Diario Judío México - ¿Podría decirse que quien escribe un solo poema a lo largo de treinta y dos años es un escritor prolífico? En términos generales podríamos decir que no, sin embargo Gloria Gervitz si que lo es y su obra así lo demuestra.

Gloria Gervitz, poeta, narradora y traductora mexicana de origen judío, nacida en la Ciudad de , el 29 de marzo de 1943, es una de las voces más importantes en la poesía mexicana actual.

Estudió historia en la Universidad Iberoamericana (UIA). Ha traducido a Anna Ajmátova, Margarite Yourcenar, Samuel Beckett y Clarice Lispector.

Fue becaria del Fondo Nacional de Creadores Artísticos (FONCA), de 1992 a 1993. Su poesía ha sido incluida en varias antologías de y . Su poesía cuenta con referentes de culturas que aparentemente distan mucho unas de otras. Mitad judía, mitad católica; la tradición cultural de la que Gloria Gervitz desciende permite una riqueza no sólo a nivel temático sino también lingüístico. Muchas palabras que utiliza provienen directamente del Yiddish, la lengua de los judíos nativos de Europa Oriental, lugar de donde procede parte de la familia Gervitz. Además, son incorporados fragmentos escritos en inglés para complementar la pluralidad de su obra.

Ha colaborado en Diálogos, La Vida Literaria, Revista de la Universidad de , Krisis, El Zaguán, La Jornada Semanal y Vuelta.

Su obra consta de un solo poema largo, Migraciones, que ha ido escribiendo a lo largo de más de treinta años e integra siete secciones. La primera edición se publicó en 1979. Se ha traducido el poema completo al inglés por Marc Schafer y fragmentos se han traducido a ocho idiomas.

Cada una de las diferentes secciones de Migraciones mantiene múltiples correspondencias con los restantes: vuelven a aparecer las mismas figuras como, por ejemplo, la lluvia y el sauce, las mismas instancias actorales, las mismas características tipográficas y se repiten las mismas frases o fragmentos de frases.

Los títulos, de una sola palabra, marcan el itinerario temático de la poesía de Gloria Gervitz, que va desde la oración de la mañana (Shajarit), pasando por el recuerdo (Yiskor), el olvido (Leteo), la revelación (Pythia) y Equinoccio hasta el lamento (Treno) y Septiembre.

Aparte del carácter sagrado y mítico que insinúan estos términos griegos y hebreos, están presentes en todos ellos tres ejes semánticos fundamentales en la poesía de Gloria Gervitz: /recuerdo-olvido/, /voz-silencio/ y /luz-oscuridad/.

“Los poemas son como breves plegarias. Las plegarias que uno necesita, que puede uno llevar siempre, a donde sea. Después de todo, ni siquiera ocupan un lugar en el espacio, pero sí pueden llenarte el corazón”, dice Gloria Gervitz.

El poemario evoca la historia de las mujeres judías que, huyendo de los pogromos, emigraron en los primeros decenios del siglo XX de Ucrania a , entre las que se encontraba su abuela. Paralelamente, refleja la búsqueda interior de la poeta de sus orígenes y su sentido, de las riberas desconocidas y olvidadas de su ser.

Dice Gloria Gervitz que después de veinticinco años escribiendo poesía se dio cuenta de que estaba escribiendo siempre el mismo poema, y que los diferentes libros le habían crecido como ramas de un mismo árbol.

“Gloria Gervitz no tiene el premio Aguascalientes, ni el Carlos Pellicer, ni el Xavier Villaurrutia, de lo que sí goza es de lectores de calidad que atienden y siguen con devoción su trabajo, un bien escaso en muchos coleccionistas de becas y reconocimientos”, expresa Myriam Moscona.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.