Diario Judío México - No se puede entender el dinamismo económico de la zona conurbada de Tampico, Ciudad Madero y Altamira, en el estado de Tamaulipas así como del norte de Veracruz sin el aporte empresarial de la Familia Fleishman que hoy en día encabeza Herman H. Fleishman III, Henry como le llaman sus amigos y que encabeza un conglomerado con inversiones multimillonarias, heredero junto a su hermano Roberto Fleishman de uno de los consorcios más prominentes del noreste de , Grupo Tampico. Tampoco se puede hablar de los aportes de estos distinguidos personajes por separado. Es por eso que hemos decidido en esta ocasión honrar a toda la familia quien a lo largo de cuatro generaciones han contribuido de manera ejemplar al crecimiento económico de nuestro país.

La corporación Grupo Tampico es hoy en día una de las principales empleadoras del estado de Tamaulipas y los Fleishman como se les llama en el mundo de los negocios y la vida social, guardan al igual que los hombres de negocios de su nivel, un bajo perfil.

Sus inicios se remontan al año 1912 cuando el señor Don Leo Fleishman, un judío descendiente de empresarios petroleros (ESSO) inicia una pequeña fábrica de Bebidas Embotelladas multisabores llamada “La Pureza” que años más tarde, en 1926 bajo el liderazgo de Herman, hijo de Don Leo, logra la primera concesión en para embotellar y vender Coca-Cola, lo que finalmente dio vida a Grupo Tampico.

Don Leo Fleishman, nació en Texas, emigró a Torreón, después a Tehuacán y finalmente se estableció en Tampico para fundar La Pureza. Su hijo H.H. (Herman Harris) Fleishman lo convenció en 1926 de que era conveniente vender una marca norteamericana que nació 30 años atrás, a la cual veía mucho futuro.

Originalmente don Leo no quería pagar regalías, pero su hijo lo convenció y desde 1926 inició el embotellado por primera vez en de la marca Coca-Cola.

En ése entonces nació el Sistema Fleishman S.A., empresa enfocada al manejo de otros negocios en apoyo a las empresas embotelladoras como la radiodifusión, la hotelería y las empresas automotrices y de transporte.

Herman Harris se casó con Ms. Hallet Golden y tuvo dos hijos: H.H (Jack) Fleishman y Shirley, quien a su vez se casó con el Dr. Burton E. Grossman otro distinguido personaje, quien merece un lugar aparte por sus contribuciones al campo de la oftalmología, al desarrollo de Tampico y su zona conurbada y posteriormente del estado de Coahuila, la educación tanto en como en los EE.UU., pero principalmente por la expansión de la Coca-Cola y un sinnúmero de bebidas embotelladas en gran parte del territorio nacional.

En 1943 se crea la compañía Factor Fleishman como fabricante independiente de esencias y concentrados de frutas para la elaboración de refrescos, entre ellos Squeeze, que más adelante se conocería como Escuis.

Para 1946, se incorpora a la empresa familiar, H.H. “Jack” Fleishman a trabajar a lado de su padre en el manejo del negocio del embotellado, periodo en el que se da la expansión de la industria embotelladora y entra en operación una moderna Embotelladora en Tuxpan Veracruz. De la misma manera, tres años después se construirían nuevas plantas y bodegas en Poza Rica y Ciudad Mante.

Ya con un emporio en el sector de bebidas, la Familia Fleishman crea en 1963, “Técnica Fleishman, S.A.” con H.H. “Jack” Fleishman al frente, una empresa que integró a todas las embotelladoras y a Factor Fleishman en un consorcio de bebidas.

En 1973, en uno de los acontecimientos más relevantes en la historia empresarial de Tamaulipas, muere Don H.H. Fleishman y para 1982, nace Grupo Tampico formalmente, empresa que un año más tarde es controlada ya por Herman H. Fleishman III, quien inicia la etapa de consolidación empresarial, impulsando un crecimiento con agresividad comercial.

Años más tarde, en 1986 Roberto A. Fleishman, se integra como Director de Operaciones en una estructura corporativa que aún prevalece: Henry en la Presidencia de la Compañía y Roberto en la Vicepresidencia.

Actualmente, Henry Fleishman encabeza un emporio que da espacio a 9 divisiones de negocio.

Según sus allegados, cada uno de los hermanos Fleishman tiene diferentes vocaciones de negocio, pues mientras Henry ha estado más integrado al sector de bebidas con la compañía Coca Cola, Roberto es más inclinado al sector automotriz.

En el sector de bebidas, destaca La Pureza, la más ambiciosa inversión de la familia en los últimos años, llamada así en honor a la primera embotelladora que 85 años atrás fundara su bisabuelo, Don Leo Fleishman.

Se trata de la más moderna factoría de la multinacional a nivel global cuya inversión en una primera etapa se proyectó para unos 70 millones de dólares.

Ahora, tras una estratégica decisión operativa, la inversión abarca los 100 millones de dólares pues la también llamada mega planta, cuenta con el proceso de soplado que permite la producción de envases en el mismo sitio. La inversión es desarrollada con el flujo de efectivo propio del consorcio, que al menos en el corto y mediano plazo mantendrá su estructura familiar.

En sus más de 63,000 metros cuadrados de área para la operación y una superficie disponible de 170,000 metros cuadrados totales, el proyecto de “La Pureza” contempla en el mediano plazo 4 líneas embotelladoras adicionales y una reserva de terreno de 13 hectáreas para crecimiento futuro.

Otro de los sectores más imponentes de las empresas de la Familia Fleishman es Megamotors, o su división automotriz que opera las marcas Chrysler, Dodge y Jeep, Mitsubishi, Toyota y Mercedes Benz así como marcas relacionadas de camiones.

En el sur de Tamaulipas, se venden más del 60% de los autos que se comercializan en Tamaulipas y Grupo Tampico tiene más del 60% del mercado.

En el sector del Turismo, la división hotelera tiene en los hoteles Camino Real, Holiday Inn Altamira y Holiday Inn Tampico, Interviajes, así como el exclusivo Club de Industriales, a las empresas más representativas.

Asimismo, operan en el sector de la seguridad privada con la empresa de Aguila Seguridad, líder en Tampico, Almacenes Miramar en Altamira y otros sectores como Aerotaxis y Personix dedicados al servicio de usuarios de viajeros.