Diario Judío México - Cada año la Maguen David monta en su museo alguna exposición dedicada al tema de Shoá, este año lo hizo enfocándose al Ghetto de Varsovia.

Dentro del programa de 4º. semestre de CCH vemos justamente el tema de ghettoización, así que la oportunidad de hacer la visita, venía a complementar de manera vivencial lo estudiado en clase.

Alumnos de la misma edad de los nuestros, nos guiaron por el museo. Desde la entrada nos colocaron la banda con el Maguen David amarillo (Guele Late) que todo judío se vio obligado a portar desde 1940 en Varsovia, nos entregaron una ficha sobre alguien que estuvo en la Shoá, la cual nos acompañó durante todo el recorrido, al final del mismo sabríamos cuál fue el destino de “nuestro personaje”.

Nos hablaron del Judenrat (Consejo Judío), de la educación y de la cultura que a pesar de las circunstancias se promovían dentro de la vida cotidiana.

El papel de los niños en el contrabando de alimento, de Janusz Korchak y su orfanato y responsabilidad para con los pequeños,, de Emmanuel Ringelblum y su organización “Oneg Shabat”, la cual se encargó de resguardar en botes lecheros, documentos que dieran fe de lo acontecido.

Al final de la visita se habló del mensaje que nos deja esto, de la obligación que tenemos todos por lograr un mundo mejor y de que las diferencias deben de ser tomadas como una oportunidad de crecer y de enriquecernos como seres humanos.

Fuente: Yavne.edu.mx

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorSimóne de Beauvoir e Israel
Artículo siguienteA 68 años del levantamiento del Ghetto de Varsovia: “Incapaces” de creer