Diario Judío México - En el Castillo de Chapultepec, Alice Gojman de Backal recibió, de parte del Instituto Mexicanos de Estudios Profesionales y de Posgrado IMEPP, el título de ’Investigadora del judaísmo en el septentrión del continente americano’.

El título se le otorga ’en reconocimiento de su trayectoria profesional, académica y por participar de manera excepcional en la investigación internacional que, como resultado, sitúa el origen del judaísmo del Continente Americano en el siglo XVI, en el municipio de Taxco de Alarcón del estado de Guerrero, México, aportando todas las evidencias que sustentan y dan lugar a este dictamen que, sin duda, guiará los estudios del judaísmo en el mundo’.

Al recibir el reconocimiento, Backal calificó el reconocimiento de ’una aceptación del México pluricultural y multiétnico en que vivimos. un encuentro de culturas y civilizaciones que han forjado un país con raíces en el México prehispánico y español, así como en el de otras culturas que se asentaron desde la época de la Conquista’.

’La expulsión del pueblo judío en el siglo XV fue un hecho que toda alma judía recordará siempre, ya que este judío se sentía español como el cristiano y hablaba su lengua y sus costumbres eran semejantes a las suyas’.

’México fue un lugar que acogió a esos expulsados de la Península Ibérica que buscaron alejarse del tribunal de la Inquisición y que, a pesar de haber aceptado la conversión al cristianismo, seguían con sus prácticas judías. El criptojudaismo fue una parte importante del desarrollo de la nueva nación y del avance en el nuevo mundo recién descubierto’.

Sin embargo, dijo la investigadora, la imposición de una sola religión y la persecución constante del Santo Tribunal terminaron con una comunidad productiva y alejaron de sus tierras a aquellos que aún seguían con su religión ancestral.

Las comunidades desaparecieron de la vida de la colonia y durante el movimiento de Independencia, los que aún quedaban en el territorio salieron hacia España buscando en países como e Italia la libertad de pensamiento y de ideas.

Fue hasta que el presidente Benito Juárez declaró la libertad de cultos cuando volvieron al país judíos de y del continente europeo. Habían escuchado que América era el lugar donde la vida era más abierta y con mejores posibilidades de un desarrollo económico y cultural, que los alejara de las persecuciones religiosas y de los pogromos contra los judíos que se dieron en la Unión Soviética.

’Por primera vez en la historia del país, podían declararse abiertamente judíos y practicar sus costumbres y ceremonias, sin ningún castigo’ explicó la homenajeada. ’Por ello, crearon una comunidad permanente y buscaron un lugar para enterrar a sus muertos, edificaron una sinagoga para sus rezos y fundaron una escuela para educar a sus hijos’.

Fue México el país de sus sueños, el lugar donde se desarrollaron en todos los ámbitos de la cultura, de la economía y de la sociedad.

’Ya son cinco generaciones de judíos mexicanos, que aman a su país y que han dedicado su vida a enriquecerlo, a educar a sus hijos en sus escuelas y sus universidades, a amar lo que Dios le permitió a sus abuelos y bisabuelos, al llegar a estas tierras: la libertad de pensamiento y de ideas’. Afirmó Backal.

’Este reconocimiento a mis estudios universitarios y mi investigación lo aprecio y lo valoro hoy más que nunca -y deseo que el Holocausto, esta tragedia que conmovió al mundo entero no se vuelva a repetir y que seamos capaces de entender la diversidad humana y trabajar en conjunto en contra de la adversidad’, concluyó.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.