridos de la historia» porque «estamos esperando a cuatro mil atletas; este número ni remotamente había existido en las ediciones anteriores» realizadas en ese país, en 1979 y 1999, anticipó (foto), Presidente de la Comisión de Finanzas de Macabi Mundial y miembro del Ejecutivo, en diálogo con Itongadol.

I.G: ¿Cómo está viviendo este momento tan importante que lo tiene como anfitrión?
M.M: Es una gran bendición desde lo personal como macabeo y como dirigente del Centro Deportivo Israelita de tener la oportunidad y el privilegio de ser el anfitrión de estos maravillosos decimocuartos Juegos Panamericanos que se celebrarán por tercera ocasión en . La primera vez que fue anfitrión de los Juegos Panamericanos fue en 1979, la segunda vez fue en 1999 y veinte años después en 2019, con la particularidad de que estos serán los más grandes y los más concurridos de la historia. Estamos esperando a cuatro mil atletas, este número no había existido ni remotamente en ninguna de las ediciones anteriores.

I.G: De algún modo esto refleja un crecimiento del mundo macabeo…
M.M: El crecimiento es evidente. Tuve la oportunidad de ser miembro el Comité Organizador de los realizados en 1999 y participe en otros juegos como en Santiago de Chile y, por su puesto, las macabeadas mundiales en el Estado de . El crecimiento del movimiento macabeo es fuera de serie. Tenemos hoy en día un movimiento que influye en todas las comunidades. Somos la organización deportiva sionista más grande del mundo y lo que hacemos trasciende el deporte, aunque la columna vertebral es el deporte. Efectivamente tenemos influencia en temas de educación, por supuesto educación no formal, de formación y de construcción de identidad.

-I.G: ¿Dónde está el factor de este crecimiento?
-M.M: Tiene que ver mucho con varios aspectos, por un lado, la Unión Mundial Maccabi, que es la única organización internacional judía y deportiva en el mundo. Abarcamos más de 450 clubes en casi setenta países en los cinco continentes y congrega a más de 600 mil miembros afiliados. Es una de las organizaciones judías más grandes del planeta y es la organización más antigua del sionismo. Nosotros atraemos a judíos de todas las edades a una identificación más cercana y motivamos su participación en comunidades así como en . Es un elemento destacadísimo de la educación no formal judeo sionista y un agente líder de la difusión de la cultura judía e israelí. Muchos de los clubes macabeos del mundo como el Centro Deportivo Israelita y FACCMA sirven como centros comunitarios que brindan una enorme diversidad de actividades educativas, culturales, sociales, deportivas y recreativas. No nada más se centran en el deporte. Compartimos esa visión, ese mismo objetivo que proviene de la visión del propio Max Nordau, que pugnaba por fomentar la educación física y creencia judía, en la nación judía, y trabajar activamente para la reconstrucción de lo que era la patria nacional judía y la supervivencia para forjar mentes judías sanas y cuerpos judíos sanos. Ese es el objetivo de Maccabi.

I.G: Con estas actividades, ¿se hace un sostenimiento de la vida judía?
M.M: Por supuesto. Nosotros estamos convencidos que todas las actividades que desarrolla Maccabi como los o las Macabeadas en , como es de público conocimiento en este mes de julio, después de los Panamericanos que congrega a todas las delegaciones del continente americano y otras invitadas que vienen de afuera de la región como Australia, Gran Bretaña e . Tenemos los Europeos a finales del mes de julio. Entonces en este verano vamos a ver de lo qué es capaz de hacer este movimiento que influye en la construcción de la identidad judía contemporánea en una enorme masa de personas. Puedo hablar del caso de , hoy en día no hay familia, no hay mesa, no hay charla, no hay institución de nuestra comunidad, tanto en lo personal como en los institucional, que no esté volcada a comentar los próximos , algo que no es usual. Sin lugar a dudas con este tipo de eventos se logra movilizar enormes cantidades de personas. Para la organización de estos eventos tenemos 1520 voluntarios involucrados. Esto ha generado una energía y ha inyectado de combustible positivo a todos los segmentos de nuestra colectividad. Esto es lo que somos capaces de hacer en actividades que combinan la cultura, la integración social, la diversión y la identidad.

I.G: ¿Cuál es el secreto que tiene la comunidad judía de para tener este compromiso comunitario y poder replicarlo como modelo?
M.M: La llave es una comunidad superestructurada, integrada con instituciones muy fuertes, donde tenemos un microscópico número de miembros no afiliados a alguna de las instituciones, donde el mayor esfuerzo tanto de las directivas como de los presupuestos se imprime en el tema de la educación. Las joyas de la corona de nuestra comunidad son los catorce colegios de la red escolar judía, que aglutina a más del 97 por ciento de los chicos en edad escolar. Eso quiere decir que prácticamente casi todas las familias confían la educación de sus hijos en colegios judíos y a eso se debe que somos la comunidad con el menor índice de asimilación de toda la diáspora. Educación es igual a integración, es igual a pertenencia, es igual a identidad.

I.G: ¿Cómo conviven su actividad macabea con el resto de tu vida personal y comunitaria?
M.M: A mis 53 años, llevó 36 años dedicados constantemente a labores de conducción institucional. Al día de hoy soy el presidente del Consejo Directivo del Centro Deportivo Israelita, esta es una función que desempeño por segunda ocasión. Fui presidente del comité ejecutivo del Centro Deportivo Israelita a los 35 años de edad, en el 2000 y al mismo tiempo hoy soy el presidente de la comisión internacional de finanzas de la Unión Mundial Maccabi. Soy miembro del Board of Trustees de la Unión Mundial Maccabi, soy miembro del President Forum de la Unión Mundial Maccabi. También estamos involucrados en CLAM (Confederación Latinoamericana Macabi) que la próxima semana tendrá su reunión plenaria a la que asistirá el presidente Marcos Kaplun de Chile y el resto de los países pertenecientes a la Confederación. En esa reunión plenaria se va a formalizar la decisión de que la próxima sede de los decimoquintos Panamericanos sea Buenos Aires, Argentina. También se anuncia el cambio de la dirigencia de la Confederación ya que después de cuatro años culminó el período de Marcos Kaplun de Chile como presidente de CLAM, ese país como sede del directorio de CLAM. En el congreso que tuvimos en en el pasado mes de mayo presentó su propuesta para ser sede de la Confederación Latinoamericana Macabi por los próximos cuatro años, poniendo a Benjamin Speckman como presidente del CLAM y quien actualmente es el presidente del Comité Organizador de los Juegos Panamericanos de .

I.G: ¿Qué significa la importante presencia de Latinoamérica en la familia macabea?
M.M: La Confederación Latinoamericana Macabi es la confederación más fuerte que existe dentro de la estructura de Maccabi Mundial. El movimiento macabeo está organizado a partir de la constitución de la Unión Mundial Maccabi, que es el paraguas bajo el cual se reúnen las confederaciones y organizaciones territoriales. Existen seis confederaciones; Maccabi Australia, la Confederación Europea Maccabi, Maccabi Israel, la Confederación Latinoamericana Macabi, Maccabi Norteamérica que agrupa a y Canadá y Maccabi Sudáfrica. De estas, la más fuerte, la más estructurada y la que reúne a auténticos clubes macabeos, que son centros comunitarios de , de educación no formal y de vida judía, son los de América Latina, que es la joya de la corona del movimiento macabeo.

I.G: ¿Cuál es el mensaje para los deportistas que participarán en estos juegos?
M.M: Esta será una oportunidad única de atestiguar y dar cuenta de la envergadura de Maccabi y el lazo que une a todos los hermanos macabeos del mundo a partir de esta incomparable experiencia y vivencia deportiva, social, cultural y recreativa judía. Al mismo tiempo nos va a demostrar la inmensa capacidad de convocatoria, de organización y ejecución que tiene el Centro Deportivo Israelita, que lo ubican como uno de los clubes macabeos más importantes del mundo. Nos vamos a unir en un gran entusiasmo y vamos a inaugurar estos juegos de manera espectacular y festiva el próximo domingo 7 del mes 7 a las 7 en la Gran Arena de la Ciudad de México.