Diario Judío México -

La sensibilización en las escuelas es una actividad muy importante. Más allá de la actividad que se realice, es todo lo que implica. A los niños de las escuelas les da un sentido de vida, aprenden a valorar cosas que damos por hecho en el día a día, como caminar, jugar, correr, platicar, convivir con amigos.

También se dan cuenta que hay cosas superficiales, por las cuales no vale la pena preocuparse, como tener el último celular o la ropa que está de moda.

Como todos los años, la campaña de sensibilización en los colegios de la red judeo mexicana fue todo un éxito.

Se realizaron distintas actividades: la venta de dos pares de guantes, de los cuales, un par se quedaba el niño y el otro par se donaban para la fundación “Aquí Nadie se Rinde” para niños con cáncer.

También asistimos al kinder con Lilly Turquie, una integrante de Kadima de 20 años de edad. Lilly les relató a los niños la historia de su vida, y ellos se dieron cuenta de que las personas con discapacidad pueden estar incluidas en la escuela, en el trabajo, en la sociedad, en la familia y en la comunidad.

Tuvimos un partido amistoso de basquetbol con los niños de Teletón en silla de ruedas, los chavos de Kadima y los alumnos de las escuelas.

En los colegios se realizaron partidos, tanto con primaria y como con bachillerato. La actividad fue un éxito, se seleccionaron a los niños de la escuela, se formaron los equipos y comenzó la convivencia.

Desde las tribunas todos echaban porras, ponían atención al partido y observaban felices.

Es muy importante que todos aprendamos a aceptar la diversidad, porque todos somos diferentes. Las personas con discapacidad, primero que nada, son personas y su discapacidad es una característica más, no es lo que los define.

Muchas gracias por darnos la oportunidad de entrar a su escuela y recibirnos con los brazos abiertos.

¡HAGAMOS JUNTOS KADIMA!

Ann Margolis
Dirección de Vida Adulta