Diario Judío México - presente en el 2017

Fiesta, música, baile y un desfile de colores se vistieron de gala el domingo en la noche en el Centro Deportivo Israelita, donde como cada año inició la semana del . Sin duda estamos hablando de uno de los eventos más importantes de la comunidad judía que celebra de esta manera el inicio de la primavera.

El escenario ha sido testigo de generaciones enteras que han participado como bailarines desde pequeños y posteriormente se han convertido en coreógrafos para seguir en este proyecto que cumplió su edición XLIV.

En esta ocasión los integrantes de pasaron muchas horas de ensayos para presentar un número musical que invita a que celebremos nuestras diferencias y formemos parte de una sola comunidad.

La coreografía y la coordinación del número estuvieron a cargo de Rufino Rojas y Ronit Braverman; en días anteriores, Rufo, como se le conoce en , señaló que el baile tenía la intención de mostrar mediante movimientos corporales estéticos que todos formamos parte de la comunidad y por ello podemos contagiarnos de la alegría que se forma con la fusión de los diferentes eslabones.

 

La comunidad judía puede unir muchos matices en una sinagoga; y el pertenecer a un mismo grupo nos da la confianza de que toda va a estar bien. El tema encajaba a la perfección en la categoría de templos judíos que fue contemplada en “Eslabones” título de la presente edición del .

Ramón Salleh, mejor conocido como “Moncho” estuvo a cargo de la elección y los arreglos musicales. El colorido vestuario, que fue diseñado por Rinna Keller, es una demostración de tres diferentes comunidades judías: ashkenazi, sefaradí y árabe.

De esta manera fue posible que por vigésimo año consecutivo estuviera presente en el . El mensaje fue fuerte y claro, más allá de nuestros matices todos formamos parte de la misma comunidad porque somos judíos.

La presentación de abrió el concurso de baile que se celebra durante toda la semana; la energía desplegada en el escenario levantó a los presentes de sus lugares para brindar aplausos y porras; mientras que los bailarines formaban una gran sinagoga en el escenario, el público demostró que la edificación podía extenderse más allá de las gradas.

Espacios como el del ; demuestran que mediante la música y el baile existe un lenguaje que compartimos todos. Al finalizar el evento, Ann Margolis, directora de Vida Adulta, señaló que está muy contenta con la presentación de los integrantes y la forma en la que su número ha tomado relevancia en el programa; por lo que espera que el siguiente año sea posible admirarlos en la GRAN FINAL DEL FESTIVAL AVIV.

SIN COMENTARIOS

Leave a Reply

Artículo anteriorCómo llegó una opera en Yiddish a La Habana, (En Inglés)
Artículo siguienteBJÖRK Dará Hoy ¡Por Primera Vez! Un Concierto en la Ciudad de México

Kadima es una asociación civil que tiene como propósito principal la inclusión y participación activa de niños, jóvenes y adultos con necesidades especiales y/o discapacidad, en cinco diferentes ámbitos: familiar, educativo, laboral, comunitario y social.

Kadima es una institución líder en el área de discapacidad, cuyos objetivos se centran principalmente en defender la equidad, la igualdad de trato y oportunidades, el respeto hacia las diferencias y la libre manifestación de la diversidad.

Su misión es la de promover el crecimiento e independencia para personas de todas las edades con necesidades especiales y/o discapacidad, creando oportunidades de inclusión y participación comunitarias en un marco de dignidad y respeto que les permita alcanzar su máximo potencial, autodeterminación y autonomía personal.