Diario Judío México - Jonathan Lan, estudiante de sexto semestre de la Licenciatura en Comunicación de la Universidad Iberoamericana, participó en The Jerusalem Film Workshop, un programa de verano para estudiantes de todo el mundo, de distintas culturas y religiones, en donde aprenden, practican y desarrollan habilidades como cineastas.

El Festival Judío de México seleccionó al estudiante de la IBERO para asistir al taller de cine documental que tuvo una duración de seis semanas y en el que también participaron 20 jóvenes de distintos países, tales como Italia, Austria, Marruecos, Polonia, Chile, Estados Unidos y, por su puesto, México.

Lan platicó que el curso inició poco antes de que los futuros cineastas llegaran a Jerusalén, el 24 de junio de este año, pues por correo recibieron una lista de 15 personajes cuyas vidas giran en torno a la calle de Los profetas (Rehov Haneviim), en Jerusalén, un lugar muy representativo, pues divide la zona árabe de la judía, así como la zona religiosa de la que no lo es.

Una vez que todos los participantes se reunieron en Jerusalén se formaron equipos de cuatro personas para que cada uno asumiera el papel de director, fotógrafo, productor o editor. Cada uno de los cinco equipos que se formaron debía elegir al personaje sobre el que giraría el documental de 10 minutos.

El equipo de Jonathan Lan, integrado por estudiantes de Marruecos, Estados Unidos y Polonia, decidió hablar acerca de la vida de Yehudis, una mujer religiosa, pero también una artista que tiene un estudio de arte justo en la calle de Los profetas.

“Nos pareció un personaje interesante porque es raro encontrar con una artista y que, además, sea religiosa, pues casi siempre se dedican a temas de los niños o a estudiar, por eso se nos hizo interesante la historia de esta señora. Ella vive a dos horas de Jerusalén; a pesar de la distancia, fue una experiencia muy padre porque nos dio acceso a su casa y a su comunidad”, platicó el estudiante.

Para Lan fue un reto crear el documental en seis semanas. Durante ese tiempo tenían que viajar para conocer al personaje, grabar durante tres días, encontrar el hilo conductor de la historia, pues contaban con mucho material, y debían destinar tiempo para la edición. A pesar de las tensiones que puede provocar un rodaje, él y su equipo funcionaron bien, pues además representó una oportunidad para convivir con personas de distintas creencias e ideologías y entender que todas las personas son iguales.

De acuerdo con el alumno de la IBERO, durante todo el taller hubo mentores para cada estudiante, según el papel que desempeñaban. “Fue muy interesante porque se trataba de gente que trabaja en la industria, personajes reconocidos en Israel; sin ellos hubiera sido más difícil. Gracias a ellos, la experiencia fue enriquecedora porque cada que generábamos algo nos daban retroalimentación, era un proceso en donde constantemente moldeábamos el documental a través de su ayuda”, comentó.

“Del Workshop me quedo con gente increíble, me encantó la experiencia de hacer cine, que es lo que más me gusta, con personas de todo el mundo. Fue un programa que me enseñó cómo trabajar con personas de otros países, en otro idioma, mentalidad y enfoques distintos para hacer cine. Me quedo con que todos somos iguales, que cualquier conflicto entre personas, países o sociedades está en segundo plano”, dijo el alumno de Comunicación, cuya meta es dirigir películas y documentales.

A Jonathan Lan, quien hizo su primer cortometraje a los 12 años, le gustaría dirigir películas que además de entretener también eduquen a las personas. “Quiero causar efectos positivos en la gente”, dijo.

Con los cinco documentales que se generaron en el The Jerusalem Film Workshop, se realizó un video de una hora el cual se estrenó el 1 de agosto de este año, en el 35º Festival de Cine de Jerusalén, bajo el nombre de The profets. También se proyectarán en los festivales de cine judío que se realizan en varias partes del mundo y en enero de 2019 se estrenará en México.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.