Diario Judío México -

Valladolid.- El francés de origen marroquí Nabil Ayouch ha obtenido con su película “Les chevaux de dieu” (Los caballos de Dios), presentada el pasado mayo en la sección Un Certain Regard del Festival de Cannes, la Espiga de Oro de la 57 Semana Internacional de Cine de Valladolid, finalizada este sábado. “Hannah Arendt”, de la veterana realizadora alemana Margarethe von Trotta, ha logrado la Espiga del Plata, del certamen, mientras que el Premio Especial del Jurado ha recaído en la belga “La cinquiéme saison” (La quinta estación), de Peter Brosens y Jessica Woodworth. El cine iberoamericano ha obtenido una única recompensa, el premio de actuación femenina para la venezolana Greisy Mena, protagonista del film mexicano “La vida precoz y breve de Sabina Rivas” (compartido con Elle Fanning, por “Ginger & Rosa”).

Sin embargo, la posiblemente vencedora moral del certamen español ha sido la película francesa, también vista en Cannes, “De rouille et d’os” (De óxido y hueso), de Jacques Audiard, que se llevó tres recompensas: mejor director, guión y actor, para Matthias Schoenaerts.

También hubo tres galardones para “La cinquiéme saison”, aunque dos son no oficiales, el de la Juventud y el de la Crítica (FIPRESCI), ex aequo con la hispano-francesa “La lapidation de Saint Étienne”, de Pere Vila.

El Premio Pilar Miró a la mejor opera prima correspondió a la australiana Cate Shortland, por “Lore”.

“Hijos de la medianoche”, de la directora india afincada en Canadá Deepa Metha obtuvo el premio a la mejor fotografía, para Giles Nuttgens.

El Premio del Público fue para una cinta que pasó desapercibida para el jurado, “Diaz-Don´t Clean up this Blood”, del italiano Daniele Vicari.

“Les chevaux de dieu”, que ya tiene distribución asegurada en España, de la mano de Alta Classics, narra la historia de dos hermanos, nacidos en una barriada marginal de Casablanca, a los que su vida de miseria les hace acabar en manos del integrismo islámico. Acabarán siendo los trágicos protagonistas de uno de los atentados suicidas que acabaron en 2003 con la vida de 45 personas en la misma ciudad marroquí.

Greisy Mena, la joven revelación de “Sabina Rivas” fue seleccionada por la mujer del director, Luis Mandoki, que encontró su foto en Internet tras un infructuoso casting de su marido en y otros países. En su Venezuela natal había participado previamente en las películas “Postales de Leningrado” y “Maroa”. En el film mexicano de próximo estreno interpreta a una adolescente centroamericana que sueña con ser cantante en Estados Unidos mientras ejerce la prostitución en la frontera entre Guatemala y el estado mexicano de Chiapas.

En el segundo apartado competitivo, Punto de Encuentro, sí hubo coincidencia parcial entre el jurado y el público. El primero dio su premio exaequo a “Despre oameni si melci” ‘De caracoles y hombres”), del director rumano Tudor Giurgiu y a “Tot altijd” (Para siempre), de Nic Balthazar, esta última la elegida en los votos de los asistentes al certamen. El jurado de la sección destacó con una mención especial a la cinta mexicana de Kenya Márquez “Fecha de caducidad”.

El director del festival, Javier Angulo, se felicitó por haber logrado una afluencia de espectadores similar a la del año pasado, por encima de la crisis que sufre el país, y anunció que el año próximo, la 58 edición tendrá como país invitado a Marruecos, que sucederá a , protagonista de este año.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorPalabras del Presidente Calderón durante su reunión con la Comunidad Judía de México
Artículo siguienteDon Francisco celebra 50 años de “Sábado Gigante”