Diario Judío México - El sismo de este 19 de septiembre fue un evento natural que cambió para siempre la forma en la que nos miramos unos a otros. Rostros de sorpresa y de incredulidad perduraron por varios días; primero ante la magnitud de la tragedia y después ante las muestras de apoyo de la gente.

Lo que más sorprendió fue la proactividad de las nuevas generaciones y el gran salto que dieron de las palabras a los hechos. Varias instituciones como el CIM-ORT () y fueron conscientes de que la ayuda a largo plazo era igual de importante que la inmediata.

Por eso en el marco del Kadimatón 2017 “La diversidad de las mariposas” propuso que la ayuda se extendiera para apoyar en la reparación de algunas escuelas que resultaron dañadas por el sismo.

De esta manera fue que el CIM-ORT tomó la decisión de apoyar en las reparaciones en la Escuela Primaria Federal “Profesor Ernesto Vega Murillo” así que con apoyo del Gobierno de Huixquilucan llevan tres domingos trabajando en resanar y pintar las paredes, escaleras y canchas de la escuela.

En estas tareas también estuvo presente con su grupo de autogestores: José Verbitzky, Sara Amiga, Igal Sosenke y Sofy Hamui así como personal de nuestra institución.

Así es como integrantes de reunidos con las familias de los alumnos de la trabajaron de la mano para crear “El muro de la amistad”, una pared que está decorada con las mariposas que se pintaron durante el Kadimatón.

Cabe recordar que cada mariposa representa un niño que murió durante el Holocausto: la campaña es una gran invitación a sumar esfuerzos en favor de la aceptación de la diversidad, reconocer el valor el trabajo en equipo y la importancia de no olvidar que la unión hace la fuerza.

“Pinta, vuela y transforma al mundo”

SIN COMENTARIOS

Leave a Reply

Artículo anteriorLas deudas que no pueden pagar los mexicanos…a propósito del buen fin
Artículo siguientePremio Herzl 2017

Kadima es una asociación civil que tiene como propósito principal la inclusión y participación activa de niños, jóvenes y adultos con necesidades especiales y/o discapacidad, en cinco diferentes ámbitos: familiar, educativo, laboral, comunitario y social.

Kadima es una institución líder en el área de discapacidad, cuyos objetivos se centran principalmente en defender la equidad, la igualdad de trato y oportunidades, el respeto hacia las diferencias y la libre manifestación de la diversidad.

Su misión es la de promover el crecimiento e independencia para personas de todas las edades con necesidades especiales y/o discapacidad, creando oportunidades de inclusión y participación comunitarias en un marco de dignidad y respeto que les permita alcanzar su máximo potencial, autodeterminación y autonomía personal.