Un total de 2 mil 50 despensas fueron entregadas por el Comité de Ayuda a Desastres y Emergencias Nacionales de la Comunidad Judía (Cadena) en la Sierra Tarahumara, como ayuda a la comunidad rarámuri afectada por la sequía.

Esta organización que comenzó con un grupo de amigos comprometidos con el apoyo en desastres naturales ante la catástrofe del huracán STAN en Chiapas en 2006, ahora apoya a las comunidades de la sierra tarahumara distribuyendo alimentos, consultas médicas y odontológicas.

La sequía extrema que ha afectado por 11 meses a municipios de Balleza, Batopilas, Guachochi, Carichic, Guadalupe y Calvo, Maguarachi, Morelos, Urique y Ocoina, habitados por la comunidad tarahumara, provocó que sólo se pudiera sembrar el uno por ciento de las cosechas.

Esta situación causó la pérdida de 800 mil hectáreas de cultivo de temporal, principalmente de maíz y frijol, afectando a 100 mil indígenas de todo el Estado, que perdieron sus cosechas de autoconsumo.

Según los escenarios climatológicos del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) indican que las condiciones de sequía aumentarán ante la falta de lluvia en los próximos tres meses, por lo que se espera que las condiciones de falta de agua y alimento continúen.

Para ayudar a la comunidad rarámuri, Cadena movilizó a 26 personas de la organización, junto con un representante de la Asociación de Agricultores de Culiacán y dos personas del Banco de Alimentación, quienes llevaron su ayuda a la Sierra Tarahumara.

En 11 poblados entregaron despensas con 25 kilos de maíz donado por la Asociación de Agricultores de Culiacán.

En total, esta organización que tiene como misión fundamental apoyar y asistir a poblaciones, ciudades, aldeas y familias que se encuentren en estado de pobreza extrema o sean víctimas de desastres naturales, donó 76 toneladas de alimentos.

“Diario nos dividíamos en tres grupos para llegar a diferentes poblados, haciendo aproximadamente 2.30 horas a cada lugar sobre terracería a los lugares más marginados de la sierra en el municipio de Batopilas, el segundo municipio más pobre y marginado de todo el País”, informaron en un comunicado de prensa.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorDe sueños y soñadores. Los forjadores de la Comunidad
Artículo siguiente“Laberinto”, se presentó en el Auditorio de la Preparatoria Popular